Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Reus es troba entre les ciutats més barates en lloguer de pisos

Imagen del Raval de Jesús.

Olívia Molet

Sant Cugat i Castelldefels, ciudades más caras en alquiler de pisos y Manresa y Reus, las más baratas

El 81% de arrendamientos están entre 121 y 450 euros en la capital del Baix Camp

Actualizada 27/03/2016 a las 13:15

El comportamiento de los precios de alquiler en Cataluña es tan diverso como el mismo territorio, según el economista Agustí Jover, socio de ‘Promo Asesores Consultores’. Los efectos colaterales de la crisis han castigado a Manresa y Reus, donde el 86% y el 81% de los arrendamientos, respectivamente, están entre 121 y 450 euros al mes. Lérida también tiene los alquileres más bajos, con el 78% por debajo de los 450 euros, pero estos precios en la capital del Segrià se explican por|para una «sobreoferta» que se arrastra desde el estallido de la burbuja inmobiliaria., mientras que las ciudades que lideran los precios más caros son Sant Cugat del Vallès y Castelldefels, donde el 23% y el 11% de los alquileres están por encima de los 1.051 euros en el mes.
Agustí Jover, socio de ‘Promo Asesores Consultores’ es quien coordina el estudio ‘El mercado de alquiler en Cataluña’ que publica anualmente el departamento de Gobernación, Administraciones Públicas y Habitatge. El informe del mercado del alquiler se hace en base a las cifras de contratos y precios de alquiler de las 20 ciudades de Cataluña que tienen un volumen significativo de viviendas en arrendamiento, cosa que facilita sacar medias que marcan la tendencia del mercado, según Jover.Les datos del estudio salen del registro de fianzas del Incasol donde están depositados los contratos que se han firmado donde se incluye el precio de alquiler. A partir del estudio de estos documentos se extraen un conjunto de cifras reales que muestran una fotografía fiel del mercado de alquiler catalán. Jover lleva desde antes de 1984, cuando empieza la serie del Incasol, trabajando en datos del mercado de alquiler català. Una primera conclusión del estudio es que el mercado de alquiler en Cataluña tiene un comportamiento tanto dispar como|cómo la misma geografía del territorio. Eso se ve en el hecho de que en Sant Cugat, la ciudad más cara en precios de alquileres, sólo un 9% de los contratos de alquiler están por debajo de los 450 euros, mientras que en Manresa, siempre cifras del 2015 no se encuentran pisos de alquiler por encima de los 751 euros en el mes. Los datos de Sant Cugat indican que el 58% de los contratos que se firmaron en el 2015 están entre 451 y 900 euros en el mes, mientras que el 23% están en la franja entre 1051 y 1.300 euros.A Castelldefels, segunda ciudad que lidera el ranking de precios más caros, el 74% de los pisos se alquilan entre 451 y 900 euros al mes y el 11% están por encima de los 1.051 euros. En esta localidad del Baix Llobregat sólo el 7% de las viviendas se alquilan por debajo de los 450 euros. En el otro lado de la balanza, y en sentido contrario, la ciudad donde los precios están más bajos es Manresa donde no en el 2015 no se alquiló ninguna vivienda por encima de los 750 euros y donde el 86% de los arrendamientos se situaron entre los 121 y los 450 euros. En un nivel similar a la capital del Bages está Reus, la capital de Baix Camp, donde el 81% de los contratos están entre 121 y 450 euros y como a Manresa es una ciudad donde no se firmó ningún contrato por encima de los 750 euros. Agustí Jover también incluye la ciudad de Lérida como una de las más baratas pero por razones de base diferentes al caso de Manresa y Reus. Así como la capital del Bages y del Baix Camp su comportamiento a la baja responde a una fuerte depresión de la actividad económica, en el caso de Lérida, pesa más la«sobreoferta» de pisos procedente de la burbuja inmobiliaria que ha dejado una difícil salida al stock|estoque de viviendas que se arrastra desde la crisis. Ahora, la única salida que tienen estos pisos del stock|estoque de viviendas es entrar en el mercado de alquiler pero a precios bajos. La fotografía de esta sobreoferta de Lérida es que el 78% de los contratos están entre 121 y 450 euros y sólo el 1% de los arrendamientos firmados ha superado los 750 euros. En Lérida el año 2015 no se alquiló ninguna vivienda por encima de los 900 euros, según los datos del registro de fianzas del Incasol. El comportamiento de Lérida también lo comparte de forma similar la capital de Osona. En Vic, el 79% de los contratos de alquiler se hicieron entre 300 y 600 euros y sólo el 1% superó los 900 euros. Las medias agregadas de precios de Sant Cugat del Vallès y de Castelldefels, las dos ciudades más caras, se situaron en el 2015 en 898 y 806 euros, respectivamente, cosa que supone el 85% y el 66% por encima de la media de alquiler de Cataluña que en el 2015 con los contratos firmados en este ejercicio se situó en 486 euros. En el caso de las ciudades más baratas, Manresa, Reus y Lérida, las medias de los precios de arrendamiento en el 2015 se situaron en 345, 381 y 386 euros, respectivamente, cosa que supone tener unos precios del 29%, 22% y 21% por debajo de la media catalana de los contratos firmados en el 2015. Jover explica que la ciudad de Barcelona, por|para sus características sistémicas, tiene un comportamiento especial porque es una ciudad ‘’agotada’’ y las ciudades del entorno metropolitano también están ‘’agotadas’’, pero menos que Barcelona, reflexiona el economista. La capital catalana tiene limitaciones de espacio geográfico para resolver sus necesidades de vivienda y la oferta se tiene que desplegar desde dentro y con un volumen de incremento de la oferta muy bajo, cosa que deja un mercado en una ‘’tensión’’ muy alta. Una ‘’tensión’’ que va aflojado|disminuido proporcionalmente a medida que te alejas de la ciutat.La tendencia que se registrará este año 2016 en estas 20 ciudades catalanas, también en Barcelona, será de una disminución del precio de los alquileres. Esta previsión se cumplirá porque|para que entre el 2014 y el 2015 el número de contratos, es decir la demanda, se ha reducido y eso obligará a la oferta, los arrendamientos, a bajar el precio después de un incremento del 7,08% en el 2015 a la ciudad de Barcelona y del 2,5% al conjunto de las 20 ciudades del estudio. La media de precio de alquiler en Barcelona ciudad en el 2015 se situó en 735 euros en el mes, mientras que en el 2014 esta media fue de 688 euros, con este incremento citado del 7,08%.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43