Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tortosa
Papereta per a votar a la consulta del monument franquista del 28-M

Papeleta para votar a la consulta del monumento franquista del 28-M

Papeleta para votar a la consulta del monumento franquista del 28-M

El monumento franquista, a consulta

Los vecinos de Tortosa deciden este sábado si optan por la retirada del monolito o prefieren mantenerlo y reinterpretarlo

Actualizada 27/05/2016 a las 11:10

Más de 28.000 vecinos de Tortosa están llamados en las urnas este sábado para decidir el futuro del monumento franquista a la batalla del Ebro. Después de años de polémicas sobre si se tenía que actuar sobre el monolito, cuatro grupos municipales del Ayuntamiento de Tortosa, CiU, PSC, ERC y Movem, han pactado convocar una consulta popular para que sea la ciudadanía quien posicione. Se dan dos opcions_ retirarlo y musealizarlo, o mantenerlo, reinterpretarlo y contextualizarlo. Pero más lejos de acabar un debate que se eterniza, la convocatoria de la consulta ha hecho que Tortosa, y el derecho a decidir de sus vecinos, genere una gran expectación en el mapa mediático catalán y español. Sólo la incógnita de la participación puede hacer decantar la balanza hacia una de las opciones.

¿"En relación en el monumento a la batalla del Ebro, que inauguró el general Franco el año 1966, que cree que el Ayuntamiento de Tortosa tiene que impulsar? Opción A: retirarlo y musealizarlo para promover la memoria histórica y la paz. Opción B: mantenerlo, reinterpretarlo y contextualizarlo para promover la memoria histórica y la paz". Este es el texto que los 28.467 tortosinos, mayores de 16 años y empadronados en la ciudad, que quieran ir a votar en una de las once suyos que harán de colegio electoral al término municipal -incluidos los pueblos- tendrán en las paperetes. La celebración de la consulta se hará en horario de nueve de la mañana en ocho de la noche. Se podrá votar en once colegios electorales del municipio, uno en cada pueblo y seis más dentro de la ciudad. Se ubicarán en los barrios de Ferreries, Remolinos, Sant Llàtzer, Templo, Grup el Temple y Centro. De acuerdo con la Ley de Consultas no refrendarias, podrán votar a todas aquellas personas empadronadas en el municipio a fecha 31 de diciembre de 2015 y que tengan 16 años cumplidos el día antes de la fecha de la consulta, 28.467 tortosinos. Es la primera consulta popular no refrendaria que se celebra en Tortosa y, por eso, las fuerzas políticas que lo han impulsado querrían que hubiera una buena participación. Aunque a priori todo hacía pensar que la ciudadanía no se movilizaría, en los últimos días las percepciones parecen otras.

En visiones más allá del Ebro, la consulta no se tendría ni que hacer y se tendría que retirar el monumento, en cumplimiento de la Ley de memoria historia. Este es la posición del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que emitió una resolución en este sentido a principios de año; del propio Parlament de Catalunya, con división de voto entre JxSí incluida, el pasado mes de marzo; y de entidades como Òmnium, l'ANC, la Comisión porla Dignidad, o medio centenar de personalidades del mundo de la cultura y las letras, o los sindicatos UGT, CCOO y USOC que han promovido manifiestos defendiendo la retirada del monolito. En cuanto a las fuerzas políticas, los partidos de izquierda: ERC, PSC y Movemos defienden la retirada pero pocos han hecho campaña. CiU ha dado libertad de voto pero el alcalde, Ferran Bel, ha anunciado que seis de los ocho concejales que tiene el grupo municipal -incluido él- votarán por el mantenimiento y reinterpretación. El PP apuesta para mantenerlo y arreglarlo y la CUP no avala la consulta y reclama su retirada inminente, además de anunciar que llevará al alcalde a los tribunales por no cumplir con la Ley de memoria histórica. Con todo, el monumento franquista está protegido como Bien de Interés del Patrimonio Cultural Catalán (BIPCC) en el Plande Ordenación Urbanística Municipal (POUM), y según el punto 2 del artículo 15 de esta misma Ley, la protección y catalogación es una excepción. Los posicionamientos internos de los vecinos de Tortosa, sin embargo, ponen sobre el debate otros argumentos: «no me molesta, hay otras prioridades», «siempre lo he visto», «forma parte del paisaje de la ciudad», «honra a todas las víctimas de la batalla», que se contraponen con «es muy feo», «enaltece el franquismo», «eso es símbolo del fascismo».

Lo que es cierto es que la memoria histórica y los sentimientos se contraponen en cualquier mesa de café donde se pone sobre la mesa qué se tiene que hacer con el monumento. Más allá de partidos políticos, los que más han hecho campaña por|para una opción o por|para la otra han sido dos entidades. Por una parte, la Comisión por la retirada de la simbología franquista que promovió el año 2010 una moción popular en el consistorio para conseguir la retirada del monumento, que no prosperó. De la otra, la reciente creada asociación Tortosinos por el monumento, que lidera un joven militante del PP, aunque integra ciudadanos de otras ideologías. Defienden el mantenimiento del monumento, rechazan que sea franquista y, aunque son contrarios a la consulta, aseguran que respetarán el resultado.

El monumento de la polèmica
Construído el año 1964 por Lluís Maria Saumells e inaugurado dos años después por el dictador Francisco Franco, concretamente un 21 de junio de 1966, el monumento se erigió dedicado 'al caudillo de la cruzada y a los 25 años de paz'. Esta inscripción, con otros elementos como el 'Víctor', se retiraron el año 1980, creyendo entonces que se habían acabado los vestigios franquistas. Protegido como Bien de Interés del Patrimonio Cultural Catalán (BIPCC) en el nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) de la ciudad, cuando gobernaba al tripartito en el consistorio, el año 2007, e incluido en el Inventario del patrimonio arquitectónico de Cataluña, las propuestas para retirarlo se han ido repitiendo a lo largo de los años. Algunas veces ha sido a través de mociones populares como la del 2010 pero también con mociones políticas, como la promovida por ICV este pasado 2014 donde se pedía una consulta popular que fue rechazada por parte del gobierno de CiU, y los concejales del PPC y PxC.

Actualmente, el monumento está integrado por dos pirámides de hierro forjado, un águila con las alas desplegadas, y el soldado encima de todo. Tiene una altura de 45 metros y está sobre la pilastra del antiguo puente de la Cinta, destruido el año 1938, en medio del río Ebro. Se mantiene la inscripción: «A los combatientes que hallaron se gloria en la batalla del Ebro».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43