Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Els animals podrien haver estat víctimes d'uns lladres que pretenien robar una casa i no ho van aconseguir.

Denuncian la muerte de dos gatos de una colonia «a patadas»

Els animals podrien haver estat víctimes d'uns lladres que pretenien robar una casa i no ho van aconseguir.

Cedida

Denuncian la muerte de dos gatos de una colonia «a patadas»

Una unidad de los Mossos investiga los hechos sucedidos la última semana en una finca del Llorito

Actualizada 03/01/2017 a las 09:16

Los voluntarios de La Caseta dels Gats, una entidad animalista que trabaja en el territorio, se encontraron hace una semana, el 27 de diciembre, una terrible escena al llegar a una de las fincas donde tienen colonias de gatos, situada en la zona del Llorito. Dos de los seis felinos que tenían en el espacio desde hacía un año, Wally de tres años y Johnny de 11 años, habían muerto. «Primero me encontré uno, y pensé que era una muerte natural, porque era muy viejo, pero cuando fui más abajo y vi al otro, ya me di cuenta de que aquello no era normal», explica a Diari Més Marina Porqueres, miembro de la entidad.

Para comprobar las sospechas, ella y otro voluntario llevaron a los dos cuerpos de los animales a una clínica veterinaria situada en la Vall de l'Arrabassada. El sanitario dictaminó, según se puede leer en el informe, que los animales presentaban «signos de haber sido maltratados». En uno de ellos se podían encontrar zonas de alopecia «por posibles golpes» y las radiografías realizadas mostraban que el animal tenía una «ruptura del esternón con edema pulmonar y cardíaco». El otro felino, «con zonas de su cuerpo ensuciadas de sangre» presentaba «un enfisema subcutáneo» y aparte, la radiografía dejaba al descubierto una «fractura de costillas, un edema pulmonar importante y ruptura de la pared abdominal». Lo que Porqueres resume como una muerte, «a patadas». Este informe fue suficiente para La Caseta dels Gats para poner los hechos en conocimiento de los Mossos d'Esquadra, que se personaron en la finca. En estos momentos, según fuentes policiales, la URMA, la Unidad Regional de Medio Ambiente del cuerpo policial, mantiene abierta una investigación.

Posible robo frustrado
Según explica Porqueres, los dos gatos «son los únicos que se dejaban acariciar» por lo cual cree que los responsables del suceso podrían ser unos ladrones que habrían intentado acceder a la casa de la finca, y frustrados al no conseguir llevarse nada –la casa está deshabitada desde hace tiempo y aparte no hay indicios claros de que pudieran acceder–, lo pagaron con los pobres felinos que se les acercaron. Para sostener esta tesis se basa en el hecho que, desde hace cerca de un mes y medio, habían observado que alguien dejaba encima de la puerta metálica de entrada a la finca, unas piedras de dimensiones considerables, «creemos que para ver si había movimiento en su interior y entrar, o no, a robar». Asegura que sabían de esta situación pero que en ningún momento pensaron que los supuestos delincuentes pudieran hacer daño a los animales al entrar. «Ellos no molestaban a nadie, además, se trataba de una colonia controlada, esterilizada y vacunada. Nosotros íbamos casi cada día para darles de comer», explica todavía angustiada a la joven. Los otros cuatro felinos fueron retirados de la finca a finales de semana y desde ayer, cuentan con una familia que los acoge.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43