Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

La Platja Llarga plena d'usuaris durant l'estiu en una fotografia d'arxiu.

La Platja Llarga llena de usuarios durante el verano en una fotografía de archivo.

La Llarga es declarada espacio protegido pero se podrán alquilar embarcaciones a motor

La Plataforma Salvem la Platja Llarga ha criticado severamente este servicio, que también estará disponible en La Móra y en Tamarit
  • Carlos Domènech Goñi

Actualizada 11/04/2017 a las 20:46

La playa Llarga de Tarragona tendrá, este año, una nueva zona de alquiler de embarcaciones en motor de 50m². Este servicio, que todavía no se sabe donde se ubicará exactamente, llega justo cuando el Ayuntamiento decide eliminar dos chiringuitos para «preservar el rol histórico de playa natural de este espacio, como la protección de las zonas dunares,» según expresaba el concejal de Dominio Público del consistorio, Josep Acero. La decisión ha sido duramente criticada por la Plataforma Salvem la Platja Llarga. Según aseguraba su portavoz, Noemí Martín, «si la Llarga se quiere proteger y declarar playa virgen, no tiene sentido poner a disposición de los usuarios el alquiler de embarcaciones en motor». Según explicaba a este medio la portavoz de la Plataforma, los riesgos para la preservación del espacio espacio son muchos con la llegada de este servicio. «Ya no serán aguas tan tranquilas. El anclage de las embarcaciones afectará al fondo marino y la presencia de los vehículos acuáticos modificará el paisaje y la fachada marítima», puntualizaba.

Martín expresaba que «a la gente que viene en la Platja Llarga no le gustan los cambios, le gusta la playa tal como está». En este sentido, subrayaba que «a la larga siempre hay gente paseando, haciendo actividades deportivas en la arena o nadando en sus aguas. No hace falta que haya alquiler de embarcaciones a motor». «Será un auténtico desastre», sentenciaba la portavoz. Por otra parte, Martín también criticaba la desaparición de los dos chiringuitos, ubicados en la zona central y a la zona más próxima a Cala Romana. Según decía, «es una pena que las saquen porque eran una muestra de economía local». Para la portavoz, tampoco se entiende la eliminación de los espectáculos con música en vivo o de los vermouths electrónicos. Están jugando con el pan de la gente, y eso no puede ser. La música es arte», subrayaba Martín.

La Plataforma todavía no sabe cuáles serán las reivindicaciones al respecto, pero la portavoz ya adelantaba que «esta decisión tendrá repercusiones». Según decía, «los actos para reclamar que la Ciudad Residencial sea una zona deportiva acogerán también esta demanda», pero puntualizaba que «si hace falta haremos actos en la playa con los dueños de los chiringuitos y los usuarios para que retiren este alquiler de embarcaciones».

Por su parte, uno de los encargados de El Caloret, el único chiringuito que habrá este verano en la Playa Larga, subrayaba que «no tiene sentido que haya este servicio de embarcaciones a motor cuando nos han quitado los chiringuitos». Además, volvía a criticar la decisión respecto de las actuaciones musicales: «Los vecinos estaban encantados con nosotros. Ahora sólo podremos hacerlo en tres fechas, cuanto antes teníamos 12 a escoger».

ERC quiere más música
Por otra parte, la decisión de reducir la música en los chiringuitos de la playa tampoco ha sentat bien a uno de los grupos municipales con representación al Pleno. El portavoz de ERC-MES-MDC, Pau Ricomà, subrayaba que «la política del equipo de gobierno en relación a la música en directo es lamentable». Ricomà añadía que «tenemos un tejido musical potente que se encuentra constantemente con impedimentos injustificados que salen del propio consistorio». Desde el partido expresaban que «lamentamos la actitud del equipo de gobierno a la hora de afrontar la programación musical a los locales de playa ya que limita el ejercicio profesional de muchos músicos de la ciudad». Ricomà aseguraba que «el equipo de gobierno no apuesta por la cultura como eje de ciudad» y añadía que «no paramos de encadenar noticias negativas que evidencian la falta de estrategia cultural de quien nos gobierna».

Por estos motivos, los republicanos piden al equipo de gobierno que «se replantee la normativa que tiene que regular los conciertos ya que encontramos insuficiente que tan sólo se puedan programar actuaciones en fiestas mayores y Sant Joan». Ricomà reivindicaba que «en una ciudad de costa como la nuestra no se entiende que no se pueda disfrutar de música en vivo delante del mar». «No podemos limitar los chiringuitos a poner sólo música ambiental cuando hay músicos dispuestos a dar conciertos de pequeño formato en directo», sentenciaba. Además, argumentaba que «los chiringuitos son espacios donde las actuaciones musicales con decibelios razonables no tienen porque entrar en conflicto con el descanso de los vecinos». «Entendemos que se tiene que regular, pero hay que hacerlo con coherencia. Hay que adoptar normativas que puedan conciliar los derechos de todo el mundo», concluía.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43