Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El Mn. Víctor Mosquera a l'interior de la Catedral de Tarragona.

El Mn. Víctor Mosquera en el interior de la Catedral de Tarragona.

«El compromiso de por vida asusta, pero hay mucha gente a tu alrededor que te apoya»

El cura tarraconense Víctor Mosquera es el más joven de la Diócesis y fue ordenado el 20 de noviembre del año pasado en la Catedral
  • Carlos Domènech Goñi

Actualizada 07/04/2017 a las 08:23

— ¿Cuándo se planteó entrar en el Seminario?
— Pues ahora hace seis años, cuando yo tenía 31.

— ¿A qué se dedicaba hasta entonces?
— Estudié lo que antes se denominaba Formación Profesional. Era Proyectista de Obra Civil y Estructuras.

— ¿Y cómo acabó entrando en el Seminario?
— No fue por un motivo concreto, fueron toda una serie de cosas que me fueron pasando a lo largo de la vida. Al principio no le pones nombre a eso que sientes, pero poco a poco te remueve por dentro.

— ¿Qué sentía?
— La sensación es parecida a la que tienes cuando te enamoras de alguien, pero en este caso, sin ninguna chica por|para el medio. Tenía cada vez más ganas de rogar.

— ¿Se había enamorado antes?
— Sí, años antes de entrar en el Seminario había tenido una relación.

— ¿Qué dijo la familia cuando tomó la decisión de entrar al Seminario?
— Me apoyaron en todo momento, y mis amigos también. Todo el mundo me dijo: «Si eso es lo que te gusta y has decidido, adelante».

— ¿Su familia es católica?
— Sí, pero no fundamentalista. Es muy respetuosa. Si yo hubiera decidido dejar de ir a misa cuando era más joven, no me habrían dicho nada.

— ¿Siempre ha sido vinculado a la Iglesia?
— Sí. Primero con la catequesis, después con la confirmación, y más tarde con la parroquia de Sant Pere i Sant Pau y el grupo de jóvenes.

— ¿Asusta tener un compromiso de por vida?
— Asusta, pero sabes que no estás solo. Todo el mundo te apoya: los hermanos presbíteros, la familia, los amigos... Y evidentemente, también pensaba: «Nuestro Señor también me ayudará».

— No se puede negar a que su caso es singular. Cada vez hay menos mosenes.
— Sí, es complicado. Las parroquias cada vez están más vacías de jóvenes, eso es una realidad, pero pienso que no es imposible darle la vuelta a la situación.

— ¿Qué cree que se tiene que hacer?
— Trabajar para acercar a los jóvenes con el ejemplo y la plegaria. Intentar seducirles espiritualmente hablante, porque los valores de la Iglesia siguen siendo válidos. Los profetas, por ejemplo, ya daban caña a los corruptos hace 3.000 años.

— ¿Qué preocupa más, la falta de vocación sacerdotal o la crisis de fieles?
— Las dos, al cincuenta por ciento. La feligresía se está envejeciendo y no somos capaces de llegar a todos los jóvenes. Las comunidades cada vez serán más pequeñas, pero nos tenemos que adaptar y trabajar para intentar cambiarlo.

— ¿Qué le diría a la gente para que volviera a la Iglesia?
— Que se saquen el miedo al qué dirán y que vengan con el corazón abierto y la mano tendida para aportar todo lo que tienen dentro. Todo el mundo tiene cosas buenas para ofrecer.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43