Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El President es mostra satisfet amb les xifres de creixement però assegura que el seu objectiu és «créixer per consolidar posicions».

«La estrategia de diversificación no sustituye los tráficos tradicionales, los complementa»

El Presidente se muestra satisfecho con las cifras de crecimiento pero asegura que su objetivo es «crecer para consolidar posiciones».

Cedida

«La estrategia de diversificación no sustituye los tráficos tradicionales, los complementa»

La ZAL o el contradique de los Prats son dos de los grandes proyectos que el Puerto llevará a cabo y que actualmente se encuentran en fase de tramitación

Actualizada 05/12/2017 a las 11:55

—Hace unas semanas se hacía público que el Puerto de Tarragona es el tercer puerto del Estado en crecimiento y quinto en cifras generales. ¿A qué se debe?
—No es fruto de la casualidad sino del buen trabajo de todo el mundo, tanto del equipo de la Autoridad Portuaria como de la comunidad portuaria en general. Además, hay una buena gestión del día a día: tener las infraestructuras bien preparadas, pensar en qué las infraestructuras futuras sean las más adecuadas y convenientes para el Puerto de Tarragona, cuestiones de seguridad, de medio ambiente. Ahora bien, no podemos bajar la guardia. Mi fijación es crecer para consolidar posiciones. Por lo tanto, tenemos que seguir trabajando.

—Mirando cuáles son los tráficos que más crecen, se puede observar cómo lo hacen los tráficos convencionales del Puerto pero también aquellos que se incluyen dentro de la estrategia de diversificación.
—Nuestra estrategia de diversificación no significa en ningún caso olvidar los tráficos tradicionales. Realmente apostamos, trabajamos y damos apoyo a nuestros tráficos históricos. La prueba más evidente es el Muelle de la Química que ahora estamos desarrollando. El petroquímico es esencial por el Puerto, de hecho supone el 60% de los tráficos. Por lo tanto, el mensaje no es diversificar para sustituir, sino diversificar para complementar. La diversificación nos está funcionando bastante bien. Es compleja porque estás en un mundo con mucha competitividad, pero creo que el buen posicionamiento del Puerto de Tarragona junto con la calidad profesional de nuestros operadores, las buenas infraestructuras que tenemos hoy y que tenemos planificadas a corto y medio plazo nos dan muy buenas perspectivas de crecimiento.

—Hablaba ahora de infraestructuras futuras, en qué punto se encuentra la construcción de la ZAL?
—A finales de 2016 parecía que ya estaba a punto de aprobarse, pero finalmente se consideró que primero había que aprobar un plan de infraestructuras vinculado a la ZAL que garantice la accesibilidad y la movilidad futura. Este plan no era un requisito inicial cuando empezamos a tramitar la ZAL, apareció posteriormente y causó un poco por sorpresa. Ahora, sin embargo, ya lo tenemos interiorizado y estamos a máximos para poder presentarlo lo antes posible. Queremos tener la aprobación inicial del plan de infraestructuras dentro del primer semestre de 2018. Una vez hecha la aprobación inicial, se abrirá el periodo de alegaciones. Ahora bien, queremos llevar el plan trabajado y consensuado previamente con las partes afectadas, es decir el Ayuntamiento de Vila-seca y el sector petroquímico.

—Qué regula exactamente el plan?
—Garantiza la futura movilidad de la zona, las entradas y las salidas de la ZAL. Hay que tener en cuenta que en un futuro ya estará desarrollado el proyecto del CRT, que es vecino. Así pues, estamos hablando de vehículos industriales a la zona de la ZAL del Puerto y del polígono petroquímico, pero de turismos en la zona del CRT. Se tiene que trabajar para que tengan la menor coincidencia posible, que los dos tráficos sean independientes y que no se molesten con el fin de generar más seguridad.

