Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El quiosco del Serrallo cambia de propietarios

Matías y Rosa, antiguos propietarios de Cal Matías, dejan atrás una etapa y empiezan otra, lejos de periódicos y chuches
  • Carla Pomerol

Actualizada 29/06/2016 a las 19:43

«¿Y ya no te veremos nunca más»?, preguntaba un niño al antiguo propietario del quiosco del Serrallo. Cal Matías es una pieza fundamental para el barrio marinero de Tarragona. Desde hace muchos años es un punto de encuentro para los serrallencs, donde se pueden comprar periódicos, xuxes y también se puede recargar el bono de autobús. Matías y Rosa, propietarios del establecimiento, han decidido traspasar el negocio y empezar una nueva vida. Durante la fiesta, que tuvo lugar ayer por la mañana, los vecinos se despidieron de ellos

Los padres de Matías decidieron embarcarse en la aventura del quiosco en el año 58. Las personas mayores del Serrallo aseguran que recuerdan a Matías detrás del mostrador desde los seis años. Ahora hace 32 años, él y su mujer decidieron ponerse al frente del negocio. «El quiosco ha sido toda nuestra vida. Nos ha dado muchas satisfacciones, pero ahora ya estamos cansados», explica Matías. El matrimonio ha decidido traspasar el negocio. «Hace muchos años que hacemos lo mismo cada día y sin tener nunca fiesta. Queremos vivir todo lo que no hemos vivido hasta ahora», explican.

Para Matías era muy importante mantener la esencia del quiosco y que todo continuara como hasta ahora pero sin él. Y es que el Serrallo no se comprende sin un Cal Matías. El nuevo propietario, Rafel, tiene la intención de continuar tanto con el nombre como con la manera de hacer.

Todos los serrallencs han entrado, como mínimo una vez, en el quiosco del barrio. El amor palpable entre la pareja ha traspasado el ámbito familiar, y se ha visto reflejado detrás del mostrador. Después de tantos años, Matías conoce los nombres de todos los vecinos y el periódico que se leen, y «eso es una parte muy importante del negocio tradicional y de barrio», explica Matías. Estar al frente del quiosco del Serrallo es especial: siempre entran los mismos, esto nos ha permitido conocer a muchas personas y también quererlas,» añade.

Estos últimos meses han sido duros para la pareja. Poco a poco se han despedido de lo que hasta ahora era su vida. Para Matías, dejar atrás una etapa y empezar otra ha sido un gran esfuerzo, pero con la ayuda de la familia lo ha conseguido. Los más pequeños del barrio, que habitualmente entran a comprar chuches al quiosco, se despidieron de él de una manera especial. «¿No te veremos más»?, le preguntaban los niños, con un posado triste. Matías, durante la fiesta que tuvo lugar ayer delante del quiosco, no pudo reprimir las lágrimas de emoción. Nunca más podremos encontrar a Rosa y Matías detrás del mostrador, pero los podremos ver por las calles del Serrallo.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43