Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Las islas de contenedores precintados acumulan basura desde hace meses

Son 9 islas soterradas situadas en Camp Clar y Joan XXIII que están fuera de servicio a la espera de los cuales se urbanicen más las zonas

Actualizada 29/07/2016 a las 10:37

Al menos 9 islas de contenedores de la ciudad, construidas ya hace años, esperan todavía ahora la puesta en servicio oficial, ya que oficiosamente ya acumulan desperdicios. Fueron planificadas con el fin de dar servicio en zonas urbanísticas de nuevo desarrollo, pero el frenazo inmobiliario las ha hecho del todo inútiles. Ocho están situadas en torno a Joan XXIII –entre la carretera de Valls y el Parc del Francolí– y una más en Camp Clar, en la calle Riu Siurana, junto a la pista de Atletismo. Este último caso es todavía más flagrante: se llegaron a poner en marcha, pero la falta de utilización ha hecho que se acaben cerrando. Los vecinos disponen de otras islas con contenedores normales más cerca, y no le encuentran la utilidad. «De estos bloques que somos aquí delante no va nadie a tirar la basura a los soterrados porque se tiene que atravesar la carretera, en cambio los normales los tenemos en la puerta. La gente del polideportivo tampoco los utiliza porque la puerta cae más arriba...», explicaba un hombre que reside en los bloques verdes de delante. Este ciudadano se mostraba especialmente crítico con el criterio de colocación: «No tienen sentido estos contenedores. El Ayuntamiento lo tenía que haber sabido y no gastar este dinero».

Visto que los vecinos de Camp Clar no hacían mucho uso, la empresa de limpieza los precintó hace tiempo, pero los mecanismos de apertura, que estaban inmovilizados con bridas metálicas, han acabado cediendo, y en los cuatro contenedores que todavía quedan, se acumulan ahora desperdicios que los ciudadanos van tirando. Precisamente, algunas de las tapas han quedado desencajadas y ya no cierran por completo, lo que hace que el agua de lluvia se vaya introduciendo. En su interior se acumula ahora basura y mucha agua, hecho que acaba detonando en un desagradable olor y con una gran presencia de insectos voladores. En el contenedor de materia orgánica hay, incluso, elementos que se empiezan a descomponer.

Según los vecinos, los camiones de la basura hace tiempo que no paran, ya que teóricamente están precintados. De hecho, en los márgenes de cada contenedor crecen hierbas, lo que da buena muestra del hecho que los operarios de limpieza no levantan las estructuras metálicas, ni para vaciarlas ni para lavarlas. «No entiendo por qué los pusieron aquí, con lo que cuestan... Siempre se ha dicho que tenían un precio muy elevado», razonaba Gisela Teston, que reside también en el bloque más próximo. «Yo creo que los construyeron por previsión, porque hay un solar vacío cerca», reflexionaba Alejandro Aragón.

Según explicaba otra vecina, estos contenedores también han sido objeto de un robo tiempo atrás. «Estaba en la terraza y vi cómo dos personas se llevaron las chapas de metal que sobresalen», decía.

En la zona de Joan XXIII la situación no llega a este extremo, ya que de las ocho islas que hay para estrenar, muchos contenedores todavía mantienen el envoltorio que los protege, para evitar que sean utilizados. Con todo, por el diseño original, los espacios dedicados a envases y vidrio no cuentan con un cierre metálico fácilmente bloqueable por los operarios –es de plástico–, lo que hace que muchos ciudadanos al pasar, sigan vertiendo sus desperdicios, como latas de bebida. En diversas de estas islas, sobre todo las que están más próximas al centro hospitalario, los contenedores de envases acumulan ya kilos y más kilos de basura, sin que esté ni siquiera planificada la recogida, al estar teóricamente fuera de servicio.

Lo más grave de todo es que al menos uno de los contenedores situados en la calle de Josep Maria Alomá, correspondiente a la fracción de resto, ha sido destrozado, no habiendo ni empezado su vida útil. Algún vándalo ha quemado parcialmente la rueda giratoria de metal que sirve para introducir la basura, quedando ésta totalmente desencajada de su lugar, y sin posibilidad de rotar.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43