Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Ahir dimarts, quatre menors tarragonins van ser derivats a l'hospital barceloní de la Vall d'Hebron.

Cuatro niños tarraconenses afectados por el enterovirus son trasladados a la Vall d'Hebron

Ayer martes, cuatro menores tarraconenses fueron derivados en el hospital barcelonés de la Vall d'Hebron.

Cedida

Salud investigará si hay más casos de enterovirus en el resto del Estado

Toni Comín comparecerá esta semana en el Parlament para dar explicaciones sobre la actuación del gobierno ante el brote
  • A. Fortuny/ACN

Actualizada 22/05/2016 a las 22:10

El Departament de Salut de la Generalitat se reunirá hoy en una mesa de seguimiento para estudiar la existencia de casos de enterovirus con afectación neurológica en el resto del Estado español. Así lo avanzaba ayer el conseller titular, Antoni Comín, a quien destacaba que «hay riesgo que haya casos en España que no estén detectados correctamente». De esta manera, el departamento reforzará esta mesa de seguimiento que se creó la semana pasada, después de conocer la proliferación del número de niños afectados por este enterovirus.

Con respecto al balance actual de afectados, el conseller indicaba que la situación de ayer era idéntica a la del pasado viernes con 29 menores hospitalizados por enterovirus con afectación neurológica en diferentes hospitales de Cataluña. De estos, cuatro se encuentran a la Unidad de Curas Intensivas. En total, en las últimas semanas, se han detectado 60 casos, la gran mayoría de los cuales «evolucionan favorablemente», añadía.

Por otra parte, Comín anunció que comparecerá en el Parlamento, en los próximos días, para dar explicaciones sobre la actuación del Govern en la gestión de la crisis de este enterovirus. Hay que recordar que, este sábado, el PSC criticó la manera de actuar del departamento y la portavoz parlamentaria en materia de salud del grupo socialista, Assumpta Escarp, afirmaba que «tendría que haber sido el mismo cconseller quien pidiera comparecer, pero como no lo ha hecho le tiene que exigir la oposición». En respuesta, Comín argumentó que se tienen que dejar pasar unos días para que los hospitales conozcan bien el protocolo y hasta entonces «no puedes hacer la comunicación pública».

Además, recordó que «ya quedamos que tenía que hacer una comparecencia urgente y si puede ser esta semana mejor», reflexionaba, y añadió que «sería muy estúpido por mi parte no haberla pedido».

A la vez, defendía que «una cosa es la alerta asistencial, y la otra, la alerta pública.» En todo momento, se mostró «sorprendido» por la manera cómo se ha planteado la crítica a la comunicación del brote. Recordó también que el pasado miércoles «se hicieron cuatro acciones comunicativas», que Salud «sugirió en los centros asistenciales un experto para informar los medios». Por eso, exigió que las críticas se basen «en la realidad». Comín veía como «absolutamente inevitable» que en el momento que se comunica públicamente «haya un alud|avalancha de padres y madres preocupados que van a las urgencias de los hospitales y hace falta que estos ya sepan como lo tienen que gestionar», pero destacaba que estos, ante la demanda, tienen que tener tiempo para aprender el protocolo. También aseguró que «es imposible saber si habrá un salto de sintomatología leve a grave» en estos casos.

Asimismo, alabó el trabajo de los médicos de este centro hospitalario «que tuvieron la intuición que podía pasar eso» y consideraba que eso, «ha permitido anticiparnos».

La alarma social continúa vigente
La alarma social que se generó la semana pasada, sobre todo entre padres y madres, a raíz de las informaciones del enterovirus continúa vigente. Después de que se conociera la muerte de un niño que podría estar relacionada con el caso, los centros escolar han detectado una disminución de la asistencia de los más pequeños. Un ejemplo de esta situación se dio a la escuela la Bòbila de Cambrils, donde el pasado viernes, un elevado número de padres de alumnos de preescolar no llevaron su hijo en el centro por miedo al contagio. El temor les llegaba a raíz de unas informaciones difundidas por WhatsApp que resultaron falsas.

Por otra parte, servicios de urgencias como el del Hospital Joan XXIII de Tarragona no han parado de recibir niños durante todo el fin de semana. Aunque la imagen que profería era la habitual de un fin de semana cualquiera, ayer se podía ver como todo aquel niño con décimas de fiebre o molestias que llegaba con sus padres, era atendido rápidamente, sin tener que esperarse mucho rato. Los nervios de los padres, sin embargo, no se podían disimular entre el resto de pacientes.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43