Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17 º
7.56 Km/h
Tot apunta que la seu de la vegueria serà Vilanova i la Geltrú -a la fotografia es pot veure la façana de l'Ajuntament- o Vilafranca del Penedès.

La veguería del Penedès será una realidad este miércoles después de 12 años de demandas

Todo apunta que la sede de la veguería será Vilanova i la Geltrú -en la fotografía se puede ver la fachada del Ayuntamiento- o Vilafranca del Penedès.

Luz verde a la veguería del Penedès

El Parlamento ha aprobado la nueva estructura, que estará integrada por el Alt Penedès, el Baix Penedès, el Garraf y parte de la Anoia

Actualizada 08/02/2017 a las 18:17

El pleno del Parlamento ha aprobado la Proposición de ley de adaptación de la Ley de veguerías para incorporar la del Penedès a la división territorial catalana aprobada en el 2010 y que está pendiente de aplicar. La proposición la habían presentado JxSí, PSC, CSQP y CUP y en el debate final en la Cámara Catalana ha recibido los votos favorables de estas formaciones y en contra de C's y PPC. La veguería del Penedès incluirá las comarcas del Alt Penedès, el Baix Penedès, el Garraf y la Anoia, a excepción de ocho municipios de esta comarca. Con ésta serán ocho las veguerías que conformarán la división territorial catalana que se aprobó en el 2010 pero que está pendiente de aplicar ya que en el 2011 se aplazó la constitución a la espera de una modificación de la normativa estatal para hacerla efectiva.

Con la aprobación de este miércoles, la veguería del Penedès pasa a estar integrada por los 72 municipios de las comarcas del Alt Penedès, el Baix Penedès, el Garraf y la Anoia, excepto ocho municipios de la Alta Anoia. Se trata de Calaf, Calonge de Segarra, Castellfollit de Riubregós, Prats de Rei, Pujalt, Sant Martí Sesgueioles, Sant Pere Sallavinera y Veciana. Estos ocho municipios siguen formando parte de la veguería de la Cataluña Central –cómo se establecía a la ley inicial-, junto con las comarcas del Bages, el Berguedà, Osona, el Moianès y el Solsonès.

La creación del Penedès como veguería también comporta una modificación de los municipios que finalmente integrarán la demarcación de Barcelona y el Camp de Tarragona. En el caso de la primera, esta queda formada por el Baix Llobregat, el Barcelonès, el Maresme, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental. Con respecto al Camp de Tarragona, ahora lo integran el Alt Camp, el Baix Camp, la Conca de Barberà, el Priorat y el Tarragonès.

Pendiente de aplicación
A pesar de la aprobación para reconocer el Penedès como veguería, el despliegue de la nueva división territorial continúa en pausa. El año 2011, el Parlamento aprobó aplazar la constitución de las veguerías y la creación de los consejos correspondientes mientras no se modifique la norma española para poder cambiar los límites marcados históricamente por las provincias. Sin embargo, con el reconocimiento de la octava veguería, la futura división territorial catalana estaría conformada por Barcelona, Girona, Lleida, el Camp de Tarragona, las Terres de l'Ebre, el Alt Pirineu, la Cataluña Central y el Penedès.

La nueva veguería penedesenca, sin embargo, queda pendiente de disponer de una regulación propia que determine, entre otras cuestiones, cuál será la capital y dónde se ubicará el Consejo de Veguería. En esta situación también se encuentran el Alt Pirineu, la Cataluña Central y el Penedès, mientras que Barcelona, Girona, Lleida, el Camp de Tarragona y las Terres de l'Ebre ya tienen estipulado que los consejos veguerials se ubicarán en las actuales capitales de provincia y en Tortosa, respectivamente.

El de este miércoles es el segundo gran triunfo que consigue el territorio con respecto al reconocimiento de su singularidad. El primer paso se produjo el año 2010, paradójicamente pocos meses antes que la ley de veguerías excluyera el Penedès, cuando el Parlamento aprobó el Ámbito Funcional, equiparando la gestión interna y la descentralización de servicios en este territorio en zonas como las Terres de l'Ebre, el Camp de Tarragona o las Comarques Centrals. La creación del Ámbito comportaba, entre otras cuestiones, la confección de un Plan territorial parcial (PTP), que se empezó a trabajar el año 2014 y que a estas alturas todavía está en fase de redacción.

PP y C's muestran su oposición al planteamiento
PPC y C's han votado en contra de la creación de esta nueva veguería y en sus intervenciones han puesto en duda la división territorial catalana aprobada en el 2010. Así, el diputado del PPC Santi Rodríguez ha lamentado que a pesar de la aprobación de la proposición esta no se podrá aplicar. «Hoy tendremos Penedès pero lo que seguiremos sin tener serán veguerías», ha declarado. El popular se ha mostrado a favor de la división territorial en veguerías pero ha rechazado la forma como se reconocieron en la ley del 2010 ya que ha dicho que se plantean como la «sustitución de las provincias y las diputaciones provinciales». Además, ha criticado que ni la propia Generalitat ha desarrollado la norma en aquellos aspectos en que podía hacerlo, como la división de sus departamentos cogiendo como referencia esta división.

