Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Futbol
El pas de les jornades ha fet el CF Reus un visitant incòmode.

Un CF Reus que luce mucho mejor en el césped de los escenarios históricos

El pas de les jornades ha fet el CF Reus un visitant incòmode.

El DIa

Un CF Reus que luce mucho mejor en el césped de los escenarios históricos

El Iberostar Estadi fue el primer campo en rendirse a los rojinegros, que ya saben qué es ganar en Carlos Tartiere o en el Sánchez Pizjuán el año del debut

Actualizada 21/03/2017 a las 11:31

Si alguna lección está dejando este CF Reus de Segunda es que no se tiene que tener miedo. Y que de estadísticas, ni de las propias ni de las del rival, mejor no entender mucho. El salto de categoría se lo pudo mirar Reus desde su localidad en el Estadi. Una jugosa parte del premio, con todo, transcurre esta temporada a domicilio. Y tiene forma de asalto en campos con qué, justoun año atrás, el equipo se limitaba a soñar. El Ibersotar Estadi, Carlos Tartiere o, domingo, l'Heliodoro Rodríguez López han acabado rindiéndose a la cualidad más interesante del novel: la fe. En él mismo y en que no tiene ningún límite. Tanta como para romper 14 meses de imbatibilidad en casa del Tenerife. O para poner final a ocho jornadas sin victoria al primer cuarto de hora. Y con un once inédito en el terreno de juego.

Son ahora 30 fines de semana los que la afición rojinegra se pregunta, en un sentido o en otro, como puede ser. Como se cuajó una primera vuelta impecable como la mejor carta de presentación en el fútbol profesional. Como se vivió instalado al play-off en el curso del estreno. Como es que, desde la vuelta de Navidad, no había manera. Y como se hace para, al igual que el equipo, continuar creyendo si los resultados no acompañan. Y para digerirlo al fin y al cabo en 30 jornadas. De momento, el CF Reus invita la ciudad a su periplo de Segunda y ya ha enseñado además de uno dónde está Reus y qué representaba la broma de la Avellana Mecánica.

Uno de los mejores visitantes de la categoría, el conjunto que dirige Natxo González ha recogido 5 de las 9 victorias, ha hecho 11 de los 24 goles y ha sumado 20 de los 39 puntos en desplazamientos. Equilibrar cifras como local y visitante le ha servido para prosperar cuando los marcadores no acompañaban al Estadi. Y, con eso, continuar
adelante. A estas alturas de la campaña, el feudo de la capital del Baix Camp ha asistido a un resbalón menos que las que han vivido los quien, incansables,
recurren de la mano del CF Reus la geografía estatal. Y no son pocos, extraña es la cita en qué el equipo rojinegro ha concurrido en solitario a lo largo de la temporada. En Reus, ha rescatado puntos alguno de los que había salido escaldado del partido delante de los suyos y, muchos, han venido a buscar aquello que el CF Reus les cogió.

La mejor, en La Condomina
El primero, el Mallorca, que caía para que los reusenses celebraran con victoria su iniciación en Segunda A. La diana de Alberto Benito, ya en pleno descuento, abría la caja de las sorpresas del CF Reus, que no ha vuelto a decepcionar en este capítulo. Del coscorrón de Máyor, asistido por Guzzo en el estreno del portugués, salían tres puntos más. Aquellos a Carlos Tartiere. En otro partido de infarto que acababa en victoria visitante cuando el Oviedo tenía más controlado el éxito. El mejor triunfo en lo que va de Liga, con todo, estuvo en La Condomina y vino íntegro de las botas del delantero Fran Carbia.

El atacante tarraconense, primera renovación y que desde el paso por Tenerife comparte título de máximo artillero con Máyor, marcaba en el 4’ y al 16’ y cerraba un partido que acabó en 0-2. El UCAM Murcia, que había arrancado de cuajo a los rojinegros el título de mejor equipo de Segunda B pagaba caro la deuda una vez en la plata.

Dos feudos imposibles
La primera derrota que encajaba el filial del Sevilla en su casa la firmó el CF Reus. Y el gol que la consumaba, Jorge Díaz. De penalti y al minuto 67. Corría la jornada 18 y el equipo se mantenía enganchado a la zona alta donde se había encontrado casi sin querer. El
Sevilla Atlético se había convertido, el 9 de diciembre, en el último desplazamiento con victoria. Esperaba
este fin de semana Tenerife, el escenario más adverso
y dónde se habían estrellado hasta ahora el resto de rivales que ya han pasado. Nadie se esperaba, o sólo el propio equipo lo hacía, que l'Heliodoro Rodríguez López acabara asistiendo a la resurecció rojinegra. Máyor lo volvió a hacer. Y Bahía. Todos los que mantenían la fe. Y que no la pierdan.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43