Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic
Achille Emaná.

Achille Emaná.

Efe

El espectáculo del Pizjuán acaba en tablas

Juan Delgado ayuda en el Nàstic a marcharse 0-1 al descanso, pero un gran Ivi remonta un marcardor que acaba igualando Achille Emaná

Actualizada 12/03/2017 a las 18:17

El Gimnàstic de Tarragona empata (2-2) en el gran Sánchez Pizjuán también ante una gran Sevilla a Atlètic, que mereció marcharse con un mejor resultado. Los sevillanos, que disfrutaron de tres ocasiones clarísimas a la primera mitad, se marcharon al descanso perdiendo 0-1. Dos dianas de un brillante Ivi situaron el 2-1 sin embargo, un misil de Emaná, puso las cosas en su lugar|sitio.

Siempre tiene una preparada a Juan Merino. Una sorpresa o, como mínimo, una novedad importante en el suyo once, que llama la atención de inicio. Y es que los entrenamientos, como son a puerta cerrada, no sirven para dar pistas para el once que dibujará al técnico andaluz en cada partido.

En el Sánchez Pizjuán la novedad llegó en el centro del campo. Sí que es cierto que Lévy Madinda estuvo realmente mal en el último partido lliguer, en el Nuevo Estadio contra la Córdoba, pero no estaba tan claro que acabara cayendo del once. Pues cayó, y su lugar lo ocupó Xavi Molina, que devolvía a sus orígenes, al centro del campo. En una defensa de cinco donde los de siempre no se mueven (de derecha en izquierda, Cristian Lobato, Daisuke Suzuki, Bruno Perone, Iago Bouzón y Mossa). Acompañaban al de la Canonja Sergio Tejera y Cordero mientras que, a encima de los insustituibles para Merino Achile Emaná y Juan Delgado.

No se sabe exactamente si era lo que quería Merino de inicio, pero la primera mitad fue completamente para el Sevilla Atlético. Tanto con respecto a juego, como en el capítulo de ocasiones. Los andaluces, sobre todo en los primeros veinte minutos, no dejaron que los tarraconenses olieran la esférica. Jugando de lado en lado, impidiendo que el centro del campo del Nàstic se dedicara a otra cosa que no fuera intentar destruir el juego del rival, Emaná era lo único que buscaba sorprender al rival, con un Delgado, que no la olía.

Los andaluces tardaron, pero disfrutaron de ocasiones muy claras. La primera, a los 20 minutos de juego. De hecho, parecía un gol cantado, pero apareció el ángel de la guarda del Nàstic, uno Reina que, bajo palos, fue el gato que todo el mundo espera de él. Pero dos minutos después, una jugada calcada, en la cual el remate vino desde la derecha. En esta ocasión, fue Curro el que se quedó solo ante|delante de Reina, pero también se encontró con el de Villanueva del Trabuco cuando disparó, y atrapó.

Tímidamente, reaccionó el Nàstic, siempre comandado por Emaná en ataque, aunque sus llegadas siempre se frenaban, ya que las ideas de los tarraconenses se diluían gracias a la gran capacidad de reacción de un equipo más joven y más fresco. Pero también, más inexperto. Y estaba aquí donde el Nàstic buscaba el peligro. Con malas entregas de los sevillanos y robos de pelota que fueran efectivos. En esta presión, Cordero y Tejera estuvieron muy vivos, ya que veían posibilidades de robar donde nadie las podía apreciar. Mientras tanto, el Sevilla Atlético, a la suya. Minuto 29, y Matos, lateral izquierdo de los locales, alza hasta el área para recibir, disparar sin oposición y encontrarse con el travesaño.

Matos se lesiona
El mismo Matos se convertía en triste protagonista a los 36 minutos de juego, ya que tenía que ser sustituido por lesión. Entraba por él Álex Muñoz. Y cuando todo hacía indicar que el empate sin goles sería el resultado al descanso, apareció Juan Delgado. Falta escorada a la banda|lado izquierda que tiene que botar Tejera. El centrocampista se lo piensa y, después de escuchar las indicaciones de su técnico desde el banquillo, la sirve atrás donde, en una acción muy ensayada, aparecía el chileno y, de primeras, tiraba una cañería imparable para Caro.

Lo que es la vida. Un equipo que merecía ir perdiendo al descanso, y quizás por|para más de un gol de diferencia, dominaba en el marcador. Pero así es el fútbol. Tanto de cruel es, en ocasiones para lo que no merece ganar, como para el que sí lo merece.

Fuerte salió la Sevilla Atlética en el segundo acto, tan fuerte que, en tan sólo dos minutos, culminó el remontamiento. Fue un jugador, Ivi, el mejor de los sevillistas tanto hoy como durante toda la temporada, lo que se puso el equipo en la espalda y decidió que el Nàstic no ganaría con tanta facilidad.

El primero, en el 55,’ recibe a la izquierda una esférica Ivi, Suzuki le deja muchos metros, y el futbolista madrileño lo aprovecha para disparar, cruzado, batiendo Manolo Reina. Y, sin tiempo para poder respirar, jugada calcada, donde Ivi recibe en el mismo lado, esta vez se deshace del japonés, dispara, y pone el 1-2.

No había hecho tantos méritos el cuadro local a la segunda mitad como la primera, pero estuvo mucho más acertado de cara a portería, y eso se veía reflejado en el marcador. Pues cuando|cuándo se acercaba el minuto 70, Merino preparaba un doble cambio. Ya había entrado en el terreno de juego Lévy Madinda por Cordero, pero el entrenador del Nàstic quería introducir a Manu Barreiro y a Stephane Emaná. Sin embargo, al final sólo hizo uno de cambio. Y es que, antes de realizarlo, Emaná hizo una de las suyas y tiró un tiro seco y duro desde la frontal, que chocó con un defensor, después en el palo, y acabó entrando. Increíble. Entonces, Barreiro sustituyó Delgado e, instantes más tarde, Gerard Valentín entraba sustituyendo a Cristian Lobato.

Gran Valentín
En los últimos instantes del enfrentamiento fue, precisamente, Gerard Valentín el mejor hombre del Nàstic. Siempre, sin embargo, con el permiso de Achille Emaná, que no dejó de demostrar pinceladas de calidad. No se movió el marcador, a pesar de las internadas por la derecha del lateral grana ni los intentos de hacer daño entre líneas del africano. Punto bueno para ser fuera de casa, pero no tanto porque era una gran oportunidad de hacer un salto a la clasificación.

FICHA TÉCNICA

Sevilla Atlètic. Caro, David Carmona, Bernardo, Diego González, Matos (Álex Muñoz, 36), Yan Eteki (Pozo, 54), Fede, Cotán, Curro (Borja Lasso, 81) y Marc Gual.
Nàstic. Reina, Lobato (Gerard Valentín, 77), Daisuke Suzuki, Bruno Perone, Iago Bouzón, Mossa, Xavi Molina, Miguel Ángel Cordero (Lévy Madinda, 54), Sergio Tejera, Achille Emaná y Juan Delgado (Manu Barreiro, 72).
Goles. 0-1, Juan Delgado (45); 1-1, Ivi (55); 2-1, Ivi (57); 2-2, Achille Emaná (71).
Árbitro. Javier Alberola Rojas (Colegio castellano-manchego). Mostró la tarjeta amarilla a los visitantes Miguel Ángel Cordero y Xavi Molina.
Incidencias. El Estadio Ramón Sánchez Pizjuán acogió a 2.002 espectadores.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43