Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Futbol
«Si poguéssim acabar entre els dotze primers, seria un objectiu força maco»

El presidente del CF Reus, Xavier Llastarri, a su despacho, a las instalaciones del Estadio reusense

Olívia Molet

«Si pudiéramos acabar entre los doce primeros, sería un objetivo bastante bonito»

El dirigente rojo-y-negro espera un debut en Segunda «con la misma humildad» y recuerda que la fórmula «nos ha ido lo bastante bien hasta ahora»

Actualizada 15/06/2016 a las 10:11

—En qué pensó cuándo supo que el CF Reus estaría en Segunda?
—Uno piensa en los sacrificios que se han dado en el club, el hartón de trabajar que nos hemos dado todos. Después de 107 años, estás consiguiendo una cosa que no había hecho nadie. Pensé mucho en mi familia porque son los que han sufrido más que esté aquí día tras día. También me acordé de que el club tiene una historia y han pasado muchos presidentes, directivos, jugadores y entrenadores. Es un éxito de todos y yo tengo la suerte de que me ha tocado vivir este momento tan especial.

—Cuándo vio que el ascenso estaba ligado? El 0-3 en el Sardinero lo ponía todo de cara.
—Todos, todo el club, teníamos en la retina el 0-3 del Gerona y eso nos hizo ser muy cautas, pensar que no había nada hecho. Interiormente podíamos creer que era muy difícil que nos marcaran cuatro y nosotros ninguno. Sin embargo, es fútbol. Que cuando Haro hizo el 1-0 las lágrimas me vinieron en los ojos. Y con todo, nunca hay nada hecho hasta que el árbitro no silba.

—Dudó, en algún momento de una temporada que no ha sido fácil, si se alcanzaría el objetivo?
—Pasamos tres o cuatro meses metidos. No es que dudara, porque he creído siempre en la profesionalidad de la plantilla y del cuerpo técnico. Pero eso no saca que, en algún momento de aquellos que son las cuatro de la madrugada y no puedes dormir, no pensara que todo se nos podía escapar si no lo solucionábamos rápido. Todos los que han conseguido eso se merecen un doce sobre diez.

—Qué los diría a aquellos que, hace dos años, desconfiaron de la conversión a SAD?
—En la asamblea donde se decidió todo, la diferencia de votos era tan abismal que la gente tenía claro que en los momentos que atravesábamos era una cuestión de ir hacia abajo o tirar arriba. Esta era la elección, y la gran mayoría tiró arriba. Los que creyeron tienen que estar contentísimos porque gracias a su voto hemos llegado hasta aquí. En los pocos que dijeron que no, les tengo el máximo respeto. Prácticamente los conozco en todos y sé que al final también se han alegrado de eso.

—En qué momento se encuentra la planificación de la próxima temporada?
—El director deportivo, Sergi Parés, está trabajando ahora el tema de la pretemporada. Tendremos problemas en el Estadio porque están las obras de Tarragona 2017 y parece que no podremos hacer amistosos. Estamos mirando partidos a fuera y, si hay disponibilidad, seguiremos haciendo el stage en Rialp. La liga empieza el 21 de agosto e irá justo para jugar a casa. Estamos en Segunda, pero no nos tenemos que volver locos en nada. La mejor cosa que podemos hacer para la temporada próxima es empezar con la misma humildad que ahora.

—El club anunció las seis primeras bajas pero hay jugadores que finalizan contrato y sobre los cuales no se ha pronunciado. ¿Se está negociando?
—Se han quedado los que tienen contrato y hay otros casos para estudiar. La columna vertebral del equipo la tenemos y se mantiene. A partir de aquí, claro está que se tienen que hacer retoques. Somos novatos a la categoría y, precisamente por eso, habrá algunos jugadores que no querrán venir. En Segunda no somos nadie.

—Por qué la determinación de mantener el bloque del ascenso?
—Un equipo que ha quedado primero del grupo tercero de Segunda B, en que ha ganado con uno global de 4-0 a todo uno histórico como es el Racing de Santander, tiene que tener alguna cosa. Las cosas se hicieron muy bien la temporada pasada. Por eso, hay unos cuantos que por categoría, por profesionalidad y porque ellos se lo han ganado, merecen continuar. Y estamos convencidos de que darán la talla sobradamente. Queremos que los fichajes nos aporten alguna cosa que no tenemos, y esta cosa puede pasar por experiencia en Segunda A.

—Ha previsto seguir mirando el mercado portugués u otros de internacionales?
—El club, con la SAD, ha dado un giro en todos los aspectos. En el económico pero también al poder fichar jugadores de cierta categoría y tener dos por posición a disposición del entrenador. La entrada de Joan Oliver nos ha permitido tener aquí futbolistas portugueses. Dos de los que estuvieron están jugando a la primera división destacadísimos. Continuamos abiertos al mercado portugués y también al inglés, al holandés o a otros.

—Lo que es seguro es que Natxo González seguirá como entrenador otra campaña.
—Hay quien, a veces, confunde el hecho de que uno pueda tener amistad con una persona y el tema profesional. Yo soy amigo del Natxo, hace muchos años que nos conocemos y nos caímos bien desde el primer día. Pero es que, además, y no para que lo diga yo sino porque lo hace su currículum, es un entrenador honrado, serio, un profesional de cabeza a los pies y una persona que se entrega al club doce horas al día. Si un buen amigo mío es uno de los mejores entrenadores del mercado, no lo puedo dejar escapar.

—Cuál es el reto que se marca por este curso histórico a la categoría de plata?
—Si pudiéramos quedar de los 12 primeros, este sería un objetivo bastante bonito. Los que llevamos tiempo aquí tenemos la suerte de que Joan Oliver y los que lo acompañan siguen nuestra política y son de la opinión de seguir haciendo las cosas como las hemos hecho, que bastante resultado nos han dado. Y no lo digo por el ascenso: años atrás, sin ser SAD, teníamos una cantidad de trabajo para hacer un equipo para mantenernos a Segunda B, y a pesar de todo lo hacíamos bastante bien. Tenemos que tocar de pies al suelo.

—Cómo están las relaciones con el Ayuntamiento?
—Ha habido momentos de tibantor pero lo más importante es que ahora las dos partes creemos que el primer club de la ciudad y el Ayuntamiento tienen que ir cogidos de la mano y así lo haremos, ahora la relación es buena. El salto que da no sólo el Reus sino también la ciudad de Reus a Segunda A, con todo lo que eso supone, no sólo será socialmente y culturalmente, sino también económico. Tenemos que ir juntos en aquets proyecto para ganar.

—Qué cambios tendrá que hacer el Estadio para adaptarse al fútbol profesional?
—En la Liga son muy conscientes de qué pasa cuando un equipo sube. Se tienen que hacer cambios en los accesos, poner turnos, cámaras, seguridad en todo arreu, un mínimo de 6.000 asientos y que estén numerados. Hay muchas cosas y creo que será el más campo pequeño de la Segunda A. Sin embargo, de la misma manera que tenemos una lista de cosas a hacer, hay algunas en que nos dan un poco más de cuello para la próxima temporada.

—Está ya del todo cerrado el nuevo presupuesto?
—Hay todavía una reunión pendiente del Consejo de Administración. Sin embargo, este será superior, lógicamente, en el de la temporada pasada, que estaba sobre los dos millones de euros.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43