Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Elvira Ferrando, ahir, davant de l'Ajuntament, durant l'última entrevista abans de l'obertura del Mercat Central.

Elvira Ferrando, ayer, delante de el Ayuntamiento, durante la última entrevista antes de la apertura del Mercado Central.

«No hemos hecho un mercado moderno para seguir haciendo un horario antiguo»

La presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando, asegura que «los representantes de los paradistas fueron los que pidieron abrir más horas el nuevo mercado»

Actualizada 14/03/2017 a las 17:30

Dos días. Sólo faltan dos días para el gran momento. El jueves, el nuevo Mercado Central de Tarragona abrirá sus puertas a toda la ciudadanía. El entoldado provisional que hasta ahora acogía el mercado, desaparecerá para siempre. Diari Més ha hablado con la presidenta de Espimsa que ha estado sido al frente del proyecto durante los dos últimos años, Elvira Ferrando.

—¿Cómo está viviendo estos últimos días de preparativos antes de inaugurar el nuevo Mercado?

—Tengo ganas de descubrir el resultado de tanto trabajo. Es la culminación del proyecto y ver tan cerca el objetivo, me entusiasma.

—¿Qué significa abrir el Mercado?
—Los tarraconenses esperaban este momento con muchas ganas e ilusión. No tengo que esconder que, estos diez años, han sido tiempos difíciles para todo el mundo, desde paradistas, comerciantes de los alrededores y Ayuntamiento. Nos encontramos en la recta final.

—¿Ha llorado mucho por el Mercado?
—No he llorado, pero me he ocupado mucho del proyecto. Siempre he intentado buscar soluciones y he dedicado toda mi capacidad negociadora y conciliadora para sacar adelante acuerdos importantes. He calculado que, entre unos y otros, he llevado a cabo 143 reuniones.

—¿Se ha imaginado el día de la inauguración?
—Sí, muchas veces. Será una inauguración muy participativa. No hemos querido hacer una cosa espectacular, sino unas actividades donde los tarraconenses puedan participar. El jueves haremos los parlamentos con los paradistas en marcha y, después, todo el mundo que quiera será bienvenido. Durante el fin de semana se llevarán a término actividades, para que ningún tarraconense se quede sin celebración.

—¿Cómo será el mercado que está a punto de abrir?
—Moderno, pero mantendrá la esencia del mercado de siempre. El eslogan és 'On es viu tot', porque lo más importante es vivir la experiencia y la vivencia. Será un espacio gastrocultural y de dinamización, donde cada viernes y sábado se harán actividades. Hablamos de un monumento de 101 años.

—¿Sabe si hay paradistas que no se trasladan y cierran la parada para una cuestión de horarios?
—No los tengo controlados, pero sé que hay otros motivos que han hecho abandonar, no sólo los horarios. El sábado, fui a despedirme de aquellos paradistas que no continúan. Me recibieron muy bien. Quiero dejar claro que el horario que prevé el reglamento del Mercado es de nueve de la mañana a ocho de la tarde. Finalmente, en una comisión negociadora, los mismos paradistas, pidieron hacer el horario de las ocho y media de la mañana hasta las nueve de la noche. Ha sido una decisión de ellos.

—¿Es cierto que, el primer año, el horario estará en periodo de prueba?
—Siempre hemos dicho que el mercado está vivo, tiene vida. No me gusta la palabra prueba. Desde de Espimsa, siempre estaremos dispuestos a hablar del tema, siempre y cuando se respete y se cumpla el reglamento, que marca que se tiene que abrir de nueve de la mañana a ocho de la noche.

—¿Abrir sólo por la mañana no es negociable?
—No, así lo marca la normativa que aprobamos. No hemos hecho un mercado moderno para hacer un horario antiguo.

