Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Reus
Torres i Moreno a la terrassa de l'habitatge de Mare de Déu de Guadalupe, amb un dels inquilins.

La cooperativa Hogares Familiares crece con la gestión de 4 nuevos pisos sociales

Torres y Moreno en la terraza de la vivienda de Virgen de Guadalupe, con uno de los inquilinos.

La cooperativa Hogares Familiares crece con la gestión de 4 nuevos pisos sociales

Un convenio con la Fundación Hàbitat3 les permitirá doblar su stock de viviendas para familias en condiciones precarias

Actualizada 07/12/2017 a las 09:36

El teléfono de mosén Josep Moreno es el último recurso que da el Ayuntamiento de Reus a las personas que no encuentran hogar. Antes de formar la cooperativa, el ahora titular de la parroquia de Sant Bernat Calbó en el barrio Fortuny ya había ayudado a acceder a una vivienda a unas 150 familias en situación límite de la capital del Baix Camp y de otros lugares como Tarragona o el Vendrell.

Su nombre figura como avalador en todos estos contratos, con todos los problemas que eso le ha comportado. Eso sí, menos de los que sería imaginable. «Sólo he tenido quebraderos de cabeza en un 12% de las ocasiones. En un 8% de estos casos sólo han necesitado un golpe de espuela. La gente que no ha pagado porque son unos jetas han sido un 4% del total, y la mitad de estos se han solucionado con mediación», explica.

De esta experiencia Moreno sacó un gran conocimiento del estrato más humilde del mercado inmobiliario y la convicción de que era posible y necesario poner remedio. Por eso, junto con Marga Torres y 11 socios más, fundaron la cooperativa sin ánimo de lucro Hogares Familiares. Paso a paso, hogar a hogar, quieren sacar el máximo número posible de viviendas del mercado especulativo para ofrecerlos en alquileres en bajos a familias necesitadas.

«No estamos inventando nada. Sólo queremos importar el modelo que funciona en Alemania, donde las cooperativas de vivienda permiten tener un piso de alquiler con todos los beneficios de tenerlo comprado», afirma Moreno. Es decir, pagar el hogar con un contrato indefinido que sólo puede romper el inquilino, sin que este tenga que hacer frente a las cargas de una hipoteca.

El verano del año pasado Hogares Familiares adquirió dos viviendas en el barrio Sant Josep Obrer gracias a un crédito con Coop57. El del pasaje Mare de Déu de Guadalupe lo comparten cuatro personas en situación de vulnerabilidad. Sin ir más lejos, uno de ellos había vivido seis meses en la calle antes de entrar. El del pasaje Mare de Déu de la Paloma ya tiene una familia asignada que, si todo va bien, podrá entrar a vivir en febrero, cuando hayan acabado las obras de reforma.

Mientras intentan ampliar el stock de pisos de propiedad, con la ayuda de la fundación Habitat3 –de la Mesa del Tercer Sector– la entidad ya gestiona dos pisos más, y la semana que viene firmarán un convenio para administrar cuatro más durante los próximos 15 años, que serán el hogar de algunas de las familias que tienen a su larga lista de espera.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Comenta el contenido
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43