— I con respecto al proyecto del puerto seco de Guadalajara?
—Estamos tramitándolo, pero es un proyecto que tiene mucha complejidad desde el punto de vista de la normativa urbanística. Será un espacio logístico, cerca de Madrid, donde habrá una terminal intermodal para contenedores y carga general y que se conviertiria en un almacén pulmón entre el Puerto de Tarragona y la zona centro de la península. Tenemos informes de consultoras comerciales que avalan el proyecto, pero tiene que estar en unas condiciones económicas, técnicas y jurídicas que sean de acuerdo a la normativa que tiene el Puerto de Tarragona. Nuestro objetivo es tomar la decisión dentro del primer trimestre de 2018 y determinar si lo sacamos adelante o si lo desestimamos, pero no podemos alargarlo más.

—Y la nueva terminal de cruceros?
—La terminal de transición de cruceros va vinculada al proyecto del contradique de los Prats, que es uno de los grandes proyectos, con respecto a infraestructuras, que tiene el Puerto. En este momento, el proyecto está en el Ministerio de Medio Ambiente, pendiente de varios trámites que son complejos porque hay una declaración de impacto medioambiental. Se tiene que hacer un estudio, se tienen que evaluar las posibles afectaciones a las diferentes comunidades afectadas, desde el Ayuntamiento de Vila-seca, la industria, los grupos ecologistas. Se tiene que analizar bien para encontrar una solución que sea válida por todo el mundo, una solución de equilibrio. Hay que recordar que el contradique dejará el puerto en aguas cerradas, cosa que lo convierte en una garantía medioambiental de futuro y un paso adelante por todo el territorio.

—2017 es, sin duda, un año de cifras récord por el Puerto de Tarragona en el ámbito de los cruceros. ¿Ahora que ya está cerrada la temporada, qué valoración hacen?
—Una valoración muy positiva. Personalmente estoy muy contento, más que por las cifras, que son importantes, por el desarrollo del proyecto de cruceros. La experiencia de Costa Cruceros ha sido absolutamente nueva para nuestro equipo, pero estoy muy satisfecho de como se ha respondido desde todos los ámbitos, comercial, marketing, operaciones, seguridad, etc. Era una experiencia nueva donde tienes aquella sensación de estar en un examen permanente, porque Costa Cruceros es una compañía que tiene un prestigio y un liderazgo que te exige mucho. Creo que la respuesta ha sido buena y es justamente esta capacidad la que nos permite asumir nuevos retos. Por ejemplo, el próximo año incrementaremos el número de pasajeros. Seguimos creciendo y esta es una muy buena noticia por el Puerto de Tarragona, pero también por la ciudad y por el territorio. Siempre hemos insistido en que no sólo es una cosa del Puerto, y hace falta decir que el territorio también están demostrando una implicación máxima y ganas de hacer bien las cosas. Creo que con esta actitud podemos afrontar grandes retos de futuro.

—Otro buen dato a destacar es que el Puerto de Tarragona lidera el ranking como mejor puerto del Estado para el tráfico de vehículos. ¿Qué supone este reconocimiento?
—Efectivamente, tenemos la valoración de la Asociación de Fabricantes de Vehículos y Camiones (ANFAC), donde el Puerto de Tarragona y el Puerto de Santander tenemos la máxima puntuación. El año pasado compartíamos liderazgo con el Puerto de Valencia. Valencia ha pasado a la segunda posición y Tarragona continúa al frente. ¿Y cómo se ha conseguido? Una vez más es la suma de muchas cosas, como tener unos operadores de vehículos de primer nivel, buenas infraestructuras, buenos servicios portuarios. Tenemos además el proyecto de Volkswagen, que se está consolidando. Por la información que tenemos, están satisfechos con su apuesta por Tarragona, a pesar de diferentes variables. Recordemos que este verano vivimos el conflicto con la estiba, que está pendiente de resolver. Ahora se encuentra en un proceso de diálogo y de encontrar soluciones finales, pero mi deseo es que eso no se vuelva a complicar.

—La situación política actual de Cataluña está teniendo efectos en la actividad del Puerto?
—No, no nos está afectando. Incluso el día 3 de octubre, cuando la estiba, por decisión propia, hizo el paro, el Puerto ofreció sus servicios mínimos, para productos perecederos y para mercancías peligrosas. Por lo tanto, no hubo afectación. Así pues, esta situación la estamos viviendo con normalidad, concentrados en el negocio.

