Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Una família d'Astúries van ser dels darrers clients que van deixar l'hotel el darrer dia d'Husa.

Una familia de Asturias fueron de los últimos clientes que dejaron el hotel el último día de Husa.

Los últimos clientes del Husa Imperial Tarraco cierran la puerta del hotel

El establecimiento del paseo de las Palmeras será sometido a una profunda reforma y podría reabrir a finales del 2018

Actualizada 21/05/2017 a las 20:35

El hotel Husa Imperial Tarraco cerró ayer, domingo, sus puertas de manera definitiva. Los últimos clientes dejaron el establecimiento para devolver en sus puntos de destinos, como María Dolores, miembro de una familia asturiana que vino a Tarragona con motivo de una celebración. «Acabamos de comer y creo que somos de los últimos al salir», dijo, conocedora de la noticia del cierre. «El trato que hemos recibido ha estado muy bueno, el hotel es cómodo pero está un poco estropeado y anticuado, y esperamos que lo reformen y vuelva a abrir porque tiene unas vistas magníficas».

Los dos primeros días de esta semana, los trabajadores harán tareas de embalaje de material, antes de abandonar de manera definitiva el establecimiento donde han tenido su trabajo los últimos años. La previsión es que el edificio reabra como establecimiento hotelero a finales del 2018, según ha trascendido a pesar de la opacidad con que el nuevo propietario, Alta Diamond Projects, ha llevado las negociaciones. Fuentes de los trabajadores, resignadas, manifestaron ayer que «aunque nos quedamos en paro, el acuerdo en qué me llegado es bastante aceptable».

En una futura fecha, el edificio será sometido a una profunda remodelación para adecuarlo a las necesidades y exigencias del cliente actual. Uno de los comentarios más coincidentes entre los usuarios es que el hotel, un cuatro estrellas, ha quedado un poco desfasado. El periodo de obras necesario para poner el hotel al día se ama de unos dieciocho meses.

El hotel tarraconense disponia de seis plantas y 170 habitaciones. La construcción del edificio del paseo de las Palmeras fecha de 1963. La última actuación que se hizo, consistente en una remodelación parcial, tuvo lugar en el 2007. Desde hace años, han sido diversas las dificultades que ha atravesado el hotel y la cadena Husa.

Los últimos al marcharse
El británico Albert volvió al hotel vestido de deporte, sudado, después de correr por las calles de la ciudad. «He sido una noche y el hotel me ha parecido bien». Quien ya salían con las maletas eran Elisa y Marta, de Barcelona. «Nos regalaron un pack turístico y escogimos este hotel y visitar Tarragona». «Lo hemos encontrado un poco antiguo, pero limpio, y el trato recibido ha sido correcto», dijeron. También de Barcelona es Cristina, quien sabía que el Husa Imperial Tarraco cerraba sus puertas al público. «Lo que nos hemos encontrado ha sido menos de lo que correspondería a un cuatro estrellas», comentó, para añadir que «hemos venido por Tarraco Viva y nos lo hemos pasado muy bien». Y el murciano Manuel aseguró que «este hotel es mejorable», y valoró «las vistas del mar que hay desde la habitación».

Deudas millonarias
El Imperial Tarraco ha sido vendido por ocho millones de euros, una cuantía que servirá al grupo de Joan Gaspart para enjugar parte de las deudas que tiene a causa de la gestión de los últimos años. En el 2015, el grupo hotelero Husa debía 153,3 millones de euros a varios acreedores, entre los cuales destacaban Banc Sabadell, La Caixa, el Instituto Català de Finances (ICF) y Banco Popular. Desde hace tiempo, Gaspart intentaba sacarse del encima del Imperial Tarraco, cosa que finalmente ha conseguido por la compra del edificio por parte de Alta Diamond Projects. Lo que todavía no ha trascendido es el nombre de la cadena que se hará cargo de la gestión del establecimiento del paseo de las Palmeras, aunque, a título de rumor, ha salido algún nombre.

Husa inició su política de desprenderse de los hoteles de la cadena ya hace años. Sin ir más lejos, este 2017 ya han conseguido salir de la cadena el Husa Tuca (Vielha), el Husa Orri (Tredòs) y el Husa Imperial Tarraco.

El negocio del Grupo Husa arrastra una profunda crisis desde inicios de este siglo. El 2011 fue un año especialmente duro, ya que se vendió el Hotel Palace Barcelona, el más emblemático de la familia Gaspart, a unos inversores británicos por el precio de 68 millones de euros. En esta ocasión, sin embargo, el Grupo Husa se quedó con la gestión.

Para aquellas fechas, la empresa dirigida por Joan Gaspart también puso en venta el antiguo Ritz, de Barcelona, el Husa President Park, localizado en Bruselas y el Husa Imperial Tarraco, todos establecimientos de cuatro estrellas.
La cadena Husa llegó a tener 120 hoteles, repartidos por España, Alemania, Turquía, Argentina, Bélgica, Marruecos y Andorra.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43