Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Alba Nebot Donés
Les pintades costen 180.000 euros a les arques municipals els últims tres anys

Las pintadas cuestan 180.000 euros en las arcas municipales los últimos tres años

La última limpieza se realizó en la Mina de l'Arquebisbe y se tuvo que hacer manualmente.

Cedida

Las pintadas cuestan 180.000 euros en las arcas municipales los últimos tres años

Hay zonas de la ciudad reguladas por los grafitos, como algunas paredes del río Francolí

Actualizada 26/05/2016 a las 22:46

La limpieza de pintadas en espacios de titularidad pública ha supuesto un gasto de 180.000 euros aproximadamente, desde 2013. Los servicios de limpieza municipales sólo se ocupan de las pintadas en espacios públicos, sean paredes, el suelo o mobiliario urbano y, durante el año 2015, mantenerlos limpios costó 59.346 euros. «No se rebajan el número de pintadas que nos encontramos por la calle, sobre todo en las paredes, desde hace cerca de tres años», dice la concejala de Limpieza, Ivana Martínez. La concejala explica que no hay puntos recurrentes donde aparezcan los grafitos poco después de haberlos limpiado, pero que «aunque parezca que los barrios podrían tener más pintadas, en realidad es el centro de la ciudad».

El Ayuntamiento no guarda un registro de cuántas pintadas anuales limpia, pero si del coste de cada una, que varía dependiendo de varios factores. «No es lo mismo encontrar en una pared de un edificio nuevo que en la Parte Alta, donde la pared y la pintura son más porosas y se podría estar estropeando una pared patrimonial», explicaba la concejala. Los servicios de limpieza utilizan agua en presión y diferentes productos para eliminar la pintada, dependiendo del lugar donde se encuentre. Por ejemplo, durante la noche de 11 y 12 de abril del año pasado, se realizaron cerca de un centenar de pintadas, y limpiarlas costó 3.800 euros. También el acueducto la Mina de l'Arquebisbe tenía una pintada desde hacía un año, y limpiarla tuvo un coste de cerca de 3.800 euros porque, el tratarse de un elemento patrimonial, tuvo que realizárse manualmente. «Es cíclico, quizás si hay una manifestación y hay unos cuantos que pintan alguna cosa, encontraremos unos cuantos más», asegura la concejala. La limpieza se hace exclusivamente en paredes de propiedad pública, porque los propietarios tienen que responsabilizarse de sus propias fachadas. Sólo ha habido una excepción a esta norma, explica Martínez, porque «de alguna manera, entraron a pintar en la pared que da al interior del Circ, así que lo hemos limpiado nosotros, pero porque afectaba al patrimonio». Las multas a los grafiteros, sin embargo, sólo se pueden aplicar cuando se conoce el autor y, tal como explica la concejala, «pasa como con los vertederos, que es prácticamente imposible encontrarlos mientras pintan». Martínez remarca que ya hay espacios para que los que quieren pintar y saben puedan hacerlo, refiriéndose a la iniciativa Murs que Parlen, que tendrá su próximo mural en Sant Salvador, o algunas paredes del Francolí y cerca de las vías de tren. Con el fin de intentar que se reduzca el número de pintadas el Ayuntamiento hace patrullar a la Guardia Urbana, pero en contadas ocasiones han podido detener a los infractores.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43