—Y respecto a proyectos futuros, ha habido alguna afectación?
—No ha venido ningún operador o posible inversor diciéndome que para un proyecto que tenía previsto. Ahora bien, desconozco si en el ámbito interno alguna empresa ha podido dejar algún proyecto en stand by. Lo que sí que es cierto es que en el conjunto del sector empresarial hay una cierta visión de prudencia para ver cómo evoluciona todo. Y esta visión de prudencia puede haber comportado que ciertos planes de proyectos se hayan quedado a la espera, para tener una información objetiva y concreta sobre lo que pasará y como estaremos.

—Tampoco a nivel de volumen de tráficos, pues.
—No, tampoco ha habido. Es cierto que algún barco de agroalimentario, se ha podido desviar en otro puerto, pero eso ha pasado porque estamos a la máxima capacidad. Por lo tanto, no tiene nada que ver. No nos gusta que pase y estamos trabajando para que en un futuro no pase. Por eso estamos ampliando la capacidad de nuestras instalaciones y de nuestros almacenes.

—En qué punto se encuentra el proyecto para mejorar y modernizar agroalimentario?
—Está avanzando bastante bien, aunque no sea a la velocidad deseada. Estamos trabajando con los operadores para construir nuevas naves y aumentar la capacidad de almacenaje y también queremos ampliar los horarios de entrega de producto agroalimentario. También estamos trabajando en la creación de una plataforma tecnológica de gestión logística de los lotes de entrega de agroalimentario. Tenemos que tener presente que movemos 5 millones de toneladas de agroalimentario y tenemos identificadas 72 referencias diferentes. La suma de mucho volumen y mucha variedad siempre supone un grado de complejidad. Hasta ahora, el proceso que indica a los camioneros en qué almacén tienen que ir a buscar su carga es bastante manual. Con la plataforma tecnológica, cuando el camionero pase la barrera del puerto, sabrá en qué almacén tiene que ir a buscar su lote. Si conseguimos todo eso, mejorará nuestra eficiencia y en un futuro tendremos más capacidad de gestionar más volumen de agroalimentario.

—Uno de los handicaps ¿que tienen es el hecho de que los líquidos a granel que vienen desde Oriente Medio entran en Europa por Amsterdam, Róterdam y Amberes, qué se pueden hacer los puertos del Mediterráneo, como el de Tarragona, para ser conseguir parte de este tráfico?
—Somos expertos en productos petroquímicos, hemos crecido al cobijo del polígono petroquímico y toda la logística de su materia prima se gestiona desde el Puerto. Con este posicionamiento, ¿por qué el Puerto de la Tarragona no se puede plantear ser un puerto hub en el Mediterráneo de productos químicos? Hasta ahora, todo se gestionaba desde Amberes y Róterdam, pero las tendencias indican que sería bueno que existiera un puerto hub en el Mediterráneo que fuera complementario en los del Mar del Norte. Y aquí está donde Tarragona, con la ampliación del Muelle de la Química, nos planteamos buscar un espacio como puerto hub, garantizando y priorizando siempre nuestro polígono petroquímico.

—Y cree que Tarragona las tendrá o la competencia en el Mediterráneo es dura?
—Competencia hay siempre, es dura y es buena, porque te hace espabilar y estar atento. Si no, entras en conformismos que son peligrosos. Evidentemente hay competencia con el Puerto de Barcelona, con puertos italianos e incluso alguno griego. Ahora bien, la situación geoestratégica de Tarragona y el know how que tiene el Puerto al trabajar con el site químico tarraconense, que es el más importante del sur de Europa, lo favorece. Pero eso también va ligado con infraestructuras del ferrocarril, ancho europeo, etc. Es una oportunidad que tenemos que aprovechar.