—¿Qué le diría a aquellos paradistas que no pueden contratar más personal?
—Los entiendo a la perfección. Pero sus representantes nos han pedido más horas de las que estaban estipuladas. Quiero destacar que los paradistas pueden escoger hacer el horario marcado, de nueve a ocho. No necesariamente tienen que abrir a las ocho y media de la mañana. Como anécdota, el otro día, una paradista se me acercó y me llamó, contenta: «por primera vez soy una empresa». Pero entiendo a los que no lo viven así.

—¿Cuántos locales y paradas vacías quedan?
—Cinco locales comerciales y siete paradas.

—¿Tiene garantías que se acaben ocupando?
—Hay candidatos, pero no puedo garantizar nada. Pero está claro que hay público objetivo que está esperando que se abra el mercado para instalarse. Abriremos con uno 83,17 por ciento de la superficie ocupada. Es un buen inicio.

—Hace unas semanas, los paradistas se plantaron y pidieron retrasar la inauguración.
—Cierto. Como presidenta de Espimsa pregunté a los técnicos y me dijeron que todo estaría a punto. La presidenta de la Asociación de los Vendedores, Maria Virgili, me explicó que no tenía ningún informe técnico que asegurara que el mercado no estaría terminado, que sólo era una sensación. Yo no puedo presidir una empresa con sensaciones, lo tengo que hacer con informes y hechos. Por eso decidí salir adelante. Eso no quiere decir que haya un imprevisto. Había una fecha acordada, si no la cumplíamos, hubiéramos perdido credibilidad.

—¿Estará todo a punto?
—Sí, yo misma fui a comprobar que las cámaras estuvieran listas.

—Pero habrá algunas paradas que todavía no habrán acabado.
—El tiempo ha sido el mismo para todos.

—¿Cómo ha sido la relación entre Espimsa y la Asociación de Vendedores del Mercado Central?
—Hemos mantenido reuniones muy duras, pero nunca nos hemos levantado de la mesa sin quedar para otro día. El objetivo, tanto de la presidenta, Maria Virgili, como el mío, era lo mismo: abrir el nuevo Mercado.

—¿Ha sido difícil llegar a acuerdos?
—Tanto Maria Virgili como yo somos mujeres con mucha determinación y mucho carácter. Hemos coincidido dos personas con mucha capacidad de trabajo y de negociación. Este ha sido el éxito final.

—¿Se ha encontrado financiación por el parking?
—No, todavía tenemos cuatro años para buscar y encontrar.

—¿Cuándo se trasladarán a la plaza Corsini los marchantes?
—Tan pronto como esté urbanizada la plaza Corsini. No durante esta primera fase en la cual pondremos una capa de hormigón.

—Los marchantes se sienten abandonados y aseguran que nadie los tiene en cuenta.
—Tengo fotografías que demuestran que hemos mantenido reuniones. No los tenemos abandonados, incluso hemos hablado de los criterios que tendrán que seguir las paradas, como por ejemplo el color del toldo.

—La nueva ordenanza de venta ambulante contempla la posibilidad de eliminar paradas o superficie, si falta espacio en la plaza Corsini.
—Eso no pasará, pero es una manera de prever la situación.

—¿Es negociable el traslado de los marchantes en la plaza Corsini?
—No. No es por capricho, es una situación muy meditada y evaluada, decidida por todos.

—¿Cuándo se sacará el entoldado provisional?
—Antes de acabar el mes. Algunos dibujos se aprovecharán y se pondrán en el aparcamiento subterráneo.

—¿Cuándo se urbanizará la plaza Corsini?
—El ministerio de Fomento todavía no ha licitado el proyecto. No creemos que se alargue, pero de momento pondremos una capa de hormigón.

—El Estado se hace cargo de la urbanización de Corsini, pero ¿Quien pagará las peticiones de los vecinos, que piden una pérgola?
—El Ayuntamiento. Eso no estaba previsto y vale dinero. Todavía no está presupuestado.

—«Los turistas vendrán a Tarragona a ver el carillón», dijo.
—Vendrán seguro. Los proyecto lo haré público muy pronto. De momento, no quiero adelantar nada porque la comisión del Séquito Popular todavía tiene que dar el visto bueno.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43