Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

«Si vols estar sa, no has de fer cas de les modes»

Lluís Arola Ferrer, director del CTNS

«Si quieres estar sano, no tienes que hacer caso de las modas»

Las claves para una dieta equilibrada y valoración de las nuevas tendencias

03/04/2016 a las 10:47

El doctor y director del Centro Tecnológico de Nutrición y Salud de Reus, Lluís Arola Ferrer nos habla de cómo mantener un estilo de vida saludable para poder tener un buen estado de salud, nos explica las claves para una dieta equilibrada y sana. También aprovechamos para hablar del aumento de vegetarianos y veganos de los últimos años y las nuevas tendencias o alimentos que están de moda actualmente.

- En los últimos años, el estilo de vida saludable (healthy food y healthy life) está siendo más protagonista que nunca. ¿Cree que la población se está preocupando demasiado con este aspecto?
Mantener un estilo de vida saludable es especialmente recomendable así que como más si se preocupe la población mejor. Es importante mantener un buen estado de salud y eso consiste básicamente con una dieta equilibrada y sana y con la práctica de ejercicio. No recomiendo tomar productos que sean nocivos por el organismo como por ejemplo el acceso de alcohol o de tabaco.

-También ha aumentado mucho el número de vegetarianos y veganos, porque cree que ha habido este crecimiento?
Es novisme. Son modas, tendencias, culturas o maneras de hacer, no hay una razón. Es una cosa cultural que no responde a ninguna necesidad fisiológica.

-Opina del nuevo término «superalimento» que tanto se está utilizando este año?
Es un término que se utiliza por marketing. Es fruto del negocio, te lo venden así para que la gente lo compre. Los «superalimentos» no existen. Es cierto que cada alimento tiene sus características, sus propiedades o sus ventajas, pero no existe ningún «superalimento».

-Cree que la población es consciente de los efectos que pueden producir la introducción de los nuevos alimentos que están de moda en su dieta?
No, no suficientemente. Nosotros estamos adaptados a comer un tipo de alimentos y lo que nos conviene más es comer el que estamos adaptados. Modificar la dieta puede comportar cambios en las condiciones fisiológicas, estas pueden ser positivas pero normalmente acaban desequilibrando el organismo. Eso no quiere decir que no puedas disfrutar de un plato o un alimento en un momento determinado, pero sin excesos. Recomiendo comer la dieta tradicional de cada lugar|sitio. Lo que no es correcto es iniciar dietas como por ejemplo la que está de moda ahora; la dieta paleolítica. Consiste en comer mucha proteína. Esta dieta no se una buena opción para nosotros porque no estamos adaptados. Si cambiamos la dieta por una razón cultural, de moda o tendencia urbana, tenemos el riesgo de alterar nuestro organismo.

-Con respecto a la fruta, se han introducido nuevos alimentos como la pitaya, el açai... O incluso nuevas formas de comerlas, como por ejemplo mezclar fruta y verdura triturada en un smoothie bowl. ¿Opina?
No hay peligro si no cambiamos radicalmente la dieta. Tenemos que comer productos que nos aporten una nutrición equilibrada. Los alimentos sirven para nutrirse y para disfrutar, si quieres estar sano no se tiene que hacer caso de las modas. Los alimentos que comemos, sobre todo si provienen de plantas, contienen señales que nos avisan de lo que estamos comiendo. Comer frutas que no sean de temporada es un gran error. Si las frutas han sido cultivadas siguiendo las condiciones medioambientales las señales serán más adecuadas, en cambio, como más intensivo y deslocalizado es el cultivo peor serán estas señales.

-Se ha visto una gran evolución con respecto al consumo de cereales. ¿El año 2015 la quinoa, el Freekeh o la avena, el centeno y la espelta entraron a casi todas las cadenas de supermercados, que nos podría decir sobre estos?
Son modos y tendencias. Es cierto que tienen una composición nutricional muy parecida y por lo tanto no sería malo sustituirlos. Pero no hay razones científicas para hacerlo. Simplemente hay una gran campaña publicitaria, las compañías necesitan sacar al mercado nuevos productos y convencer a través de los medios de comunicación de que su producto es mejor para poder venderlo más. Eso también pasa con la ropa o con los perfumes. Nos condicionan cambios de costumbres porque gastamos de una otro manera y así hacer más negocio. Nosotros podemos ser reactivos o no, pero es difícil no creértelo porque tienes que sobrevivir en esta sociedad. Es muy importante que la gente tenga suficiente cultura para saber que una cosa es disfrutar de un nuevo alimento o producto y el otro es sustituirlo por la manera tradicional de comer que tenemos.

-Hemos introducido nuevos alimentos a nuestra lista, entre ellos el consumo de algas o de plantas, las más famosas este último año fueron la espirulina, cúrcuma y el jengibre, realmente son tanto beneficiosas?
Todo depende de la dosis y de por qué lo utilices. Las algas son muy ricas con omega 3 y este es muy saludable. También es verdad que si comieras pescado ya no haría falta introducir el consumo de algas. Sólo recomendaría tomar estos suplementos alimenticios en determinadas circunstancias. Antes se hacía con cucharadas de aceite de hígado o de bacalao, ahora con algas.

-Otro aspecto que está en peligro es el consumo de aceite de oliva, tanto arraigado en Cataluña, que se está intentando cambiar por el aceite de coco o de aguacate. ¿Es una buena opción?
Es un error. El aceite de oliva es el mejor aceite que tenemos para cocinar o para aliñar., su composición es muy adecuada en ácidos grasos y es muy saludable. No se tiene que sustituir por otros tipos de aceite. Vamos cambiando los alimentos por la comercialización tendenciosa de las compañías y nos están engañando.