—En un mes de finalizar el año, cuál es la previsión de cierre de este 2017?
—Seguimos manteniendo el objetivo que nos planteábamos a principios de año de superar los 33 millones de toneladas. Tuvimos un inicio de 2017 una poco flojo, pero lo hemos ido recuperando durante el año. Todo lo que sea superar los 33 millones de toneladas será un éxito. Nuestro hito es que el 33 se convierta en el suelo. Por otra parte, hay que decir que la apuesta por la diversificación funciona pero el crecimiento es lento. Son un tipo de tráfico que no mueven tantas toneladas como los líquidos. Nos fijamos como objetivo un crecimiento del 3% y los 33 millones de toneladas y queremos que sea una cifra consolidada. Al final, tenemos que mirar la evolución. Hemos sido capaces de pasar una crisis y remontar. Por lo tanto nos posicionamos en esta nueva etapa económica con unas perspectivas que garantizan el crecimiento del Puerto y también del territorio durante muchos años.

—Hablante sobre el Corredor, hace unos días se licitaban las travesías del tramo entre Sant Vicenç i Martorell.
—Son pequeñas buenas noticias que muestran que el proyecto va avanzando, aunque nos gustaría que avanzara más rápido. Ahora que tenemos la confianza en la estructura física tenemos que pensar en la gestión de la vía. Y es que podemos tener una vía de última generación pero ser ineficientes a la hora de gestionarla. Los voltajes, los tramos de vía única en el sur de Francia, sistemas diferentes de seguridad que no se reconocen los unos con los otros, problemas sindicales con los maquinistas franceses. Hay toda una serie de problemas vía arriba que hay que resolver.

—Estas problemáticas quizás se tienen poco presentes.
—La operativa de la vía es muy importante. Y se tiene que pensar que habrá un contexto de liberalización donde operarán el sector público y el privado. Por lo tanto si un tren tendría que hacer el trayecto Tarragona – Lyon en 24 horas pero al final llega al cabo de cuatro días, los clientes no querrán este medio de transporte y al final colocarán su mercancía en un camión. En un principio valdrá más dinero pero el retraso del tren también cuesta mucho dinero. Además, los operadores privados no serán competitivos y no tendrán interés al invertir en este negocio. El Puerto de Barcelona, que tiene ancho europeo desde diciembre de 2010, pone en alerta esta problemática en las largas distancias. Y nosotros nos solidarizamos y nos hacemos eco porque no lo queremos sufrir.

—Por último, con respecto a las actuaciones Puerto-ciudad, destaca la remodelación de la fachada marítima con la construcción de la pasarela y la renovación del paseo marítimo. ¿En qué estado se encuentra?
—Con respecto a la pasarela, el plazo de finalización está marcado por el primer trimestre del 2018. La idea es que hasta finales de año se acaben de colocar los tramos que faltan y de cara al primer trimestre de 2018 se haga toda la instalación, barandilla, iluminación, medidas de seguridad, acceso, ascensores.

—Y con respecto a la paseo marítimo, cuál es el calendario?
—El proyecto del Paseo Marítimo se acaba de publicar en el BOE. Por lo tanto, ya se ha puesto en marcha el reloj de la presentación de ofertas, la resolución y la adjudicación. Al fin y al cabo, ya iremos a principios del próximo año. Me gustaría ir con otras velocidades, pero son temas complicados, que hemos gestionado con el Ayuntamiento quien nos ha ofrecido su apoyo para agilizar los trámites administrativos que siempre son complejas. Me habría gustado llegar al verano de 2018 con todo hecho, pero no podrá ser así. Tendremos que pedir disculpas a los ciudadanos por las molestias que todo eso podrá ocasionar y de cara al otoño ya estará acabado. La espera valdrá la pena, porque será un nuevo paso histórico en la ciudad, que ahora será más accesible al mar. ¿Ahora bien, este es el proyecto de futuro de la fachada marítima? No. Pero la ciudad podrá disfrutar de esta infraestructura mientras no llegue un proyecto más ambicioso y potente, que posiblemente incluya o soterrar o desviar las vías del tren y que lo más seguro es que valga mucho dinero. Nosotros financiamos la remodelación encantados porque toda la zona de puerto ciudad se beneficia y además se romperá la sensación de barrera que se tiene al llegar al Balcón.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Comenta el contenido
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43