Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Una imatge d'arxiu de Josep Prat, als jutjats de Reus.

Prat acusa al CatSalut de pagar Manté y Batesteza hinchando contratos de Innova

Una imagen de archivo de Josep Prat, en los juzgados de Reus.

Olivia Molet

​El juez impone una fianza por responsabilidad de 8 millones de euros a los imputados por el caso Innova

Mantiene la acusación de prevaricación, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales al exalcalde, Lluís Miquel Pérez, Josep Prat y varios exconcejales

Actualizada 06/07/2016 a las 20:01

El ex alcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez, el ex director General de Innova, Josep Prat, la directora financiera i la secretaria del holding de empresas municipales y todos los ex concejales municipales que participaron en la junta general de la sociedad municipal tendrán que hacer frente, cada uno de ellos, a una fianza de 8.000.000 de euros en conceptos de responsabilidad pecuniaria por la imputación de los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales que les mantiene el juez Diego Álvarez de Juan, titular del juzgado de Instrucción número 3 de Reus. Así se desprende del auto del 4 de julio en base al cual se hacía el levantamiento del secreto de sumario de una de las piezas del caso, la número 1.

El juez ha decretado el 30 de septiembre de 2016 como fecha límite para que se haga efectivo el pago de las fianzas impuestas. Esta fecha también es la que el juez ha establecido como máximo para poder interponer recurso de reforma o apelación en el auto dictado por el juez. En este caso, el plazo es mucho más amplio de lo que es habitual porque, según señala el juez, «levantar el secreto de las actuaciones después de tanto tiempo y exigir una fianza en el plazo de una audiencia u obligar a interponer un recurso en el plazo de 3 o 5 días, podría suponer una rebaja considerable del derecho a una tutela jurídica efectiva». En definitiva, considera que, de acuerdo con el tiempo pasado, no dar un tiempo lo bastante largo representaría una indefensión para los acusados.

La parte procesal que ahora se ha hecho pública corresponde en la pieza número 1 del denominado caso Innova. Esta pieza, en esencia, es la que considera como hecho delictivo que el Ayuntamiento de Reus, a través de la sociedad de empresas municipales Innova (de la cual eran consejeros los miembros de la corporación local) concediera un aval por importe de 3.000.000 millones de euros en la empresa Shirota Functional Foods SL.

Shirota se constituyó el 17 de mayo de 2007 y los socios fundadores de la nueva sociedad fueron la empresa La Morella Nuts S. A., con una participación del 48% (representada por Joaquim Barriach Sugrañes); Innova, Grupo de Empresas Municipales de Reus SL, con una participación del 40% (representada por Lluis Miquel Pérez Segura); Tecnoparc Reus SA, con una participación del 8% (representada por Josep Morató Clarasó y Àngel Cunillera Zarate); la Universidad Rovira i Virgili, con una participación del 2% (representada por Francesc Xavier Grau Vidal) y el Hospital de Sant Joan de Reus SAM, con una participación del 2% (representada por Alexandre Martínez Medina).

Ayuda a un proyecto subvencionado
La razón por la cual Innova decidió participar en la creación de Shirota, de acuerdo con lo que el juez recoge en las diligencias, fue la de dar apoyo a la empresa La Morella Nuts, que había conseguido una subvención para participar en un proyecto del Ministerio de Sanidad, denominado Cenit. Para desarrollar el proyecto, la empresa necesitaba una inyección económica que es la que finalmente acabó aportando Innova. Según recogen las diligencias, los tres millones de euros que representa el aval de las empresas municipales representaban, de hecho, la totalidad del importe económico que La Morella necesitaba para asumir el proyecto subvencionado.

Las diligencias expuestas por el juez determinan que la aportación económica municipal a Shirota se hizo, por parte de los responsables de Innova y de su presidente, el ex alcalde Lluís Miquel Pérez, de manera poco transparente de manera intencionada. Según el auto, Pérez escondió a los miembros de la Junta General de Innova que en la constitución de Shirota ya se había establecido el apoyo financiero de 3.000.000 de euros y, según el juez «este ejercicio de falta de transparencia convierte a toda esta actuación administrativa en indiciariamente delictiva».

