Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Clara Zapater i Marta Acosa, víctimes a Love Parade.

Clara Zapater i Marta Acosta, víctimes a Love Parade.

El caso de la tragedia del festival Love Parade se cierra sin juicio

Las familias de Clara Zapater y Marta Acosta, las dos tarraconenses que murieron, se sienten «decepcionades»
  • Alba Nebot/ACN

Actualizada 05/04/2016 a las 22:06

La justicia alemana decidió ayer cerrar la investigación y no celebrar juicio por el caso de Love Parade, donde murieron veintiuna personas, dos de las cuales eran chicas de Tarragona y Cambrils: Marta Acosta y Clara Zapater, hija del ex-concejal socialista en Tarragona, Paco Zapater. El juzgado alemán argumentó que las pruebas eran insuficientes para mantener la acusación a los seis funcionarios del Ayuntamiento de Duisburg y a los cuatro trabajadores de la empresa organizadora, Lopavent. Los diez, estaban acusados de homicidio imprudente y lesiones imprudentes desde hace dos años.
El caso de Love Parade fecha del 24 de julio de 2010. En el festival alemán se produjo un avalancha humana, en el túnel de entrada en el recinto, que resultó en tragedia, con la veintena de muertes y más de quinientos heridos. Las dos chicas del Camp de Tarragona fueron las únicas víctimas catalanas en el popular festival de música dance y electrónica. Habían asistido al festival para celebrar el final de curso durante el Erasmus en la ciudad, cuando quedaron atrapadas en el túnel, donde murieron ahogadas.
Los familiares de las dos chicas tarraconenses decían sentirse traicionados por la fiscalía. «Cerrar el caso ha sido como una bofetada para nosotros, como si hubieran volver a matar a nuestras hijas», expresaven en un comunicado oficial, los padres de las víctimas.
Explicaban también, que se los excluyó totalmente del proceso de investigación abierto por la fiscalía alemana, ya que sus abogados no pudieron participar. «Se nos han vulnerado nuestros derechos fundamentales», decían los familiares, que añadían que había indicios suficientes de criminalidad para, como mínimo, celebrar un juicio. La autoridad judicial aseguraba que, después del examen exhaustivo de los argumentos de la Fiscalía y las pruebas, no existen pruebas suficientes para iniciar un proceso penal que garantizara una posible condena. Los jueces tampoco consideraron sólidos los argumentos de expertos aportados por los acusadores públicos alemanes que constataban serios déficits de planificación en el acontecimiento. El ministerio público lideraba la acusación para abrir el proceso penal, a la cual se adhirieron las familias de las víctimas tarraconenses. Otros optaron por presentar reclamaciones contra la ciudad de Duisburg y el estado de Nord Renània-Westfalia, del cual dependía la policía, a la cual se acusó de actuar negligentemente y no haber evitado la tragedia.
Los padres de las chicas llegaron a la conclusión de que «al Tribunal de Duisburg le ha temblado el pulso delante de los poderosos, y ha dejado de lado a las víctimas y a sus familiares». Por este motivo mostraban que todavía tienen energía para continuar con la investigación de la muerte de sus hijas, y avisaron de qué recurrirán la sentencia «hasta el Tribunal de Estrasburgo, si es necesario».
Además, agradecen la población alemana el apoyo que los ha dado en estos seis años, y les piden que lo sigan haciendo: «Les pedimos que influyan sobre sus dirigentes para que episodios como el de la Love Parade y el juicio frustrado no se vuelvan a repetir».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43