Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Una imatge del 2015 de passatgers que van ser desviats a Reus.

Una imagen del 2015 de pasajeros que fueron desviados en Reus.

Territori apuesta para que Reus acoja quieres que la niebla desvía de Alguaire

La Generalitat afianza un «acuerdo» entre aeropuertos «para que los pasajeros lleguen sin retrasos» y descarta 7 MEUR en el sistema de aterrizaje en Lleida

Actualizada 17/09/2017 a las 19:39

El Aeropuerto de Reus recibirá de nuevo este invierno, con toda probabilidad, vuelos desviados por los problemas que episodios de niebla densa ocasionan cada año en el aeródromo de Lleida-Alguaire durante los meses de frío más intenso. La temporada anterior, esta situación contribuyó –de la mano de otros factores– a disparar las estadísticas de pasajeros en las instalaciones de la capital del Baix Camp: el Aeropuerto reusense alcanzó en enero la cifra 9.483 viajeros, cerca de un 70% más que en el mismo periodo del pasado 2016. Este mes de marzo, el Parlamento dio luz verde a una resolución que instaba a la Generalitat a incluir en el plan de Aeropuertos 2017-2020 un apartado específico sobre la viabilidad futura del aeropuerto de Lleida-Alguaire. En el informe de control de la misma resolución, el conseller de Territori, Josep Rull, apunta ahora que «se han estudiado los costes de un sistema de aterrizaje instrumental de nivel ILS II o III» –el Aeropuerto de Lleida tiene ahora un sistema ILS Y– y que «cambiarlo representaría una inversión superior a los 7 millones de euros».

Es por eso que, en este informe parlamentario, Rull recuerda que el invierno pasado se la desviaron aviones en Reus «cuatro días» y que el presupuesto necesario para llevar a cabo esta mejora en el sistema de aterrizaje en Alguaire es «demasiado elevada ya que el Aeropuerto de Lleida tiene un acuerdo con el Aeropuerto de Reus por los días de niebla densa que hace que los pasajeros lleguen a su destinación sin retrasos y sin afectar a los usuarios ni su logística». El sistema ILS I «significa una visibilidad mínima de 2.400 pies (732 metros) o 1.800 pies (549 metros) en caso de que haya iluminación de la línea central, en las copas de pista y un mínimo de techo de nubes de 200 pies (60 metros)». El cambio a un sistema superior permitiría, presumiblemente, poner fin a los desvíos teniendo en cuenta la niebla densa que se localiza en la zona.

Por carretera en el Pirineo andorrano
El invierno pasado, las condiciones de visibilidad en las instalaciones de Lleida obligaron a derribar en la capital del Baix Camp, al menos 16 aviones con más de 3.150 pasajeros, que fueron posteriormente trasladados por carretera. La cifra se multiplicaría por dos si se tiene en cuenta también que las aeronaves que aterrizaban en Reus programaban llenos la vuelta a sus aeropuertos de origen. Los episodios –a pesar de que Territori apunta cuatro, en aquel momento se tuvo constancia de un mínimo de cinco– van registrar los días 21 y 28 de diciembre, 2 y 8 de enero y 19 de febrero, y afectaron especialmente a la programación del touroperador Neilson, que trasladaba esquiadores de Manchester, Londres o Birmingham al Pirineo andorrano. Con todo, Rull ha anunciado ya la presencia de Neilson también este invierno, como de Quality Travel i Arkia.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43