Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Se instalan unos vinilos en el edificio de cristal de la Imperial Tarraco, para evitar que los pájaros choquen

Durante este último año, casi 800 aves han muerto después de chocar con el edificio, a causa del efecto espejo que produce los cristales de la fachada

Actualizada 06/07/2016 a las 13:47

Un edificio con la fachada de cristal que refleja los árboles se convierte en una trampa mortal par los pájaros. Pero desde hoy la historia ha cambiado. O eso se espera. El Ayuntamiento de Tarragona, con la colaboración del Instituto Català de Ornitologia, ha decidido instalar unos vinilos en el segundo y tercer piso del número 2 de la Plaça Imperial Tarraco, para evitar que los pájaros se choquen contra los cristales. Hoy por la mañana, los vecinos estaban satisfechos con la nueva medida: «Por fin no encontraremos más pájaros muertos», decían.

Durante este último año, casi 800 aves han muerto después de chocar con el edificio, según datos del Instituto Català de Ornitologia. Como la fachada produce un efecto espejo con los árboles de la plaza, los pájaros se piensan que la zona boscosa continúa y se estampan. Una ilusión óptica, que acaba con más de una decena de aves muertas al día. «A primera hora de la mañana pasa la brigada a recoger todos los pájaros muertos. Aun así, cada día, cuando llego a las nueve de la mañana, tengo que recoger 4 o 5 cadáveres y depositarlos a una caja que el Ayuntamiento instaló en la zona», explica Bhatti, el propietario del restaurante de la Plaça Imperial Tarraco.

En un primer momento, el Ayuntamiento decidió poner como medida una barrera de luz infrarroja, que cubria la fachada y evitaba la confusión. También se habló de unos altavoces disuasivos, que emiten un sonido estridente y aleja a los pájaros de la zona. Finalmente, el Ayuntamiento se ha decantado por la instalación de unos vinilos en la segunda y tercera planta de los balcones del edificio acristalado.

La negociación con los vecinos ha sido complicada, ya que no se quería romper con la estética de la fachada. «Después de muchas conversaciones y de convencer a los vecinos, hemos encontrado la solución necesaria para evitar que mueran los pájaros», explicaba Ivana Martínez, consellera de Medi Ambient. La iniciativa ha tenido un coste de 3.000 euros para el Ayuntamiento.

La mayor parte de las especies que chocan contra el edificio son aves insectívoras, una especie protegida. «Es por eso que era imprescindible actuar», explica la consellera. 
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43