Desde el PSC, Eva Martínez ha reprochado a los gobiernos de CiU y JxSí el retraso en el reconocimiento de la veguería de Penedès, recordando que la ley de veguerías se aprobó en el 2010 y que el mismo año se reconoció el Ámbito Funcional de este territorio. Al mismo tiempo, sin embargo, ha aplaudido que finalmente el Penedès histórico cuente con una división propia y ha instado al Gobierno a dotarlo de recursos, a pesar de reconocer que la nueva estructura administrativa continuará en pausa hasta que el estado español no modifique la ley. En este sentido, Martínez ha pedido «mayor implicación» de la Generalitat para afrontar cuestiones que afectan especialmente a la economía de este territorio, como el paro, las desigualdades entre municipios y la desindustrialización de algunas zonas. «Hace falta un plan de actuación que evite tener una nueva veguería vacía de contenido», ha concluido.

El diputado de C's Sergio Sanz ha considerado que la división territorial en veguerías no es eficiente y ha denunciado que está más relacionada con una cuestión identitaria y no con la busca de eficiencia. «No hacen falta veguerías, hace falta una buena gestión, buenas inversiones, buenas políticas y una planificación integral y no parches», ha declarado. En esta línea, ha aseverado que esta división tampoco permite una simplificación administrativa cuando ya existen comarcas provincias. Sanz ha apuntado que eso no supone una crítica hacia el Penedès, ni hacia el Moianès, pero ha insistido en que lo que hace falta es una reflexión más general sobre cuál es el modelo administrativo más «adecuado» para dar soluciones a los problemas que afectan a los vecinos de la nueva veguería.

Por su parte, Hortensia Grau, diputada de Cataluña Sí Que Es Pot, ha reclamado que el reconocimiento de la veguería Penedès vaya acompañado del despliegue del Ámbito Funcional y de la aprobación del Plan territorial parcial, que ha definido como «urgente y prioritario». Grau ha pedido al Gobierno que acelere estas cuestiones y ha reprochado al vicepresidente Oriol Junqueras y la consellera Meritxell Borràs las declaraciones contradictorias hacia la descentralización de servicios que se prevén al Penedès y la designación de un delegado a corto plazo. Sobre esta cuestión, Hortensia Grau ha pedido ir «más allá de los sentimientos territoriales» para los cuales la nueva división territorial dote el territorio de recursos. Para conseguirlo, la diputada ha sugerido en la Plataforma por la Veguería Propia que siga siendo «tozuda» con sus reclamos.

El diputado de la CUP Joan Garriga ha celebrado que la creación de la nueva veguería «coloca el Penedès dentro de la organización territorial del país en las mismas condiciones que el resto» y ha apuntado la importancia que se de respuesta a un clamor social. Garriga ha defendido que hay muchas razones que justifican la nueva veguería y ha asegurado que tiene que permitir una mejor gestión de las políticas en ámbitos como la enseñanza, la sanidad o la necesidad de transporte público alejándose del «peligro de metropolinización» y que vaya más allá de la mirada del Penedès como «territorio de paso». «Aspiramos a disponer de un territorio cohesionado políticamente y administrativamente, simplificando duplicidades y vertebrando servicios», ha dicho.

Por último, la diputada de JxSí y alcaldesa de Vilanova i la Geltrú, Neus Lloveras, ha asegurado que la nueva distribución «potencia la centralidad y la simplificación administrativa» ya que ha asegurado que no tenía ningún sentido que las cuatro comarcas del Penedès estuvieran segregadas y ha celebrado también que la aprobación de este miércoles enmienda el «error» que se cometió en el 2010 cuando no se incluyó la veguería del Penedès en la ley aprobada. Así, ha apuntado que se reconoce la «singularidad» territorial de la zona y se reconoce la voluntad popular mayoritaria. Lloveras se ha dirigido a C's y PPC para recordarles que lo que hoy se debatía era la creación de la veguería del Penedès y no el modelo de división territorial del país en veguerías. «Hoy discutimos que Cataluña tiene siendo y no ocho veguerías», ha declarado.

Expectación del territorio en el Parlamento
El reclamo por el cual el Penedès fuera reconocido como octava veguería se remonta en el 2003, cuando se creó la Plataforma por una Veguería Propia (PVP). Actualmente, este movimiento ciudadano aglutina el 93% de los ayuntamientos del gran Penedès, sumando cerca de 500.000 habitantes que reivindican la idiosincrasia de su territorio por motivos culturales, históricos y geográficos.

Esta movilización se ha hecho visible este miércoles en la Cámara Catalana, donde una cincuentena de concejales, alcaldes y representantes de la sociedad civil han seguido el debate de aprobación de la veguería Penedès desde la sala de grupos del Parlamento. Representantes de las cuatro comarcas que integran la nueva veguería, especialmente miembros de ERC y CiU, han llegado puntualmente a primera hora de la tarde en el Parlamento y han estado expectantes al debate de los diferentes grupos políticos, reventando en aplausos en el momento que se ha certificado la aprobación.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes