Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Folguera i Orensanz després de l'entrevista ahir al Teatre Batrina.

«El boom del Priorat se tenía que explicar a través de las emociones»

Folguera y Orensanz después de la entrevista ayer en el Teatro Batrina.

«El boom del Priorat se tenía que explicar a través de las emociones»

La gestación del resurgimiento de la comarca a través del vino se estrena hoy en la inauguración del XI Festival de Cine de Reus, el Memorimage

Actualizada 09/11/2016 a las 11:41

—¿Cómo surge la idea de hacer un documental sobre el Priorat?

-TF: Tenía una ligera idea sobre el Priorat vinícola. No tengo recuerdo de haber ido nunca, y me quedé impactado, como le puede pasar a mucha gente. Cuando vi el paisaje y me explicaron la historia nos adentramos.

—Y en aquel momento aparece el prioratí, Toni.

-T.O: Me hacen una primera entrevista como persona de la comarca. Al final acabo siendo coguionista; la muleta local. Tenía claro que por|para mucho que se haya escrito sobre el Priorat prensa, no se había profundizado en televisión o cine en que pasó hace 25 años para|por saber por|para los que pasa del vagón de cola Cataluña a la referencia vinícola internacional.

—La historia que explican es la de los Barbier o los Palacios.

—T.F: Es cierto que hay estos cinco personajes que llegan de fuera pero eso sucede en un contexto donde la comarca ya está buscando la manera de frenar la caída del pozo donde estaba inmersa y coincide con la creación de la Escuela de Enología de Falset. Queríamos ir más allá de los Barbier o Palacios.

—¿Profundizar hasta qué punto?

-T.O: El documental le da un componente para entender sentimentalmente qué pasaba y la historia humana profunda de los que consiguieron hacer el cambio. El éxito del Priorat también se debe a una historia que internacionalmente tiene mucha pegada.

—Un camino que no fue sencillo.

-T.O: 25 años después puedes tener la sensación de que el boom del Priorat fue sencillo, pero hay episodios que demuestran la dureza y como los Palacios y otros estuvieron a punto de tirar la toalla.

—T.F: El documental busca llegar al máximo número de espectadores tanto a nivel catalán como internacional, el cual queda bastante reducido a determinados círculos. Una persona de Nueva York que consume vinos de Palacios no sabe cómo fueron las primeras cosechas y como la gente sufrió. Es una historia muy épica.

—Hablamos de algunas de estas historias del boom que aparecen en el documental.

—T.F: Una es cuando Robert Parker se interesa por los vinos de Priorat y los empieza a incluir a la lista. ¡Ellos mismos se sorprenden sin saber quién es Parker! Otro que hemos recuperado con imágenes de archivo es cuando la sala Christie's de Nueva York a 1999 subasta un lote de Palacios por|para un precio muy elevado. O cuando Barbier en la primera cosecha dice que el vino se tiene que vender a 4.500 pesetas, que era un precio desorbitado por la época, y nadie les hace caso, y él decide irse a ver el somelier más importando del mundo a París. Hemos ficcionado este proceso.

-T.O: Es curioso como cuando querían vender los vinos en Cataluña estos vinos por 4.500 pesetas les querían echar –y que ellos reconocían que no era normal.

—El documental, sin embargo, quiere dar voz a la gente anónima.

-T.O: Habla también de bodegas como el de Escaladei que en 1974 había empezado a hacer vinos modernos del Priorat. Y también de los campesinos que habían resistido y aguantado las viñas viejas de las cuales después se ha acabado haciendo grandes vinos. El trabajo que presentamos va más allá de estos cinco nombres. Es un relato donde aparecen campesinos, productores de toda la vida, personas mayores.

—¿Qué los ha sorprendido más durnant la grabación?

—T.F: La dureza del Priorat. No es una tierra amable para|por el hombre. Los primeros días de rodajes cambia la planificación que tienes previstas por la ubicación de los pueblos. ¡Para hacer 10 kilómetros tardas case media hora o tres cuartos! A nivel humano también es complejo, es gente que ha sufrido mucho y con unos caracteres fuertes, que es una de las cosas que me atrae de la gente de la comarca.

— ¿Está de acuerdo, Toni?

-T.O: Sin la tenacidad de una determinada gente no se entiende que la viña no desapareciera de la comarca. Lo más fácil era salir corriendo. Porque no tenían más aspiraciones o porque sí las tenían, acaba resistiendo. Los campesinos creían firmemente en que el producto era irrepetible y era el mejor vino del mundo. Eso forja en la práctica los caràcteres duros de los prioratins.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43