Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Seqüència d'imatges del que va viure ahir aquesta usuària per poder pujar al bus.

Nueva polémica por la inoperativitat de la rampa de un bus viejo de la EMT

Seqüència d'imatges del que va viure ahir aquesta usuària per poder pujar al bus.

Cedida

Nueva polémica por la inoperativitat de la rampa de un bus viejo de la EMT

Una mujer mayor se ha encontrado así varios días, se han quejado sin embargo «no le han hecho caso»

Actualizada 12/09/2016 a las 19:07

Enèsima polémica del EMT de Tarragona con las rampas extensibles para personas con movilidad reducida. El protagonista vuelve a ser un autobús Mercedes Benz Caetano City Gold, uno de los siete en activo que tienen 18 años de antigüedad –tres años más de los recomendados para prestar servicio.

Eran sobre las nueve y media de la mañana, y ayer como cada día, la señora mayor con silla de ruedas y la suya acompañadora esperaban en la parada del Campus Cataluña el bus de la línea 21. Como cada día, se dirigían a la residencia de la Mercè, en el paseo de Sant Antoni. Y como empieza a ser habitual en las últimas jornadas, la rampa volvía a estar estropeada. Según explica a Diari Més una testigo presencial, la mujer más joven que la acompañaba, ya se había dirigido a las oficinas del EMT días antes, con el fin de denunciar la situación que viven, y las dificultades que pasan para subir al bus. La tiene que ayudar, como puede, a levantarse de la silla, subirla al autobús, y sentarla. «Me ha explicado que no le habían hecho caso», comentaba la usuaria, que coincide habitualmente con ellas. Aparte, este bus 314 de la flota, también tiene carencias de otros, según explicaba ayer la viajera, «estamos a 40 grados y el aire acondicionado sale caliente. Tened piedad del usuario, se nota que vosotros no lo cogéis», se quejaba a los responsables de Movilidad.

Un buen protocolo
Sorprende el mal trago que tuvo que pasar a la viajera de edad adelantada con silla de ruedas, teniendo en cuenta que el EMT se comprometió en el 2014, después de una gran polémica con una niña con silla de ruedas, a revisar y mejorar los protocolos de accesibilidad. De hecho, ahora tiene un protocolo muy adelantado cuando falla la rampa. Teóricamente los conductores están obligados a comprobar que la rampa funciona antes de salir, y además, la compañía se compromete a pagar un taxi al usuario si no puede subir en caso de que el siguiente bus pase en más de 35 minutos, si es el último servicio del día, si se trata de una jornada de lluvia intensa o si se está realizando un servicio nocturno.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43