Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Uns 350 veïns de l'entorn de la Sedera signen contra el projecte de pàrquing

Unos 350 vecinos del entorno de la Sedera firman contra el proyecto de parking

Miembros de la plataforma, en la presentación de la campaña de recogida de firmas, a finales de abril.

Olívia Molet

Unos 350 vecinos del entorno de la Sedera firman contra el proyecto de parking

La Plataforma Salvem la Sedera tiene programada un encuentro a tres bandas con el Ayuntamiento y Solvia

Actualizada 08/05/2016 a las 22:17

«Hemos conseguido que, de momento, se pare todo, y tenemos prevista una reunión a tres bandas con el Ayuntamiento y Solvia». Son palabras de Alfonso Berbel, presidente de la Asociación de Vecinos del barrio Monestir y portavoz de la Plataforma Salvem la Sedera, reactivada recientemente para oponerse a la determinación de Solvia –la filial inmobiliaria del Banco Sabadell y propietaria de los terrenos donde se ubica la antigua fábrica textil– de derribar el edificio o, en último término y si este acabara yendo al suelo, también a la propuesta en que trabaja el consistorio a fin de que en el solar resultante se ubicara una zona verde o un aparcamiento. El colectivo ponía en marcha a finales del pasado mes de abril una campaña de recogida de firmas «entre los que vivimos aquí y, por lo tanto, estamos afectados» para hacer manifiesto el rechazo a este último extremo y al mismo tiempo reclamar «voz y voto» en el proyecto que ocupe el espacio resultante de la desaparición de la Sedera. En veinte días, mantiene Berbel, ya son más de 350 las rúbricas que, «obtenidas puerta a puerta en los comercios del barrio», avalan la postura de la plataforma.

Esta, según su portavoz, está citada durante la mañana de hoy mismo con Solvia en un encuentro en que también tendrá presencia el Ayuntamiento y que servirá a los vecinos «para plantear una sola pregunta, que es el que nos interesa y es muy sencillo: por qué se derriba la Sedera?». En paralelo, la plataforma ha fijado para el próximo día 18 de mayo y a las instalaciones de la escuela Padre Manyanet la anunciada asamblea vecinal donde «se informará a los asistentes de cómo está el tema» y se añadirán las firmas «de los que todavía no han tenido ocasión de sumarse». La intención del colectivo pasa por, una vez cerrada la campaña, presentar estas firmas ante el Ayuntamiento a fin de que «nos dé apoyo en aquello que queremos, que es que, si la Sedera desaparece, el solar pueda acoger viviendas de planta baja y, si no lo hace, un museo de Semana Santa, una residencia de personas mayores o un equipamiento útil para el barrio».

Se da la circunstancia que el futuro definitivo del solar resta pendiente de la configuración del nuevo POUM (Plan de Ordenación Urbanística Municipal), que tendría que traer de la mano una recalificación de este suelo industrial. Con todo, la Plataforma Salvem la Sedera, que anunciaba tres semanas atrás que Solvia derribaría de manera «inmimente» y en el plazo máximo de un mes la antigua fábrica, no tiene tan claro ahora que se consume la demolición y recupera la reivindicación que «no vaya en el suelo. La Sedera hoy día está cerrada y sellada y estam muy bien. Ahora tenemos una certeza, una seguridad, y de la otra manera tendremos un solar que estará vacío pero también lleno de incertidumbres».

La esperanza de que no vaya al suelo
El mismo Berbel reitera que «no queremos el parking de zona azul en que piensa el Ayuntamiento, lo descartamos totalmente» y dice que, «si la Sedera se llega finalmente a derribar, querríamos que de entrada se cerrara cuidadosamente y que fuera Solvia quien se encargara de su mantenimiento y de la limpieza». El portavoz de la Plataforma Salvem la Sedera mantiene, a raíz de la reunión que asegura que tiene que producirse con la inmobiliaria del Banco Sabadell, la esperanza de que «quizás conseguimos que no lo derriben» y confía en que, de cualquier manera, «tengamos alguna cosa que decir y encontramos una solución que satisfaga a todo el mundo».

La propia Solvia afianzaba hace escasas semanas la decisión de hacer desaparecer el edificio, después de enviar un equipo de operarios al recinto para reemplazar el acceso de vehículos al cerrado, colocar candados en todas las puertas de las estancias de la Sedera, retirar escombros acumulados, ladrillos y tejas, y limpiar restos de vegetación y basura. Fuentes de la inmobiliaria apuntaban en aquel momento que la idea inicial no ha cambiado y que el objetivo de los trabajos era «mantener el espacio en buenas condiciones».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43