-Se ha puesto de moda acompañar los platos con semillas de chia, bayas de goji o las semillas de lino, muchos de ellos exportados de Asia, cree que son realmente beneficiosos para la población?
La dieta mediterránea es suficientemente equilibrada y por lo tanto no necesita estos suplementos. Tampoco puedo decir que su consumo sea negativo. Las bayas de goji por ejemplo, tienen muchos antioxidantes que son beneficiosos pero también tiene los mismos antioxidantes una granada, no veo la necesidad de sustituir los alimentos.


-Que opina del famoso green smoothie que utilizan las famosas para adelgazar. ¿Es peligroso?
Es uno burrada. También se hacen batidos con diferentes colores para los diferentes momentos del día. Eso es comercio y negocio y comporta un gran peligro de desnutrición. Si se hace un día o dos y te ayuda a pensar que estás adelgazando, adelante, pero es un concepto equivocado.

-También encontramos un nuevo abanico de leches que están de moda y que quieren dejar atrás en la leche de vaca, estas son la leche de avena, la de almendras o la de soja, que dicen ser más saludables. ¿Cuál es la realidad?
No está demostrado que el consumo de estos tipos de leches sea mejor que el de vaca. Lo único que es cierto es que cualquier tipo de leche procedente de animal tiene lactosa y por lo tanto la leche de almendra, de avena o de soja sería correcto para alguien que sea intolerante en la lactosa.

-Cuál sería la recomendación para el consumo de estos nuevos alimentos que se están introduciendo?
Que se disfruten esporádicamente porque la comida es un placer. No recomendaría que se cambias la dieta, se trata de aproximarte el máximo posible a la dieta mediterránea. El organismo se sabio y te pide los nutrientes que necesita.

Actividad del Centro Tecnológico de Nutrición y Salud
El CTNS buscan voluntarios para poder realizar diferentes estudios. Se dedican a probar como los componentes de los alimentos, añadidos o rasgos, mejoran la salud de las personas cuando están a los inicios de desviaciones patológicas, es decir, cuando empiezas a estar desviado de la salud y todavía no tienes que tomar fármacos puedes evitar o retrasar el empezar en pendre'ls a través de los alimentos enriquecidos en determinadas sustancias, los alimentos que se llaman funcionales. Para poder hacerlo necesitan hacer estudios con personas. Actualmente están trabajando en un estudio del zumo de naranja y más adelante harán un estudio sobre un probiótico que controla la grasa abdominal.

La URV investiga con el zumo de naranja
Un equipo de investigación del Centro Tecnológico de Nutrición y Salud (CTNS) de Reus –vinculado a la URV- trabaja para demostrar los efectos beneficiosos del hesperidina –un compuesto fenólico que se encuentra de forma natural en la naranja– para regular la presión arterial. La iniciativa requiere de la participación de 250 voluntarios que, durante tres meses, tienen que tomar dos vasos de zumo de naranja al día. El estudio se adjudicó en el CTNS, por un importe de 536.000 dólares, en una convocatoria internacional que hizo el Florida Department of Citrus de los Estados Unidos, con el fin de evaluar los efectos de un consumo de zumo 100% naranja de Florida. La propuesta del centro reusense se impuso entre diecisiete proyectos más.
«Lo que se quiere demostrar es que un zumo de naranja natural enriquecido con este compuesto fenólico puede tener un efecto regulador de la presión arterial», ha explicado al ACN a la doctora Rosa Solà, médico internista del Hospital Sant Joan de Reus y profesora de la URV, y también responsable clínica del estudio de intervención nutricional Citrus. Así, la variable principal de estudio es la presión arterial sistólica, que denominamos máxima, pero también se vigilan otros parámetros como la capacidad de dilatarse de las arterias o marcadores de inflamación y oxidación.
Por eso, se estudiarán un total de 252 voluntarios que tomarán tres tipos de zumo: sin hesperidina, natural y enriquecido. Además, a 60 de estos se les hará también un estudio postprandial al inicio y al final del proceso, es decir, se controlará si su cuerpo absorbe el hesperidina después de haber tomado un zumo recogiendo sangre y orina durante las seis horas posteriores. Todo sin que ni los voluntarios ni los propios investigadores sepan qué zumo toma cada uno, lo que se denomina un estudio a doble ciego –tan sólo una tercera persona hace un seguimiento y no comunica esta información hasta el final.
Con respecto a la tarea que tienen que hacer los voluntarios, es relativamente sencilla. Cada uno recibe una bolsa con el zumo congelado en unas latas. El producto se tiene que reconstituir y, durante tres meses, tienen que tomar dos vasos al día –cumpliendo con las medidas que los indican desde el CTNS-. Además, durante este tiempo tienen que acudir a varias visitas periódicas a fin de que se les pueda hacer un seguimiento. Un zumo|jugo producido con naranjas de Florida, ya que es este estado norteamericano el que ha encargado el estudio, pero que probablemente tendría un resultado similar con la fruta que se produce a nuestro país, ha apuntado a la doctora Solana.
En lo referente a los resultados, la doctora Solana ha expuesto que «nos gustaría demostrar que un producto natural, y que toman muchísimas personas, tiene un efecto beneficioso que hasta ahora no se había demostrado». Asimismo, no ha descartado que puedan encontrar algún otro ingrediente de la naranja» interesante o algún nuevo «efecto sobre la salud», ha detallado esperanzada.
Temas relacionados
Más información
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43