Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Núria Vilamajor. De Tarragona a Amberes (Bèlgica)
Núria Vilamajor a la ciutat d'Anvers (Bèlgica).

Núria Vilamajor en la ciudad de Amberes (Bélgica).

Cedida

«Los kots son muy comunes para vivir entre los estudiantes de Amberes»

Núria Vilamajor vive en Bélgica desde hace tres meses donde estudia un Grado de Educación infantil
  • Redacció

Actualizada 15/12/2016 a las 21:59

Núria Vilamajor llegó el 9 de septiembre de este año a Amberes, Bélgica, donde|dónde carrera el tercer Grado de Educación infantil. Vilamajor aprovecha su estancia en el país para aprender más sobre su vocación. La experiencia, dice, es enriquecedora, ya que las 178 nacionalidades que conviven en Amberes hace que la enseñanza esté enfocada en la diversidad.

–¿Qué motivos la llevaron en el extranjero?
–Hacía muchos años que tenía el deseo de marcharse un tiempo en otro país, lejos de casa, ya que creía que ahora es el momento de marcharse, vivir nuevas experiencias, conocer nuevas culturas y personas, y poner en práctica el inglés. Así pues, el año pasado decidí apuntarme en el programa Erasmus.

–¿Cuál fue su primera impresión del país?
–Cuando llegué, la primera impresión que tuve fue desconcertante, ya que la imaginaba de otra manera. Pero, la verdad, me sorprendió mucho cuando empecé a conocer la ciudad, ya que cada rincón, cada plaza, cada calle que iba descubriendo, hacían que me sintiera más segura de mí misma, de manera que perdí el miedo a quedarme y empecé a oír|sentir el deseo de vivir nuevas experiencias.

–¿Fue sorprendente el cambio?
–Sí, al principio el cambio fue sorprendente porque llegué con una idea de la ciudad que no se correspondía con la realidad. Aun así, Amberes es una ciudad muy agradable para vivir allí y tiene un encanto particular que hizo que necesitara pocos días para|por adaptarme y me sintió cómoda. En más, tengo que decir que la gente que vi es muy abierta, amable, educada y te ayuda con todo lo que necesites.

–¿Cuáles son las diferencias entre Amberes y su casa?
–La gran diferencia que hay son los horarios diarios, ya que en Bélgica comen a las doce del mediodía y cenan cerca de las siete de la tarde. También hay diferencias con respecto al tipo de vivienda en el cual residen los estudiantes. Aquí, en Amberes, están los llamados kots, que son muy comunes entre los estudiantes, sean procedentes del mismo país o de otro. El kot es como una pequeña residencia de estudiantes, pero más económica. Aun así, yo escogí la opción de ir a vivir en un apartamento.

–¿Cuáles son los lugares más característicos de Amberes?
–El principal lugar que se tiene que visitar en Amberes es el casco antiguo, ya que en esta zona podemos encontrar el Grote Mark (Ayuntamiento), situado en la plaza más importando de la ciudad, la Catedral de Amberes, Het Steen (castillo), la estación de trenes, entre otros. Anverso, es una ciudad muy grande, pero todo está muy concentrado en un mismo lugar|sitio, por lo tanto, se puede visitar andando|caminando y sin necesidad de ir con prisas. El casco antiguo es mi zona preferida de la ciudad, y sobre todo en Navidad por las luces que hace que tenga mucho encanto.

–¿Cómo se está viviendo la crisis en su país de residencia?
–Con respecto a la crisis en Amberes, hay que decir que la ciudad también ha sufrido varias consecuencias similares a las vividas en el Estado español, pero estas se encuentran más bien relacionadas con los recortes y no tanto con el paro. Es decir, la sanidad y la educación han sufrido recortes que han provocado un bajo rendimiento de los servicios y una menor calidad. Sin embargo, en cambio, los sitios de trabajo no han sido afectados por la crisis, y la gente ha podido seguir trabajando y de esta manera no han sufrido grandes cambios en el ámbito económico.

–¿Cree que el país donde vive actualmente es un buen lugar para que los más jóvenes puedan buscar y encontrar trabajo?
–Creo que Bélgica no es uno de los mejores destinos para que los más jóvenes puedan buscar y encontrar trabajo, ya que aquí en Amberes se habla neerlandés y, por lo tanto, primero de todo habría que aprender este nuevo idioma, dado que no todo el mundo que vive en esta ciudad habla el inglés. Además, es un idioma no muy común a los otros países y que no es fácil de aprender. Puede ser que en otras ciudades, como Bruselas, el inglés esté más extendido y sea más fácil poder venir para encontrar un puesto de trabajo.

– ¿Qué es lo que más echa de menos de casa?
–Aquí echo muy de menos a las personas que más quiero.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43