Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
Reforçaran els tòtems dels desfibril·ladors per evitar més robatoris i vandalisme

Reforzarán los tótems de los desfibriladores para evitar más robos y vandalismo

Imagen de esta semana del espacio cardioprotegido de la estación de autobuses, sin el aparato.

Reforzarán los tótems de los desfibriladores para evitar más robos y vandalismo

En un solo año de servicio han sufrido golpes de martillo y patadas, han partido uno por la mitad y otro lo han robado

Actualizada 12/08/2016 a las 14:14

«Espacio cardioprotegido. Provisto de desfibrilador semiautomático». Es el letrero que se puede leer en una de las paredes de la entrada de la estación de autobuses de la plaza Imperial Tàrraco. Pero ni rastro del aparato. Lo mismo pasa en la parada de autobuses de la EMT en la calle Colom, el desfibrilador no está. El Ayuntamiento explica que los aparatos se retiraron la semana pasada porque los técnicos tienen la intención de «hacer mejoras» en los tótems donde se ubican los aparatos. Se trata de reforzar el mecanismo de sujeción con el fin de ponerlo más difícil a los gamberros que habitualmente juegan con ellos y les acaban produciendo destrozos.

De hecho, con un solo año de vida –el primero se instaló el 28 de julio de 2015– estos aparatos, vitales para salvar a una persona que haya sufrido un infarto, han sufrido mil y uno actos de vandalismo. Así lo explica uno de los responsables de la estación de autobuses al Diari Més, «siempre los acaban rompiendo, sobre todo el apoyo de la puerta. Aquí se juntan grupos de jóvenes, de entre 16 y 18 años, los viernes y sábados por la tarde, y empiezan a hacer gamberradas. Les dan patadas. Tú les llamas la atención pero no hacen caso», comentaba resignado.

Estación: aparato partido
El desfibrilador de la estación de autobuses ha sufrido pequeños destrozos, pero también un gran acto de incivismo cerca del mes de abril, a cargo de una mujer adulta. En una discusión con su pareja acabó perdiendo los nervios y destrozó completamente el aparato. A golpes, lo acabó partiendo por la mitad. Desde la estación se llamó de forma inmediata a la policía, pero el aparato ya había quedado reventado. La mujer se cargó 1.500 euros en un momento. Este es el precio aproximado que cuesta cada desfibrilador instalado en la vía pública, y por lo tanto, el dinero que vale reemplazarlos cuando sufren daños graves. Después del hecho sucedido a la estación, el espacio estuvo varios meses sin ningún aparato. Fue a mediados de julio cuando la EMT, que gestiona estos mecanismos, lo repuso, aunque se ha retirado recientemente para dotarlo de una mayor seguridad.

Colom: a golpes de martillo
El punto cardioprotegido de Colom ha sufrido, si es posible todavía, peor fortuna: cuándo sólo hacía dos meses que estaba instalado, el 23 de septiembre, un joven propició varios golpes de martillo en el aparato y en los cristales de la marquesina. 2.481,71 euros de daños ocasionados, que el magistrado del juzgado número seis de Tarragona ordenó al chico pagar. Aparte, fue condenado a 8 meses de prisión, que no tuvo que cumplir al no tener antecedentes penales. Una vez superado este episodio, el nuevo desfibrilador tampoco duró demasiado más tiempo, cerca de abril, fue robado. Durante más de tres meses el espacio se mantuvo sin el dispositivo de auxilio. De hecho en el mes de junio, la asociación de vecinos de Tarragona Centre reclamó al consistorio que acelerara las gestiones para recuperar, lo antes posible, el aparato. A mitades de julio, ya volvía a estar instalado, aunque los técnicos lo volvieron a desmontar, como en el caso del de la estación, para reforzar la base.

Fuera de servicio meses
Haciendo el recuento del primer año desde la puesta en marcha, los dos flamantes espacios cardioprotegidos provistos de desfibrilador, han estado casi más tiempo fuera de servicio o inutilizados, que haciendo una tarea real de servicio.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43