Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic
Bouzón, durant una acció del partit.

La vida del Nàstic se ennegrece más

Bouzón, durante una acción del duelo.

LaLiga

La vida del Nàstic se ennegrece más

Primera derrota de Juan Merino como técnico de un equipo que se hunde como colista aunque da la cara en todo momento contra el líder

Actualizada 06/02/2017 a las 00:53

Que el equipo que es el colista de la categoría tenga que lamentar perder, por 2-1, a pesar de merecer empatar, en el campo del líder, dice mucho de la situación de un Gimnàstic de Tarragona que tiene tal déficit de puntos que no se puede permitir el lujo ni perder en el campo de todo un Levante.

Pero el fútbol es así. El grande cuenta con Roger y puede permitirse el lujo de tener a Morales en el banquillo y, el que es colista, tiene que encomendarse siempre a Achille Emaná en el aspecto ofensivo, ya que es el que tira del carro a pesar de ser un recién llegado en el mercado de invierno.

Los tarraconenses perdieron 2-1. Eso sí, dieron la cara en todo momento, y el resultado justo, si la justicia existiera en el mundo del fútbol, habría sido un empate. Aparte de la derrota, fue negativa la lesión de Gerard Valentín, que se retiró del terreno de juego al cuarto de hora por|para un pinchazo que podría motivar que se perdiera algún partido más.

No se preveían muchos cambios a la formación de Juan Merino con respecto a la que presentó el pasado sábado, en el Nuevo Estadio, durante el empate contra el Huesca. El técnico andaluz, que no renuncia a su 5-3-2, formó con los mismos detrás (Gerard Valentín, Daisuke Suzuki, Perone, Iago Bouzón i Mossa). Con Reina insustituible bajo palos, en el centro del campo jugaban también los mismos: Luismi, Sergio Tejera y Miguel Ángel Cordero. Sí que sorprendía al entrenador con el acompañante de Achille Emaná al ataque.

Con José Carlos, Jean Luc y Álex López fuera de la convocatoria por decisión técnica, y Stephane Emaná lesionado, todo hacía indicar que sería Manu Barreiro al escogido para jugar de hombre más adelantado. Sin embargo, el hecho de que el gallego todavía esté arrastrando unas molestias musculares anteriores, y que alguna cosa habrá visto Merino durante los entrenamientos de la semana, motivaron que, finalmente, el entrenador se acabara decantando por Juan Delgado. Toda una sorpresa.

Delgado
No estuvo desentonado el sudamericano, aunque todo el peligro, la entrega y el peso ofensivo del equipo lo llevó|trajo, como siempre, un hombre que se llama Achille, y que tiene como apellido Emaná. Lo que hace este hombre es realmente increíble. Cuándo los partidos, como el de este domingo delante del Levante, están para todo menos para poder lucirse, él aparece, y muestra una dosis de entrega y esfuerzo que es completamente anormal para un futbolista de sus características y, sobre todo, de su edad. Pues el peligro era suyo. De hecho, el único rasgo|tiro entre los tres palos de la primera mitad lo protagonizó el. Transcurría el minuto 33 del enfrentamiento, y el futbolista recogió una centrada desde la derecha, rematándola directamente. Un defensor, sin embargo, se había interpuesto entre él y la esférica, y el rasgo|tiro fue perdiendo fuerza.

No fue un escándalo en ataque el Nàstic durante los primeros 45 minutos, pero los de Merino supieron contrarrestar el peligro que le proponía el rival, un Levante que, era líder, pero que no lo demostraba sobre el césped. La telaraña propuesta por el Nàstic servía para que los valencianos no pudieran salir bien parados. Una centrada en la cual no pudo llegar Roger, de cabeza, fue el único peligro real que demostró el conjunto que entrena a Juan Ramón López Muñiz.

Pero el más destacado durante el primer acto fue la nota negativa del duelo. Gerard Valentín, el hombre que no tiene recambio real en la plantilla, siempre según las palabras de su entrenador, notó unas molestias al cuarto de hora e, instantes después, pidió el cambio. Con los jugadores que había en el banquillo, Juan Merino optó por la opción, en principio, más lógica. No importaba que Ferran Giner fuera zurdo, ya que el entrenador del Nàstic buscaba a un futbolista largo, rápido, y capaz de atacar y defender. Estuvo bastante entonado el zurdo, en el cual no se le notó el hecho de tener que jugar en una posición que, en ningún caso es la suya pero que, dependiendo del alcance de la lesión de Valentín, quizás podría repetir el sábado en el Nuevo Estadio.

Después del descanso
Toda la acción del enfrentamiento se desarrolló durante los segundos 45 minutos. Goles, tensión, cambios... Todo lo que piden los espectadores. Desgraciadamente, para el Nàstic, de los tres goles que hubo durante el enfrentamiento, dos los marcó el cuadro local, que demostró por qué es el líder, sobre todo en el aspecto finalizador.

La eficacia de Roger y de Morales, dos jugadores más que contrastados y de nivel de Primera División, sin discusión, resultó determinante durante los segundos 45 minutos. Había avisado Roger en el 57’, con una acción en la cual casi llega, de cabeza, a rematar una centrada desde la izquierda. Pero el pichichi no falló dos minutos después. También por un centro desde la izquierda, el 9 anotaba el 1-0. Y, después del primero, el segundo.

El Nàstic, obligatoriamente, tenía que ir a por el gol, sacrificando la parte de atrás. Lo hizo sin modificar el sistema, y se encontró con la gran diana de Morales, un Morales que ya sabe qué quiere decir jugar bien contra el Nàstic, y que supo solucionar mucho bien un dos contra uno, cuando los de Juan Merino ya estaban completamente volcados al ataque.

El 2-0 habría significado la muerte segura para cualquiera de los equipos de la categoría de plata, pero el Nàstic no se quiso rendir. Los de Juan Merino sacaron fuerzas desde donde pudieron, y supieron recortar distancias. En una buena acción entre Sergio Tejera y Juan Delgado, este último consiguió conectar con la portería, recortar distancias. Se abría un nuevo horizonte. Empezaba otro partido. Entraban primero, Lévy Madinda y, posteriormente, Manu Barreiro, para intentar el empate.

Sin embargo, le faltaron algunos minutos al Nàstic, un Nàstic que está obligado a ganar los dos próximos partidos en casa si quiere tener esperanzas de salvación. Si no lo consigue, podría decir adiós demasiado pronto a la categoría.

FICHA TÉCNICA

Levante

Raúl Fernández, Pedro López, Sergio Postigo, Rober, Toño, Lerma, Natxo Insa, Jason, Espinosa (Campaña, 74’), Rubén García (Morales, 46’) i Roger (Chema, 90’).

Nàstic
Manolo Reina, Gerard Valentín (Ferran Giner, 17’), Daisuke Suzuki, Perone, Iago Bouzón, Mossa, Luismi (Lévy Madinda, 71’), Miguel Ángel Cordero (Manu Barreiro, 79’), Sergio Tejera, Achille Emaná i Juan Delgado.

Goles
1-0, Roger (59’); 2-0, Morales (67’); 2-1, Juan Delgado (71’)


Árbitro
Jorge Valdés Aller (Colegio castellano-leonés). Mostró la tarjeta amarilla a los visitantes Luismi, Achille Emaná, Perone, Iago Bouzón y Juan Delgado.

Incidències
El Estadi Ciutat de València acogió a 11.542 espectadors.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43