Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

La Plataforma Salvem La Sedera se movilizará para frenar el derribo

El movimiento vecinal considera que «en la zona no se necesitan aparcamientos» y reclaman que sea uso residencial «unifamiliar»

Actualizada 16/03/2016 a las 09:38

«No queremos que se derroque La Sedera. Peligro no hay. Los fundamentos|cimientos son sólidos y está tapiada». La Plataforma Salvem La Sedera, liderada por la Asociación de Vecinos del Barrio Monasterio, se ha reactivado y se movilizará «lo que haga falta» para evitar que la antigua fábrica Pasarela vaya al suelo.
El Ayuntamiento de Reus tiene sobre la mesa, desde hace meses, una licencia para derribar el edificio, actualmente gestionado por Solvia, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell, y asegura que no se puede oponer. Discrepando de algunas voces vecinales que verían bien tirar al suelo el edificio para evitar futuros riesgos y problemas de empleos|ocupaciones e insalubridad, la Plataforma Salvem La Sedera rechaza estos argumentos.
«Haremos alegaciones y seguiremos luchando», aseguró ayer al presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Monasterio, Alfonso Berbel, que compareció junto con representantes de la Asociación Personas Mayores Distrito 1 y la Coordinadora Ciudadana y de Entidades en defensa del Territorio.
La plataforma vecinal lo tiene claro. Además de presentar alegaciones para parar el orden de derribo, se movilizará para que el ámbito sea calificado como zona residencial pero unifamiliar, es decir, en la línea de las viviendas que hay en esta altura del Paseo Misericordia.
Siguiendo la estela de las reclamaciones iniciales, Salvem La Sedera rechaza que la zona sea calificada como residencial plurifamiliar y que, por lo tanto, se puedan dibujar bloques|blocs de pisos, como inicialmente se había previsto. «Se quiere romper con la fesonomia del barrio y no queremos ningún ‘pelotazo’», denunció ayer Berbel. En esta línea, la plataforma vecinal también rechaza la intención de que, si se derriba, se adecue temporalmente como zona verde y de aparcamientos. «En la zona no se necesitan aparcamientos», apuntaba ayer a Berbel, mientras otra representante de la plataforma remarcaba el coste que supondrá el derribo y las molestias para|por los vecinos.
Salvamos La Sedera ya ha iniciado una ronda de contactos con los Grupos Municipales en el Ayuntamiento y alerta de que si tenemos que ir a la justicia, volveremos.

Empezar desde cero
En este contexto, el punto de inflexión lo marcó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que anuló a finales del 2014 los proyectos urbanísticos que dibujaba a la zona un conjunto de equipamientos y viviendas.
La modificación puntual de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Reus por|para lo que afecta en las islas delimitadas por las calles Evarist Fàbregas, de la Sedera, avenida de Pere el Cerimoniós y el paseo de Misericordia, permitía la reconversión del suelo industrial y comercial en un conjunto arquitectónico destinado a equipamientos y viviendas.
A raíz de una denuncia de la Federación Farmacéutica –propietarios de terrenos en la misma isla–, la sentencia del TSJC comportó, sin embargo, anular completamente la modificación del POUM y devolver el uso del solar a industrial y comercial, al comprobar la falta de viabilidad económica para poder sacar adelante las perspectivas de futuro previstas en el solar.
Actualmente, la parte de los terrenos de la antigua Sedera son de uso industrial, mientras que los terrenos que ocupa la Federación Farmacéutica son de uso comercial.
En este punto, la Plataforma Salvem La Sedera reclama también empezar de cero, teniendo en cuenta que la sentencia anula el proyecto inicial de la promotora Hercesa con el gobierno tripartito, que dibujaba bloques|blocs de hasta 10 pisos, pero también el configurado por el gobierno de CiU en el anterior mandato, que rebajaba a la mitad las alturas.

Malestar
En este sentido, la plataforma vecinal mostró ayer su malestar por|para la manera como el gobierno está gestionando el asunto. «Oímos|Sentimos un malestar muy grande. Hay gente que está hablando de que no son los afectados y nos preguntamos porque hay tanta prisa y porque están de acuerdo con el derribo. Lo único que vemos es que aquí se esconde alguna cosa», alertó Berbel, recordando que en la primera etapa de lucha contaban con el apoyo de Carles Pellicer y Jordi Cervera, entonces a la oposición y ahora al gobierno.
El también representante vecinal, Josep Machado, también recordó que, desde que se dio a conocer la sentencia del TSJC en el 2014, no se ha informado a los vecinos ni se ha produit ningún movimiento.
El nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM), que se está redactando y que se quiere terminar a lo largo de este mandato, tendrá que estudiar una salida definitiva por este ámbito e incorporarla a las previsiones urbanísticas de la capital del Baix Camp y que tendrá que seguir quien finalmente saque adelante el proyecto, actualmente en punto muerto.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43