Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Anna Llupià García: Médico y presidenta de la Associació Signar en Família
Anna Llupià (a l'esquerra), en un taller de Signar en Família.

«Con la lengua de signos los bebés pueden decirnos que les duele la oreja»

Anna Llupià (a la izquierda), en un taller de Signar en Família.

Ester Vivas

«Con la lengua de signos los bebés pueden decirnos que les duele la oreja»

El próximo sábado la Associació Signar en Família ofrecerá un taller de lengua de signos para bebés en el Espacio Elysian de Tarragona

Actualizada 14/11/2017 a las 20:47

—¿Qué es Signar en Família?
—Somos una asociación que pretendemos difundir el uso de la lengua de signos catalana entre familias oyentes, para que se comuniquen con sus bebés antes de que los pequeños empiecen a hablar.

—¿Qué características tiene la lengua de signos para bebés?
—La lengua de signos es la lengua que utiliza la comunidad sorda para comunicarse, y la lengua de signos para bebés selecciona un vocabulario de interés para bebés, para que puedan decir cosas cuándo todavía no les es posible hablar. En este sentido, creo que hay que poner de manifiesto que la lengua de signos para bebés es el gran regalo que la comunidad sorda hace a la comunidad oyente. Una cosa que para ellos es parte de su realidad, para nosotros es un presente que llena de alegría los primeros años de crianza. Con la lengua de signos los bebés dicen cosas en el ámbito de las necesidades, pero sobre todo hacen observaciones, destacan aquello que les gusta más y quieren comunicar a sus cuidadores o padres.

—¿Quien puede hacer uso, de esta lengua de signos?
—Todo el mundo que tenga hijos, en principio menores de dos años. Aunque no pueden hablar, los niños sí que piensan, son capaces de decirte que los duele la oreja, que la pelota está debajo del sofá o que prefieren los pantalones verdes y no los rojos. También es útil para algunos niños con dificultades para fonar: les puede servir de apoyo , conjuntamente con lo demás, hasta que llegue el habla. Es importante destacar el hecho de que, los niños, antes de empezar a hablar, ya piensan muchas cosas y son capaces de comunicarlas.

—¿Utilizar la lengua de signos puede causar un retraso del habla?
—No. Hay estudios científicos que han estudiado grupos de niños que firmaban y grupos que no lo hacían, y el habla empezaba más o menos en el mismo momento. Por otra parte, los niños que firman descubren que la comunicación es mágica, que tiene un poder evocador: si, por ejemplo, estableces un signo para un jugete que le gusta mucho, en otro momento le puedes hablar de aquel jugete haciendo su signo. Firmando los bebés descubren que pueden pedir agua y el agua aparece, que la comunicación puede ser bidireccional. Pero en cuanto pueden empezar a hablar, los niños hablan. Primero, porque es muy útil y muy rápido; en segundo lugar, porque nos imitan. Y finalmente porque ven que oírlos hablar nos complace mucho, y nuestros hijos quieren complacernos.

—¿Cuáles son los principales beneficios, para los bebés, de la lengua de signos?
—La lengua de signos para bebés es algo que se puso de moda en los años ochenta y noventa. En aquel tiempo se hicieron estudios y se detectaron los beneficios. Pero como asociación, no son estas cosas las que destacamos, sino que las familias escuchan a los niños, y pasan a incluirlos en las conversaciones y en las decisiones. En definitiva, los reconocen como personas pensantes antes. Básicamente es una herramienta de comunicación que da una gran satisfacción a las familias.

—¿Qué implantación tiene el lenguaje de signos para bebés en nuestra casa?
—Nosotros empezamos hace unos cinco años, y todo parecía muy extraño. Ahora ya no es así, cuando hacemos talleres los llenamos, incluso hay personas que lo descubren sin asistir a ninguna clase. Nosotros hemos hecho talleres para docentes y hay jardines de infancia que la utilitzan.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43