Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic
Un mur s'ha aixecat sota pals

Un muro se ha levantado bajo palos

Manolo Reina, portero del Nàstic, durante un entrenamiento.

Un muro se ha levantado bajo palos

Manolo Reina ha sido decisivo en la espectacular temporada realizada por el Nàstic, con paradas estelares, penaltis incluidos

Actualizada 01/06/2016 a las 15:05

Seguridad absoluta es lo que ofrece Manolo Reina en la portería del Gimnástico de Tarragona. El meta se ha convertido, sin ningún tipo de duda, en uno de los pilares fundamentales del equipo ya que, aparte de aportar la seguridad antes mencionada, el de Villanueva del Trabuco también es un futbolista que le da puntos al conjunto tarraconense.

El de Reina fue uno de los fichajes más extraños que se vivió en el Nàstic en la segunda temporada en Segunda B de los tarraconenses, la primera con Emilio Viqueira a la dirección deportiva. El gallego dijo: «Quiero a un portero de garantías». Cogió el teléfono y, después de algunas llamadas y mucha insistencia, trajo al Nàstic Manolo Reina, un portero más que contrastado en España, tanto en Primera como Segunda División que, al marcharse del Cartagena, la temporada 2011-12, decidió buscar una aventura en el Paphos de Chipre. De allí, se marchó a la Superliga Griega, para jugar al Atromitos, donde recibió la llamada del Nàstic. No pudo decir que no. Era Viqueira quien reclamaba sus servicios. Él tenía que vestir de grana.

A pesar de la sorpresa de su llegada porel gran nivel del andaluz, este vino como un jugador más, un hombre que quería ver el Nàstic a Segunda División. Y lo consiguió. Ahora, se ha marcado la meta de subir a Primera y, posiblemente, lo conseguirá. Él tiene fe en este objetivo.

Si el Nàstic acaba llegando a la máxima competición, Reina habrá sido parte, y mucho, responsable del éxito. En la primera temporada, se disputó un sitio con Tomeu Nadal quien, hasta los problemas raíz de la impugnación del Atlètic Baleares, entraba en los onzes. Después, el de Villanueva del Trabuco se hizo el amoy señor bajo palos y, día a día, entrenamiento a entrenamiento, y partido a partido, no sólo se ha ganado un lugar en las alineaciones, sino que también se ha ganado un lugar en el corazón de los aficionados del Nàstic, los cuales lo tienen ahora como uno de los máximos ídolos del equipo. «Manu Manu Reina, Reina!!!. No es nada extraño durante cualquier enfrentamiento escuchar el Nou Estadi rugir con esta frase, la cual pone de manifiesto que el Nàstic tiene portero, y que este es Reina.

El pasado mes de abril Reina hizo 31 años, una edad perfecta para un portero. Los futbolistas que ocupan esta demarcación acostumbran a tener una vida más larga, futbolísticamente hablando. Este hecho se produce porque los porteros no despuntan con 20 años, sino que lo hacen en su madurez, cuando han aprendido qué hacer en cada situación. Y, Reina, sabe como actuar en cada momento de un partido.

De hecho, Manolo Reina es un portero que acostumbra a recibir bastantes amonestaciones durante una temporada, circunstancia que se produce, en su mayor parte, por pérdida de tiempo. El meta no hace nada que no hagan el resto de porteros del mundo, una situación que saca de quicio a los rivales, pero que acostumbra a ser vital para detener las acometidas del contrario y dar un poco de aire al propio equipo.
 
Las claves del portero del Nàstic

Salvador
Pero, por encima de todo, Reina se ha erigido como el salvador del equipo, sobre todo en las últimas jornadas de este campeonato liguero. La Romareda. Penalti a favor del Zaragoza. Manu Lanzarote se dispone a tirarlo, pero aparece un invitado inesperado. Es Manolo Reina, quien decidió que el extremo fallara la pena máxima. Lo puso todo lo nervioso que pudo. Vio la tarjeta amarilla, una cartulina sin importancia. Pero todo fue bien, porque Lanza lo falló. Dos puntos más.

Lugo. 29 de mayo. El Nàstic gana 0-2 a los gallegos, pero Lévy Madinda comete un penalti, infantil. El 1-2 habrían significado muchos nervios y, quizás, la posterior pérdida de un punto. Pero Reina adivinó las intenciones del rival, y paró la pena máxima. Puntos que son amores.
 
 
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43