Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Ecologistas en acción alerta de concentraciones «elevadas» de mercurio entre los niños de Flix

La entidad presenta su informe de banderas negras y denuncia especialmente la contaminación química de Ercros en la localidad ebrense

Actualizada 15/06/2016 a las 16:06

Ecologistas en acción ha alertado de que los niños de Flix han mostrado concentraciones «elevadas» de mercurio, metilmercurio y hexaclorobenceno desde el nacimiento hasta los 4 años «a causa de la contaminación ambiental». La oenegé lo explica al informe ‘Banderas negras’ del 2016, en el cual otorga uno de estos distintivos en la demarcación de Tarragona por la contaminación química de la empresa Ercros. La entidad da un repaso de la actividad de esta firma cerca del río Ebro y denuncia los últimos acontecimientos que lo afectan, como la detención de la cúpula de la empresa Acuamed, responsable de la descontaminación del pantano de Flix, que ha parado el proyecto de extracción de los barros contaminados que Ercros ha vertido durante años.
 
La oenegé subraya que Ercros es considerada «la instalación química más contaminante del río Ebro». Ecologistas en acción recuerda que aunque en el 2003 se consideró la empresa culpable de contaminar el medio ambiente de manera continuada, la firma empezó un procedimiento legal que duró 13 años en desacuerdo con la sentencia. Finalmente se lo ha responsabilizado de los vertidos entre los años 1988 y 1993, y se lo ha obligado a asumir un 5% del coste de descontaminación, 10 millones de euros.

La cuestión se ha complicado con la detención de la cúpula de Acuamed, que ha dejado parado el proyecto de extracción de los barros contaminados. Hasta este momento se han extraído un 6%, cuando la previsión era de entre uno 10 y un 20%. Aparte, Ecologistas en acción alerta que el agua estancada continúa dentro del recinto. También denuncia «irregularidades» durante la extracción de los barros, que empezó en el 2013, «que han podido repercutir negativamente en la salud de los trabajadores».

Otras banderas negras
Ecologistas en acción ha otorgado varias banderas negras más en Cataluña. En la circunscripción de Barcelona pone a la capital catalana por la contaminación de los cruceros, «ciudades en miniatura» que consumen «el equivalente en 12.000 coches» pero con combustible barato «que no están obligados a filtrar en la emisión».

La oenegé denuncia tanto la contaminación del agua como la del aire en el puerto. En este sentido, se remite a datos de la organización alemana Unión para la Conservación de la Naturaleza y la Biodiversidad según la cual se han medido concentraciones de partículas además de finas cerca de las terminales de cruceros hasta 100 veces más elevadas que en las ciudades.

Otra bandera negra está para el Plan Urbanístico en el Delta del río Llobregat, «cuya actividad económica se intenta reorientar» después del «fracaso» del proyecto Eurovegas. En concreto, se pretende un crecimiento urbanístico «desmesurado» a cambio de la «destrucción» de grandes hectáreas de territorio.

En opinión de la oenegé, el plan afectaría sectores como la agricultura, ya que se perderían unas 200 hectáreas agrícolas que «serían sustituidas por asfalto». También habría impactos «graves» en el conector ecológico del macizo del Garraf y del Delta, a través de la Riera dels Canyars y el sector agrícola del entorno.

En la demarcación de Gerona se otorga bandera negra en el complejo marino residencial Marina d'Empuriabrava, de 10.000 viviendas, 5.000 embarcaderos y unos 24 kilómetros de canales. El complejo, además, se encuentra en una zona húmeda, refugio de aves internacionales y de reposo para aves migratorias de rutas anuales.

Finalmente, en la demarcación de Tarragona se le otorga otra bandera negra, en este caso por mala gestión, por las prospecciones petrolíferas y la extracción de hidrocarburos. Se trata de la única provincia, según Ecologistas en acción, con plataforma petrolífera instalada al mar en la fase de producción, el área de los estudios sísmicos y de explotación de petróleo, a sólo 17 kilómetros del parque natural del Delta del Ebre.

Según la entidad, los vertidos de hidrocarburos en el mar son «recurrentes», tanto desde las plataformas petrolíferas como desde el muelle de pilones que la empresa Repsol tiene en el puerto de Tarragona donde se trasvasa el petróleo que llega, de otros lugares.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43