Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

La PDE quiere reenfocar la imagen ebrense hacia la «lucha de país» en contra del Plan Hidrológico

El movimiento antitrasvase quiere que la manifestación del próximo domingo en Barcelona sirva para reforzar la lucha en Europa ante «la ofensiva del PP»

Actualizada 07/06/2016 a las 20:52

Conscientes de que el debate mediático de las últimas semanas en torno a las Tierras del Ebro ha interferido y puede perjudicar el soporte externo hacia su causa, la Plataforma en defensa del Ebro (PDE) prepara la manifestación del próximo domingo en Barcelona con el objetivo de reenfocar la atención en la lucha contra el Plan Hidrológico del Ebro, el exiguo caudal ambiental del río y la prevista multiplicación de regadíos en la cuenca. «Un problema de viabilidad territorial» y de «país», ha remarcado el portavoz del movimiento social, Manolo Tomàs.

En un momento en el cual el gobierno español del PP en funciones y las comunidades de regantes se rearman con una campaña ante las instituciones de la UE para defender el Plan y los regadíos, atribuyendo a los opositores motivaciones políticas vinculadas al independentismo, consideran que la protesta de este 5 de junio tiene que servir para reforzar la estrategia política y jurídica inminente, con la próxima publicación del informe definitivo del Comité de Peticiones del Parlamento Europeo y la presentación de una queja ante la Comisión Europea.

La quinta manifestación que la PDE convoca a Barcelona llega en medio de un clima enrarecido a las Tierras del Ebro, donde el debate mediático sobre la retirada del monumento fascista del río Ebro en Tortosa de los últimos días y semanas ha acabado eclipsando prácticamente cualquier otro. «La imagen que sale de las Tierras del Ebro nos perjudica», ha admitido a Tomàs quien, sin embargo, considera que la entidad, respecto de ella misma, no tiene esta preocupación. «Nosotros no somos nada, somos instrumentales. Nuestra imagen está y seguirá intacta. Pero estamos preocupados que en un momento importante para el territorio, una situación que podemos enfocar con una estrategia ganadora, se convierta en un fracaso o en un callejón sin salida. Todo por un problema de imagen, ha analizado.

Por todo ello, ha reclamado cambiar el foco de atención hacia un «tema importante», un problema que puede condicionar el futuro del territorio como es el caudal ambiental y los regadíos. «Este tema lo podemos ganar y podría ser que, en el fondo, no caigamos tanto simpáticos como parece, pero seguiremos adelante», ha insistido, lamentando que se haya «mezclado» la imagen de las Tierras del Ebro con la lucha contra el Plan Hidrológico de Cuenca. Para Tomàs, el futuro del territorio «va ligado al futuro del río y del país» y, en este sentido, cree que «separar las Tierras del Ebro del país es un profundo error y una equivocación histórica».

La elección del momento para la protesta, según han insistido desde el movimiento antintransvasament, tuvo en cuenta hace unos meses atrás varios factores estratégicos para reforzar la lucha y jurídica contra el Plan Hidrológico. Especialmente, ante la previsión de que el gobierno español acabara presentando el Plan ante la Comisión Europea a finales de abril –plazo que se ha pospuesto a principios de septiembre-, pero también la recepción del informe del Comité de Peticiones del Parlamento Europeo que visitó el delta del Ebro el pasado mes de febrero y la presentación de una queja contra la ley ante la misma Comisión, prevista para la segunda mitad de este mes de junio

El PP lo relaciona con la independencia
De hecho, este apoyo en la calle para reforzar a una «masa social muy importante y transversal» los argumentos jurídicos, técnicos y políticos ante las autoridades comunitarias -«a Bruselas nos contará», ha remarcado Tomàs-, cobra ahora especial interés ante la estrategia abierta por el gobierno español del PP, junto con las comunidades de regantes estatales y del Ebro, por desplegar en Bruselas una campaña defendiendo las bondades del Plan. No sólo a partir de argumentos como que su aplicación no modificaría los ecosistemas o que los regadíos fomentarían una agricultura sostenible. «Dicen que la lucha de la Plataforma está contaminada por el tema de la independencia. Intentan decir que no es una lucha para la defensa del río y las Tierras del Ebro sino una lucha política dentro del Estado español. Y eso nosotros lo tenemos que romper y lo romperemos estando en las calles de Barcelona», ha asegurado Tomàs.

El movimiento antitrasvase cuenta con el apoyo de una setentena de entidades, entre ecologistas, culturales, cívicas, partidos políticos y sindicatos. Según el portavoz Joan Antoni Panisello, se están organizando una treintena de autocares para desplazar a los manifestantes hacia la capital catalana –de Tortosa y Amposta saldrán el domingo a las ocho de la mañana y el viaje costará quince euros. Se ha previsto la participación de bandas de música y grupos de animación. La manifestación arrancará al mediodía en la plaza Universitat: lo abrirá la pancarta 'El Ebro sin caudales es la muerte del Delta', detrás de la cual se situarán los activistas del territorio como «punta de lanza» de la marcha; seguimiento de uno otra con la frase "El agua es vida, no mercancía", con las organizaciones ambientalistas; y una tercera pancarta para los representantes políticos –todos menos el PP y C's- con la leyenda 'Respetamos las directivas ambientales europeas'. El recorrido finalizará en la plaza de la Catedral, donde se han previsto actuaciones musicales, parlamentos y la lectura del manifiesto a cargo de la actriz Mercè Martínez.

La PDE quiere aprovechar que la fecha coincide con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente para proyectar su lucha convirtiendo la protesta de Barcelona en uno de los puntos neurálgicos de la conmemoración en el Estado español. Aunque las principales organizaciones ecologistas estarán presentes en la protesta con sus pancartas propias, muchas mantendrán también los actos que tenían programados en diferentes puntos de Cataluña y del Estado para hacer visibles otras luchas. En cualquier caso, el movimiento social ebrense prevé que activistas de Aragón o de la Comunidad Valenciana se acaben sumando a los catalanes por las calles de Barcelona para convertir la jornada en una «fiesta ebrense», que permita «visualizar la lucha» en clave de país. Una «demostración de dignidad ebrense», en palabras del mismo Tomàs.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43