Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

la Kira a braços de la seva mare Katinka, a l'Hospital del Vendrell.

El primer bebé del 2017 en la demarcación se llama Kira y nació en el Vendrell

Kira en brazos de su madre Katinka, en el Hospital del Vendrell.

El primer bebé del 2017 en la demarcación se llama Kira y nació en el Vendrell

La primera de Cataluña fue Lara Martos, que nació en el Hospital de Santa Caterina de Salt, cuando pasaba un segundo de la medianoche

Actualizada 01/01/2017 a las 21:25

Kira Ricciarelli. Este es el nombre del primer bebé nacido el año 2017 en la demarcación de Tarragona. Es una niña y nació ayer en el Hospital del Vendrell en las 2.16 de la madrugada. El parto fue natural y pesó 3,720 kilos. Horas después del parto, su madre, la Katinka, agradecía a las comadronas el buen trato recibido y aseguraba que «eso no es un oficio, es una vocación. Me han hecho sentir muy especial en todo momento». La Kira será la hermana pequeña de dos niñas más, la Lila y Anaïs, de 10 y 7 años respectivamente. Según la madre, «mis otras dos hijas están eufóricas». El padre es italiano y la madre, alemana. Desde hace trece años viven en Riudecols, donde regentan una masía que organiza y celebra bodas.

Todo empezó en torno a las nueve de la noche del día 31. «Estaba jugando con mis otras hijas y empecé a sentir dolores. Cogí un papel y un bolígrafo y estuve un buen rato apuntando las contracciones. Ya vi que eso no era normal. Teniendo en cuenta que los otros dos partos fueron muy rápidos decidimos marcharse hacia el hospital», asegura Katinka, que añade que «llegamos limpiados de tiempo, pero como era Fin de Año no había nadie en las carreteras». De Riudecols hasta el Hospital del Vendrell hay 40 minutos en coche. «Tuve mi segunda hija en este hospital. Y tenía claro que la Kira también vería la luz aquí, porque es un hospital que destaca por su libertad a la hora de parir y porque permiten que el recién nacido esté enseguida con su madre», asegura a Katinka.

La madre, estirón en la cama con su hija reciente nacida en los brazos, explica que «mi madre me puso en la mochila una bolsa con uva. En el momento me pareció una tontería, pero después de parir me los he comido». En un principio, Kira tenía que nacer el día 4 de enero, pero en la última visita al médico, el ginecólogo los avisó de que podía llegar el día 1.

La Lila y Anaïs, las hermanas mayores, decidieron el nombre de la Kira. «Queríamos un nombre original y que no tuviera traducción. Cuando escuchamos el nombre de Kira ya no hubo marcha atrás», explica Katinka, que añade que el nombre queda mucho bien con el apellido de su padre, Ricciarelli.

Una «noche larga» para el Alan
En el Hospital Sant Joan tocaba esperar hasta las tres y media de la tarde para dar la bienvenida al Alan, el primer bebé del año en Reus y que nacía al desenlace «de una noche un poco larga» y tres días después de la fecha inicialmente prevista, que era el 28 de diciembre. De hecho, sus padres, Emma Miró y Jaume Garcia, de Reus y Cambrils respectivamente pero vecinos de Vilafortuny, acudieron al centro sanitario al notar las primeras señales que la criatura estaba en camino, cuando «todavía no era el momento. Al cabo de unas horas, volvimos y hasta las 3.27h, que ha nacido el Alan».

El nombre del pequeño, que ha pesado 3,690 kilos y se incorpora a una familia de que ya formaban parte las gemelas de 7 años a Arlet i Aina, tiene mucho que ver con los de sus hermanas: «Buscábamos uno que quedara bien y que empezara con ‘A’. Nos costó», explicaba la madre. El parto del Alan, que hace 50 centímetros, Emma lo vivió «con más cansancio que nervios» todo y que «hemos estado muy bien vistos. Sufrió un pelo más el padre, «para estar esperando y porque la veía sufrir». Las campanadas, con todo, la familia «no las vivimos en el hospital», sino entre una y otra visita, a tiempo para recibir a su tercer hijo.

La primera de Cataluña, en Salt
El primer bebé del año 2017 en Cataluña ha sido niño, Lara, que nació en el Hospital de Santa Caterina de Salt apenas inaugurado el año, cuando pasaba un segundo de la medianoche. La niña pesa 2,520 kilos. Mientras sonaban las doce campanadas, Lara llegaba al mundo. «Yo no sabía ni qué hora era pero otras madres nos han dicho que fue justo cuando comían la uva», explica la madre de la niña, Vanesa Sánchez.

La niña se adelantó 15 días porque la madre salía de cuentas el 16 de enero. Fue del todo inesperado. Según explica la familia, que es de Hostalric, empezaban a cenar hacia las ocho de la noche para despedir en el 2016. «Empezaron las contracciones y ya le dije a él, espabila a comer que quiere salir ya», recuerda a la madre.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43