Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
Una muestra de la suciedad.

Hartones de Ruido denuncia la suciedad del primer día de fiesta de Santa Tecla

Restos de una noche de fiesta en la Part Alta.

Cedida

El Síndic de Greuges pide «equilibrar» las fiestas en la Part Alta

Rafael Ribó recuerda que la ciudad es la única capital catalana que no dispone de un mapa acústico

Actualizada 16/03/2017 a las 20:09

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, pide «equilibrar» las actividades festivas y culturales y el derecho a la convivencia de los vecinos de la Part Alta de Tarragona. Ribó se ha referido este jueves coincidiendo con la presentación de un informe en que pide priorizar el derecho al descanso y la racionalización de la utilización del espacio público y las actividades molestas. Aprovechando su estancia a la ciudad, el Síndic ha emplazado al consistorio a terminar el mapa de actividad acústica, dado que es «la única capital de Cataluña» que todavía no dispone. Ribó también ha explicado que, a raíz de las quejas que le han hecho llegar desde la plataforma ‘Farts de Soroll’, ha requerido más información al Ayuntamiento sobre la emisión de ruidos, su control y la frecuencia de actividades en el casco antiguo.

Ribó ha recordado que la institución recibió el año pasado una primera queja del colectivo acompañada de un centenar de firmas, a raíz de la cual realizó varias recomendaciones al Ayuntamiento. Sin embargo, según el Síndic la respuesta del consistorio no fue «lo bastante satisfactoria». A raíz de una segunda queja recibida el mes pasado, esta vez con más de un millar de apoyos, se ha hecho un nuevo requerimiento de información más exhaustivo.

Ribó ha indicado que han pedido al Ayuntamiento que detalle cuál es el grado de emisión de ruidos, el número de actividades, la frecuencia con que se llevan a cabo, cuál es su afectación al descanso vecinal, qué control ha previsto y qué actuaciones lleva a cabo la Guardia Urbana, entre otros. «Queremos equilibrar que haya actividades como la Semana Santa o los castellers, con el derecho a la convivencia de las personas. No puede ser que por turismo, por actividades desmesuradas o por exagerar celebraciones se afecte a un derecho básico», ha subrayado.

El Síndic ha recordado que la Ley 11/2009 prevé que se puedan autorizar un máximo de doce espectáculos públicos o de actividades recreativas extraordinarias al año. El problema radica en la interpretación que los consistorios hacen de la normativa, según el Síndic. Así, Ribó ha apuntado que cuando algunos ayuntamientos entienden que doce festivales pueden durar una semana o diez días cada uno de ellos, «están haciendo trampa y afectan al derecho de las personas».

En este sentido, el Síndic ha explicado que, si se cumple la legislación, se informa con antelación de los espectáculos, se controla el horario y se procura que los actos no se hagan cerca «de gente que intente descansar», se tienen que permitir. «Lo que no puede ser es que con la excusa de las doce actividades singulares haya juerga todo el año», ha remarcado.

Ribó ha presentado este jueves el informe ‘El derecho a la convivencia’, en el cual sitúa a los vecinos y los peatones como eje central de las políticas de regulación del espacio público. En su estudio, el Síndic de Greuges aborda las problemáticas derivadas de la contaminación acústica, la movilidad en bicicletas y vehículos de movilidad personales -patinetes o ‘segways'-, el ocio nocturno, el turismo, las obras públicas o el comercio irregular.

El informe se centra en uno de sus puntos en las molestias derivadas de la organización de actos con motivo de fiestas mayores o actividades extraordinarias. El Síndic sugiere que hace falta encontrar un equilibrio para contabilizar la calidad del espacio público como medio acústicamente no contaminado y el derecho al descanso de los vecinos con la realización de la actividad económica y artística.

Con respecto a la presencia de terrazas de bares y restaurantes, una de las quejas del colectivo ‘Farts de Soroll’ para la Part Alta de Tarragona, el Síndic denuncia que, a menudo, estas instalaciones ocupan espacios «desmesurados» en la vía pública y que tienen unos horarios que coinciden «poco» con el tiempo de descanso de los vecinos. Por este motivo, recomienda ordenanzas que determinen las previsiones de horarios de apertura y cierre.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43