Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

«L'obligació dels Estats és la de garantir els drets humans, i no ho estan fent»

La campanya posa l'accent en la situació de les dones refugiades

«La obligación de los Estados es la de garantizar los derechos humanos, y no lo están haciendo»

Amnistía pedirá a entidades como el URV, el Nàstic o los grupos castellers, que se adhieran a su manifiesto en defensa del acogimiento de refugiados

Actualizada 23/03/2016 a las 09:58

Amnistía Internacional Tarragona apunta alto en su nueva campaña denominada #JoAcullo. Se propone, que las principales entidades de la sociedad civil tarraconense (deportivas, culturales, religiosas); las que aglutinan en gran parte de la población, se unan a la defensa del acogimiento de refugiados, y especialmente de las mujeres. Uno de los fundadores de esta delegación de la ONG, Josep Maria Francisco, lo explica, y realiza una radiografía de la situación.

—Piensa que la postura de recibir a los refugiados, es una opinión mayoritaria de la calle?
—No sé si es mayoritaria, pero está claro que mucha gente ve que todo eso que está pasando es un desastre. Es inhumano. Creo que una persona mínimamente concienciada o con un mínimo de sentido común, ve que eso no puede ser.

—Con el pacto firmado entre Unión Europea y Turquía, la predisposición de muchas ciudades y pueblos tarraconenses para acoger, parece que queda en papel mojado. ¿Qué proponen Ustedes hacer?
—Queda protestar, y presionar en los gobiernos. Con este tema estos, están actuando de espalda a la gente, tanto de nosotros como de los refugiados. ¡Desde el domingo, hay campos de refugiados que se están desmantelando!

—Están poniendo en marcha la campaña #JoAcullo. ¿De qué se trata exactamente?
—Lo que queremos básicamente, es visibilizar el problema que tienen las mujeres en esta crisis de refugiados. Hay muchas mujeres que se han quedado viudas o tienen los maridos encarcelados o están desaparecidos, o combatiente a la guerra... Se encuentran solas con los hijos o hijas. Se calcula que hay entre un 25 o un 30% de mujeres refugiadas que ahora mismo son las cabezas de familia. Su sociedad está hecha para que sea el hombre quien manda. Allí todo gira en torno a los hombres, y ahora la mujer tiene que tomar este papel protagonista. Muchos se aprovechan, como las mafias, que quieren abusar de ellas y tomarlos el poco que tengan.

—A qué abusos las someten?
—Pues de violencia de género, de abusos sexuales, y todo este tipo de violencia que hay en torno a la mujer. Es grave. Aparte, ellas mismas no tienen recursos, porque todo dependía de su hombre y ahora se tienen que buscar la vida. Está aquí donde hay gente que se quiere aprovechar.

—Han publicado hace pocos días un manifiesto al respecto, y según hemos podido saber, están llamando a la puerta de grandes entidades tarraconenses para que se adhieran. ¿Cómo va la cosa?
—Lo hemos pedido al Nàstic, en el CBT o la URV. También lo pediremos a algunas parroquias, o a los diferentes grupos de Castellers de Tarragona. Además de asociaciones, o a entidades que ya pertenecen a la red de acogimiento de refugiados, como Cáritas. De momento, en esta primera fase sólo nos dirigimos a entidades de la sociedad civil, no a los partidos políticos o sindicatos. Tengo que decir que también pueden firmar el manifiesto, personas a título propio, entrando en la página: YoAcojo.org.

—Respóndame ahora, a la pregunta que siempre formulan los detractores del acogimiento: ¿«Los acogerás tú en tu casa»?
—Y porque que no? Sí. Es una cosa que tendríamos que hablar en casa pero en principio no habría problema.

—Algunos argumentan que con la apertura|abertura de las fronteras, entre los millares de refugiados, también se podrían colar nuevos terroristas. ¿Qué responde?
—Por lo visto las personas que hicieron los atentados de París, eran ciudadanas ya europeos. Hacía años que vivían aquí con permiso de residencia. No eran refugiados venidos con una patera.

—Dé motivos para firmar este manifiesto.
—Queremos presionar en el Gobern español para que haga alguna cosa. Está muy bien la voluntad que ponga a la sociedad civil, pero eso es una crisis que va mucho más allá de nosotros. El estado se tiene que hacer cargo, es su obligación. La obligación de los Estados es la de garantizar los derechos humanos de las personas. Y no lo están haciendo. ¡Se están riendo! No se los tiene que dejar que hagan eso.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43