Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Vicenç Cañón fa classes de teatre a diverses escoles de Tarragona

Teatro escolar que hace pensar

Vicenç Cañón fa classes de teatre a diverses escoles de Tarragona

Teatro escolar que hace pensar

El actor, director y autor de teatro Vicenç Cañón ha publicado el libro 'Teatro escolar: trabajando valores’
  • C. Serret

Actualizada 24/04/2017 a las 09:34

Érase una vez un pueblo donde vivían en armonia personas de todas las razas y religiones hasta que unos forasteros cargados de ideas ‘modernas’ hicieron traquetear la buena sintonía entre sus habitantes. También había un reino donde gobernaba a un rey tan malvado, que, cuándo supo que su sucesor sería el hijo del consejero, lo envió a buscar los tres pelos de oro de los cuernos del Diablo. Y todavía más, cuentan que había una familia que pasaba tantas horas mirando la tele que, un buen día, todos sus miembros se levantaron con la cabeza cuadrada. Todos, menos la hija pequeña, que prefería jugar o pintar.

Estos son los argumentos de las obras de teatro Un pueblo llamado Tolerancia ; Los tres pelos de oro de la cabeza del Diablo ; y ¡Madre mía... ¡qué cabezas! , escritas por el actor, director teatral y profesor de teatro en las escuelas Vicenç Cañón. Las tres están recogidas en su libro Teatro escolar: trabajando valores , y están pensadas para ser interpretadas por grupos mayores, de unos 20-25 actores, tantos como alumnos pueda haber en una clase. Pero el rasgo más destacado de las historias escritas por Cañón es que todas giran en torno a valores como la tolerancia, el respeto, la solidaridad, la bondad o la justicia, con la voluntad de que el trabajo actoral permita, al mismo tiempo, reflexionar sobre los grandes valores de nuestra sociedad. «El teatro es una gran herramienta de transmisión de valores. Mi misión no es hacer grandes actores, sino dar a los niños y niñas herramientas para que puedan ser mejores personas, o sepan buscar dentro sede estas herramientas», explica el autor.

Cañón, que tiene una larga experiencia como en monitor de teatro en el ámbito escolar, apunta que, esta disciplina artística, es también una buena vía para enriquecer a la persona: «no hace falta que en el futuro los niños acaben siendo actores, pero con el teatro pueden jugar a ser otras personas, ponerse en el papel de los adultos y, sobre todo, aprender a trabajar en equipo. Yo siempre les digo que una obra de teatro es como un coche, y si falla una pieza, porque alguien no se sabe el papel, el coche no funciona».

Teatro escolar: trabajando valores está dirigido a maestros y monitores de teatro. Su autor lo escribió porque se encontraba que muchos amigos y conocidos del ámbito teatral escolar de todo el Estado español le pedían que los enviara ahora una obra, ahora otra. Al final, pensó que la mejor manera de transmitir su experiencia sería a través de este manual. Por eso cada obra va precedida de todas las indicaciones de vestuario, entradas y salidas, escenografía y personajes. También, pensando que las piezas serán trabajadas y representadas en escuelas, Cañón ha planteado papeles para todos los niños y niñas, de manera que no haya un protagonista absoluto y un grupo de actores se limiten a llenar el escenario. «En eso soy mucho pesadito» –admite Cañón. «Siempre busco que uno no diga veinte frases y el otro una, como me pasaba a mí cuando era pequeño, que el más guapo o listo era el protagonista absoluto y los otros, a veces, ni salíamos. Aunque a un niño le cueste, o lo haga mal, lo tiene que intentar. Y muchas veces los niños te sorprenden, porque uno que en casa es muy pallasete llega allí y no destaca, y otro que parece muy tímido, lo hace muy bien».

En este punto, el profesor de teatro admite que a menudo hay que tener vista para repartir los papeles, porque con las clases de teatro no sólo se hace trabajo teatral, sino que una parte muy importante del trabajo se desarrolla durante los ensayos, que son el lugar indicado para trabajar aspectos como la autoestima o el respeto entre los compañeros.

La culminación, sin embargo, es el estreno de la obra. «Soy un gran partidario de hacer la representación, porque todos los ejercicios que trabajas al final tienen su resultado en el escenario, aparte que es» un ‘xute’ de autoestima enorme,«una experiencia que los niños no olvidarán nunca en la vida», explica Vicente Cañón, que también apunta que el hecho que el teatro haya entrado en las aulas en horario lectivo es «un regalo en las escuelas que tenemos en la ciudad de Tarragona y que pasa en muy pocos sitios».

El libro Teatro escolar: trabajando valores, se puede comprar en la librería La Capona de Tarragona.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43