La aportación de los 3 millones de euros de Innova en Shirota se concretó en la concesión de un aval a una operación de crédito a largo plazo concertada con el Banco Popular Español por|para un valor de 2.700.000 euros y en una póliza de crédito de 300.000 euros con la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona. Aunque era preceptiva su aprobación para|por la Junta General de Innova, ninguna de las dos operaciones se informaron en la juta celebrada en febrero de 2008, y tampoco, según indica el juez, se informó «posteriormente». El juez considera que la participación de Innova en Shirota se hizo de espaldas al plenario del Ayuntamiento de Reus.

El objetivo de la creación de Shirota y el àval municipal que recibió era favorecer en la empresa La Morella Nuts, según el juez


Según las diligencias expuestas por el juez «además del oscurantismo en toda la operación, constan indicios de que el objetivo era favorecer en la mercantil La Morella Nuts. El objetivo fue descapitalizar Shirota y absorber todo su patrimonio para sanear las cuentas de la Morella Nuts». El objeto social con el que se creó Shirota era el de la 'puesta a punto de metodologías para el diseño de alimentos esencialmente nuevos y de alimentos funcionales así como la comercialización de servicios tecnológicos a otras empresas alimenticias que consistirían en el diseño de principio a fin de nuevos alimentos con propiedades funcionales»

Propiedad intelectual y beneficios
Los beneficios de esta nueva sociedad tenían que ser por|para las patentes generadas gracias a la innovación y el desarrollo del proyecto Cenit. La realidad, sin embargo, es que, de acuerdo con que señala el auto judicial, la Morella Nuts se reservó todos los derechos de propiedad industrial intelectual. Eso representaba que aunque existía un acuerdo que establecía un reparto compartido de la titularidad de los productos que se generaran, a la hora de la verdad, todo quedaba en manos de La Morella.

Los responsables de Innova actuaron de espaldas al plenario y el exalcalde escondió información a la Junta General del holding, según el auto judicial


Shirota no consiguió ningún resultado (acumuló unas ventas de 155.000) y la empresa fue liquidada. Según el juez, el daño patrimonial sufrido por|para Innova finalmente ascendió a 3.103.201,20 euros. La Morella Nuts, que participaba en el 48% de Shirota, se vendió a la multinacional Barry Callebaut (a finales de 2011) sin que esta transmisión haya revertido de ninguna manera a la viabilidad de Shirota.

El auto del juez Diego Álvarez hace un especial inciso a determinar que, al menos entre los años 2007 y 2011, los pilares que permitían el funcionamiento diario de Innova eran su director General, Josep Prat; la directora Económica y Financiera, Ester Ventura y la secretaria del holding de empresas municipales, Natàlia Torrell. Estos, junto con el entonces alcalde de Reus y Consejero Delegado de Innova, Lluís Miquel Pérez, eran, según el juez, las «figuras esenciales de un entramado de empresas municipales que presuntamente estaba diseñado para que no hubiera ningún tipo de control».

Con respecto a los integrantes de la Junta General de Innova, es decir, a los concejales que en aquel momento constituían el equipo de gobierno (PSC, ERC e ICV), la imputación que mantiene al juez es a causa, según señala, «por|para una presunta ignorancia deliberada, que permitieron, en el ejercicio de esta ignorancia, que varios millones de euros salieran de las arcas municipales hacia Shirota y con la presunta finalidad de acabar agrandando el patrimonio de la Morella Nuts.»

El juez imputa a los ex concejales por su 'ignorancia deliberada' que permitió la pérdida de patrimonio público


Listado de imputados:
​Ex alcalde de Reus y ex presidente del Consejo de Administración de Innova:
Lluis Miquel Pérez Segura
Ex director de Innova: Josep Prat Domènech
Ex directora financiera de Innova: Éster Ventura Ruché
Ex secretaria de Innova: Natàlia Torrell Vidal
Ex concejales y responsables políticos: Jordi Bergada Masquef, Alex Martínez Medina, Josep Ortiz Castellón, Empar Pont Albert, Daniel Pi Nova, Maria Misericòrdia Dosaiguas Pérez, María Rosa Garrido Arcones, Maria Teresa Pallarés Piqué, Carles Salas Martí, Joan Anton Verge Guarch, José Magrazo Escuin, Martina Garcia Frontera, Ernest Paris Just y Pilar Pérez López.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43