Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Montse Chaves tenia el vehicle estacionat en aquest carrer quan li van robar les plaques.

«Me roban las matrículas para delinquir y la policía me viene a buscar»

Montse Chaves tenía el coche estacionado en esta calle cuando le robaron las placas.

«Me roban las matrículas para delinquir y la policía me viene a buscar»

A una vecina de la Albada le sustrajeron las placas para robar con otro coche al Mediamarkt y huir despistando a la policía

Actualizada 02/01/2017 a las 21:17

Montse Chaves, una vecina del barrio de la Alborada se llevó el susto de su vida a causa de un desafortunado suceso. El último sábado 17 de diciembre, unos delincuentes le robaron las dos matrículas de su coche, de la marca Kia, estacionado en la calle Florenci Gasulla Figue, al lado de su casa. Lo que buscaban los ladrones era contar con una numeración falsa para su Opel Corsa negro, con lo que cometían los delitos, para despistar y hacer perder tiempo a la policía una vez comés el robo. Aquella tarde tenían planeado robar en el establecimiento Mediamarkt de Les Gavarres, en cuanto|así que buscaron algún vehículo de los barrios próximos para poner en marcha el plan Sustrajeron las matrículas durante la mañana o bien entrado ya el mediodía –algunos vecinos afirman que a primera hora de la tarde el vehículo de Chaves ya no tenía numeración– y sobre las seis de la tarde entraron en el establecimiento de electrónica.

Las cámaras del establecimiento pudieron captar como una mujer se llevaba dos ordenadores valorados en unos 2.000 euros, y huía con un Corsa con la numeración de la vecina de la Alborada. La Guardia Urbana se desplazó al comercio y, al comprobar las imágenes y verificar los datos de las placas, envió a una patrulla al domicilio familiar de Chaves.

Antes de picar en la vivienda, los agentes hicieron abrir el garaje a un vecino para buscar el vehículo en el cual se había cometido el robo, pero no lo encontraron. Así que, inmediatamente, se dirigieron a la vivienda, donde|dónde en aquel momento sólo había el marido de Chaves, a quiénes realizaron un pequeño interrogatorio. «Mi marido no entendía nada. Le preguntaron dónde me encontraba en aquel momento, si yo tenía antecedentes penales e, incluso, le pidieron una descripción física de mí», relata Chaves. Su cónyuge rápidamente los mostró una imagen.

«La Guàrdia Urbana te busca»
Los agentes de la Guardia Urbana pidieron que llamara a su mujer y la hiciera ir de forma inmediata a la Alborada, con el fin de tratar de aclarar los hechos. «Descuelgo y me dice que vaya rápido, que la Guardia Urbana me busca», explica todavía impactada la protagonista. «Yo me había marchado a las cuatro de la tarde a llevar a mi hija a un aniversario|cumpleaños en Bonavista... Imagínate la sorpresa, estaba allí con mi familia, pasándolo bien y me quedé alucinante. ¿Eso es broma no? Le preguntaba yo a mi marido. Es que, aparte, no me había dado cuenta de que me faltaban las matrículas, yo había cogido el coche tan normal. Lo vi cuándo me llamaron», apunta a la propietaria.

Lo que no acababa de entender era porque la buscaban a ella, si el Kia iba a nombre de su marido. «Se ve que buscaban a la mujer que había robado en los ordenadores y pensaban que podía ser yo», desgrana. Al llegar a la Alborada, el malentendido se deshizo bastante rápido: los agentes comprendieron que las matrículas habían sido sustraídas y que la familia era un peldaño más de la escala de afectados por este lado.

«Me dijeron que pasara por comisaría para formalizar la denuncia y dejar constancia del robo, así, si vuelven a utilizar mi número de matrícula, ya estarán enterados», expone Chaves. Según explicaron los agentes al matrimonio, el más probable es que los ladrones se hubieran librado rápidamente de su matrícula para evitar que los cuerpos policiales pudieran encontrarlos durante la búsqueda que se puso en marcha aquella misma tarde.

«Me dijeron que el mismo día, por la mañana, los mismos ladrones ya habían cometido otro robo en Manresa, con el mismo coche, pero con la matrícula de alguien más», explica Chaves, que ha tenido que costear los 22 euros de la sustitución de las placas. Pasados los primeros minutos de confusión y miedo, la situación se ha vuelto ya para la familia en «una anécdota para explicar», aunque no esconden cierta preocupación por lo que podrían haber llegado a hacer con su número de matrícula: «Nunca sabes a dónde puede llegar todo eso», resume.

Preocupación en la Alborada
Aunque en principio se trata de un caso aislado, según ha confirmado la Guardia Urbana al Diari Més, los vecinos de la Alborada se mantienen alertas. Esta última semana, concretamente el martes 27, se extendía el temor que se repitiera la situación, al ver a una vecina como, un hombre de unos 60 años retiraba las matrículas de uno Fiado de color negro en la zona de aparcamiento próxima los concesionarios que son a tocar en la autovía de Reus. Aunque bien podría tratarse de un operario o un cliente de cualquiera de los establecimientos de venta de vehículos.

Los Mossos aprovechan para recordar a la ciudadanía, que ante un episodio sospechoso que pueda ser constitutivo de delito, la persona tiene que comunicarlo inmediatamente a fin de que los agentes cuenten con la máxima información.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43