Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Captura de pantalla de la declaració de la mare de Ramon Franch en el judici que se celebra a l'Audiència de Tarragona. Imatge del 14 de novembre del 2017

Audiencia de Tarragona, juicio, testigo|testimonio, desaparición, Ramon Franch, madre, Carme Gallart, declaración

Captura de pantalla de la declaració de la mare de Ramon Franch en el judici que se celebra a l'Audiència de Tarragona. Imatge del 14 de novembre del 2017

La madre de Franch dice que fue con él durante buena parte de la mañana el día que desapareció Carme Gallart

La mujer asegura que lo acompañó a Ematsa y, después, estuvieron hablando un largo rato sobre los problemas de pareja

Actualizada 14/11/2017 a las 13:40

La madre de Ramon Franch ha declarado este martes en el juicio que se celebra en la Audiencia de Tarragona que el 18 de junio del 2015, el día de de la desaparición de Carme Gallart, fue con su hijo durante buena parte de la mañana. Visiblemente emocionada, la mujer ha afirmado que su hijo le pidió que se vieran para hablar de su crisis matrimonial y ella, que se disponía a ir de compras en unos grandes almacenes de la ciudad, accedió. Según la madre del acusado, ella salió de Reus en autobús, llegó a Tarragona sobre las diez de la mañana y estuvieron juntos hasta la una y media de la tarde. Primero, según ha relatado, acompañó su hijo a hacer unas gestiones a Ematsa, la empresa de aguas, y posteriormente estuvieron charlando en un bar de la zona de avenida Catalunya. Respondiendo a las preguntas del fiscal, la mujer se ha mostrado convencida de que estos hechos se produjeron el 18 de junio y no otro día porque prefiere ir a comprar los jueves y por la proximidad de la verbena de Sant Joan y de su cumpleaños. También ha afirmado que, en un primer momento, su hijo le había pedido desde la prisión que no hablara de este encuentro porque los mossos y «un gentío» le harían preguntas y ya tendría ocasión de explicarlo «otro día».

La madre del acusado ha relatado este martes una posible coartada de su hijo sobre el día de de la desaparición de la víctima, Carme Gallart. Según la mujer, el 18 de junio del 2015 ella se disponía ir de compras en unos grandes almacenes de Tarragona por la proximidad de Sant Joan y el día de su cumpleaños, el 29 de junio. «Me llamó que quería subir para hablar conmigo a Reus, porque se ve que tenía un poco de conflicto con la Mila -su mujer- y ya le dije que bajaba yo», relatado a preguntas del abogado de la defensa.

La mujer ha detallado que fue de Reus a Tarragona en autobús y que llegó a la ciudad sobre las 10 de la mañana. Su hijo, ha añadido, la recogió en la parada y lo acompañó a hacer unos trámites a la empresa de aguas. Posteriormente, Franch le propuso que fueran a «un lugar tranquilo para hablar». Así pues, aparcaron el vehículo en el aparcamiento de la avenida Catalunya, según la madre, y fueron a una cafetería próxima.

Durante la conversación, Ramon Franch le estuvo explicando que estaba «en un trámite de casi separación» con su mujer. Ella le aconsejó que no se precipitaran y que acudieran «a un psicólogo» para que los ayudara. En un momento dado, Franch «se dio cuenta de que se había dejado el móvil al coche, lo fue a buscar y subió enseguida», según ha admitido la madre.

Según la mujer, el tiempo «pasa muy rápido» y calcula que se estuvieron hablando, también de su padre enfermo, hasta la una y media de la tarde, cuando ella se fue de compras. Muy emocionada y entre lágrimas, la madre del acusado ha defendido este miércoles, a preguntas del fiscal, que está convencida de que el encuentro se produjo el 18 de junio del 2015 y no otro día porque «era una fecha señalada». Según ha insistido, lo era por la proximidad de la verbena y de su cumpleaños, y porque prefiere ir a comprar los jueves y no los otros días de la semana.

Cuando el fiscal le ha preguntado cuándo recordó este encuentro con su hijo -dado que hasta ahora no se tenía constancia ni nadie había hecho referencia-, la madre ha afirmado que lo recordó «enseguida», pero que su hijo le pidió desde la prisión que no lo dijera porque los mossos y mucha gente «le harían preguntas» y ya tendría ocasión de explicarlo «otro día». En varios momentos de la declaración, la mujer se ha quejado de que no entendía las preguntas del ministerio y público y ha verbalizado que lo está pasando muy mal.

Hay que recordar que, según los Mossos D'Esquadra, las antenas de telefonía móvil ubicaron Franch el 18 de junio del 2015 a los Pallareses a las 10:38 horas de la mañana, lo cual sería incompatible con la versión que ha ofrecido su madre, según la cual estaban juntos en Tarragona. Según los investigadores, desde entonces, el terminal del acusado no volvió a dar señal hasta las dos de la tarde, al parking de la Bajada del Toro, donde también se activó el teléfono de la mujer desaparecida.

Por su parte, la mujer del acusado declaró en este mismo juicio que, el día de los hechos, salieron de casa juntos a primera hora con su Audi A1 e hicieron algunas gestiones fuera de la oficina. Posteriormente, dijo que él se fue a hacer más «gestiones suyas», según creía recordar a Ematsa, y que ella se había ido andando hasta la inmobiliaria. Según relató, él llegó a casa para comer pasadas las tres de la tarde.

Durante la sesión de este miércoles, la hermana de Franch también ha explicado que el acusado y su mujer tenían que ir con ellos a Benasque a pasar el fin de semana del día 20 y 21, pero su hermano le comunicó por teléfono que no irían porque se había enfadado con la pareja. El día 20 sería cuando, presuntamente, Franch habría conducido con un vehículo prestado hasta una zona oscense para deshacerse del cadáver de Gallart, que habría ocultado dentro del maletero. Su hermano, por su parte, ha recordado la afición de Ramon Franch por|para las motos y lo ha definido como una «buena persona, dispuesta a ayudar» y, a ellos, como «una familia normal».

Este miércoles también ha comparecido la farmacéutica de los Pallaresos, quienes ha relatado que vio a Carme Gallart dos días antes de su desaparición. Según ha declarado, la mujer estaba «un poco ansiosa» y se medicaba por depresión, y manifestaba que «estaba pendiente de una resolución que tenía que tener y que eso no le dejaba decidir sobre su futuro». La última vez que la vio, Gallart le dijo que le debían mucho dinero porque lo habían estafado y que confiaba en que el problema «se tenía que solucionar ya».

Precisamente, según la fiscalía, los mossos y la acusación particular, Franch urdió un plan para matar a la mujer para evitar la celebración de un juicio en que se enfrentaba a seis años de prisión y al pago de 1,5 MEUR por un delito de estafa contra la mujer desaparecida a los Pallareses. Ramon Franch se enfrenta apenas de 15 años de prisión por homicidio y de 20 años por asesinato, según la fiscalía y la acusación particular, respectivamente. La defensa, en cambio, mantiene que es inocente.

La vista continuará este miércoles con la declaración de varios peritos, entre ellos agentes de los Mossos D'Esquadra que analizaron los movimientos de Franch a partir de las antenas de telefonía móvil. El acusado está previsto que declare el jueves ante el jurado popular, una vez se hayan practicado todas las pruebas testimoniales y periciales.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43