Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic
Els grana van acomiadar en 1-2 el darrer enfrontament disputat a l'Estadi, diumenge, davant el Valladolid.

La Almería, rival del domingo y espejo donde mirarse para seguir en Segunda A

Els grana van acomiadar en 1-2 el darrer enfrontament disputat a l'Estadi, diumenge, davant el Valladolid.

La Almería, rival del domingo y espejo donde mirarse para seguir en Segunda A

A estas alturas, la Almería era colista la pasada temporada en la categoría de plata, con ocho puntos por seis que suma ahora el Nàstic

Actualizada 19/10/2016 a las 02:14

En la situación en que se encuentra el Gimnàstic de Tarragona, cualquier dato, estadística o experiencia pasada es el clavo al que se puede coger un equipo que ha iniciado la temporada de forma nefasta y que se ha hundido en la última posición de la tabla y no consigue salir.

Estas arenas movedizas han sacado lo peor de un equipo que, aunque mantiene la base de la temporada pasada, no ha sido capaz de encontrar el equilibrio entre los que estaban y aquellos que han llegado. Ofensivamente, el equipo no está mal del todo, pero el Nàstic hace aguas en defensa partido tras partido y hace mejores a los rivales, que encuentran agujeros por todos lados a la hora de encontrar el gol en la portería que defienden Saja o Dimitrievski, a la espera de que Reina pueda volver a situarse bajo palos.

Aspirar a alguna cosa más que no sea la permanencia es ya una utopía, por lo que finalizar en la 18ª posición tiene que ser, ahora mismo, la única meta en la que tiene que pensar el equipo de Vicente Moreno.

A estas alturas, la pasada temporada el Nàstic era sexto, sumaba un total de 16 puntos, y estaba ubicado en posiciones de promoción de ascenso a Primera División. Ahora, este Nàstic es a las antípodas de un equipo que maravilló y que casi asciende a la máxima categoría del fútbol profesional. En aquel momento, el colista de la clasificación era un club andaluz que estaba decepcionando a todo el mundo y que parecía condenado a no salir del pozo. Un tal Almería que, aunque parecía descendido a mediados de temporada, acabó salvándose gracias a una remontada para enmarcar.

El Almería es el rival del Nàstic de este domingo, un equipo que puede marcar el inicio de una remontada para el Nàstic o que puede dejar hundido definitivamente un equipo que, con seis puntos, ya no se puede permitir muchos más tropeizos. Y aún más, teniendo en cuenta que la Almería es el actual penúltimo clasificado de la Segunda A y que, con ocho puntos, podría quedarse con la última posición si pierde contra los tarraconenses, que se quedarían con nueve puntos y penúltimos si ganan.

Salvarse como sea
El espejo en que se tiene que mirar el Nàstic es este Almería, por el cual pocos apostaban la pasada campaña y cuya permanencia parecía más que complicada a estas alturas de la temporada. Una diferencia entre estas dos situaciones es que la temporada pasada, por presupuesto y por posibilidades, el Almería partía como uno de los equipos favoritos para luchar por el ascenso a Primera. Este año, la meta del Nàstic era la de consolidarse en la categoría, aunque el objetivo ha cambiado: ahora, todo pasa por salvarse sea como sea.

El Almería cayó a la zona de descenso, la pasada temporada, en la sexta jornada lliguera. Pasó un auténtico infierno el próximo rival del Nàstic, ya que no pudo salir hasta la 34ª fecha. A la 38ª y a la 40ª volvió a caer, pero acabó la temporada fuera de este descenso, y salvó la piel. Es un buen espejo donde mirarse. Ahora mismo, todo el mundo lo firma.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43