Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic
Suzuki, titular avui, en una imatge d'arxiu.

Suzuki, titular hoy, en una imagen de archivo.

AD Alcorcón

Una Copa para lamerse las heridas

El Nàstic pasa de ronda en un partido agónico que llega hasta los penaltis, donde tres errores de los locales les acaban condenando

Actualizada 18/10/2016 a las 00:52

Nuevamente tocó sufrir. Nuevamente fue momento para tirar de épica y, nuevamente, el Nàstic salió victorioso. Fueron necesarios los 90 minutos reglamentarios, una prórroga e, incluso, unos penaltis. Pero el Nàstic ya está en la siguiente ronda de la Copa del Rey. Quini falló el penal|penalti clave, pero también erraron Nacho y Trashorras por el lado de los locales y Álex López y Emaná por el lado visitante.

Como era de esperar, Vicente Moreno apostó por|para un once completamente nuevo, muy diferente al habitual Liga. No había ningún tipo de duda que el técnico le daría la alternativa a Dimitrievski bajo palos, ni que Kakabadze sería el lateral derecho y Djetei, uno de los dos centrales. Las incógnitas, viajante Batanea, Suzuki, Giner y Mossa se centraban en adivinar quién sería la pareja del africano en el eje y quién ocuparía el carril izquierdo de la retaguardia. Pues Suzuki y Giner fueron los escogidos.

Molina no se quedó en el banquillo, sino que entró en el doble pivote, con Muñiz. También Lobato salió de inicio, con Delgado, Maloku y Stephane Emaná, que tuvieron su oportunidad como titulares.

Era un día para reivindicarse, sin olvidar la nefasta situación del equipo a la Liga, donde es colista y está ofreciendo una mala imagen a pesar de empatar a cuatro goles el pasado sábado en Elche. Y, cargado de suplentes, o no habituales, como|cómo se le quiera decir, el equipo que entrena a Vicente Moreno dejó grandes sensaciones. Gustó del Nàstic tanto su fortaleza defensiva como su alegría en el centro del campo, con Batanea realizando las tareas de pívot|pivote y Muñiz y Lobato por delante. Arriba, Stephane Emaná se hizo un hartón de correr para que Maloku y Delgado tuvieran más opciones de cara a portería. De hecho, el croata sí que tuvo una, clara, y la clavó.

Era la primera acción de peligro real de los tarraconenses, ya que los madrileños sí que habían tenido una, a cargo de Álex Moreno robó una esférica a la medular y, después de una carrera, disparó para que Dimitrievski pudiera parar. Pero la buena era la de Maloku, la que significó el 0-1, y que ayudó a que el Nàstic todavía jugara más cómodo de lo que lo estaba haciendo. Le cayó una esférica en Delgado, a quien se le hizo de noche. Lo’ ex de Colo Colo se escoró hasta salir del área y, al ver que no tenía buenas opciones ni de chute ni centrada, vio cómo le soplaba en las orejas Giner. Este, al recibir, no se lo pensó dos veces y centró, encontrando la cabeza de Maloku, a quien estableció uno ilusionante 0-1.

Los dos equipos prefirieron buscar siempre el marco contrario y Lass, en el minuto 34, no fue capaz de rematar una buena centrada por banda|lado izquierda. Se elevó y, en vez de impactar con la esférica, se tuvo que conformar con hacerlo con el aire que pasaba por allí, ya que falló inexplicablemente delante de Dimitrievski. Sí que impactó muy bien Muñiz, un minuto después, con el llençament de una falta que podría haber significado el segundo gol de los tarraconenses. Era un llençament libre muy lejano, y tirado a la izquierda del meta rival. Pero el asturiano no se lo pensó dos veces y probó suerte. Gazzaniga, muy inseguro durante todo el enfrentamiento, envió la esférica a córner.

Cambio drástico
Pero las cosas a la segunda mitad no fueron iguales. El Rayo salió mucho más enchufado e hizo sufrir en exceso el Nàstic durante los primeros minutos. Las entradas de Manucho y Trashorras dieron otro aire al equipo, quien se encontró con el gol a los 50 minutos de juego. Por cierto que, en el descanso, también movió ficha a Vicente Moreno, introduciendo en el campo Lévy Madinda por|para un Maloku que ya estaba mostrando síntomas que tenía molestias en el primer acto.

Quini centró desde la derecha y Manucho, solo, remató. Esta jugada la defendió muy mal el Nàstic, y recordó a algunos de los recientes despistes Liga, que han acabado costando puntos. Hasta el minuto 60 el Nàstic no igualó las fuerzas, ya que los impulsos del Rayo se detuvieron entonces.

Cuando todo parecía vertido a la prórroga, el colegiado, el ya conocido por los nastiquers Rubén Eiriz Mata (Llagostera), señaló penalti de Dimitrievski, donde Trashorras puso más pan que queso. El fútbol fue justo con el Nàstic y el macedonio, con un gran estirón a su derecha, adivinó las intenciones de Trashorras desviando el penalti.

El mismo Dimitrievski también fue decisivo en la prórroga, donde el Rayo dispuso de alguna ocasión clara, siempre repelida por el meta del Nàstic. Una de ellas, muy clara, le paró en dos tiempos en Manucho en un rasgo|tiro desde el interior del área. Al final, los penaltis y, la historia, acabó bien.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano. Gazzaniga, Quini, Ze Castro, Zuculini, Nacho, Peinado Clavería (Manucho, 46’), Lass, Piti (Trashorras, 46’), Álex Moreno (Galán, 101’) i Miku.

Nàstic. Dimitrievski, Kakabadze, Djetei, Suzuki, Ferran Giner, Xavi Molina, Juan Muñiz (Rharsalla, 85’), Lobato, Juan Delgado (Álex López, 91’), Maloku (Lévy Madinda, 46’) i Stephane Emaná.

Goles. 0-1, Maloku (25’); 1-1, Manucho (50’). Penals: 0-1 Madinda, falla Trashorras, 0-2 Kakabadze, 1-2 Ze Castro, falla Álex López, falla Nacho, falla Emaná, 2-2 Miku, 2-3 Rharsalla, 3-3 Manucho, 3-4 Suzuki, 4-4 Peinado, 4-5 Xavi Molina, falla Quini.

Árbitro. Rubén Eiriz Mata (gallec). Va mostrar la targeta groga a los locales Peinado, Quini y Trashorras; y a los visitantes Maloku, Suzuki, Xavi Molina, Juan Delgado i Rharsalla.

Incidències. El Camp de Futbol de Vallecas acogió 5.282 espectadores.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43