Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Nàstic

Paso de gigante en La Romareda

El Nàstic vence la Zaragoza (0-1) en una demostración fuerza y ambición y se sitúa a un punto del ascenso directo gracias a una diana de José Naranjo de penal|penalti

Actualizada 22/05/2016 a las 17:17

El Gimnástico de Tarragona toca el cielo derrotando a la Zaragoza (0-1) en un duelo de infarto con un penal|penalti para|por equipo, polémica arbitral y un ambiente de Primera División. Los tarraconenses han conseguido situarse nuevamente a un punto del ascenso directo a Primera División, y ahora toca esperar la visita de un Osasuna que vendrá el miércoles en el Nuevo Estadio con ganas de sumar un triunfo que lo ayude a acercarse a la promoción.
Finalmente, no hubo sorpresas a la alineación, y Vicente Moreno realizó una única sustitución, la de Mossa para|por Ferran Giner, después de que este primero cumpliera sanción. Lo acompañaron a la defensa, de derecha en izquierda, Gerard Valentín, Daisuke Suzuki y Xavi Molina. Lévy Madinda y Sergio Tejera repitieron en el centro del campo, con Aburjania más adelantado, realizando tareas de enlace. Lobato partió desde la izquierda y Archille Emaná desde la derecha, con Naranjo en punta.
Duelo con muchas alternativas el presentado por los dos equipos. Ataques constantes en una portería y en otra en un gran día de fútbol entre dos equipos que demostraron de sobra que pueden juar la próxima temporada a la máxima categoría del fútbol español.
A los dos minutos de juego, Manu Lanzarote ha buscado una centrada envenenada desde la derecha, ligeramente desviada por encima de la portería de Reina. Hinestroza, en el 9’, remató acrobáticamente una centrada que le venía desde la derecha. Se empezaba a gustar la Zaragoza, y el Nàstic tenía que parar
Tenía que parar las embestidas del rival uno Gimnástico que consiguió despertar a tiempo, e igualó fuerzas, siente, incluso, mejor que su rival en el cómputo global de la primera mitad.
La primera acción ofensiva en la cual hizo acto de presencia el Nàstic tardó quince minutos en producirse. Naranjo, muy activo durante todo el enfrentamiento, centró buscando Emaná, pero el africano no llegó y la esférica acabó en servicio de esquina. Los dos mismos socios se volvieron a encontrar cuatro minutos después, en una ocasión que todavía fue más clara. A trancas y barrancas, Emaná consiguió entrar en el área y servir una pelota de genio a Naranjo. Este, le volvió, pero cuando el africano estaba en disposición de disparar, estaba massar escorado para rematar con claridad y lo hizo, pero acabando la esférica perdida por la línea de fondo. Empezaba a avisar, pero no se dormía una Zaragoza que buscó siempre la banda|lado izquierda de su ataque. Gerard Valentín, poco acertado en tareas defensivas y Lobato que no llegaba a las ayudas permitieron que los aragoneses encontraran una vía de entrada, por donde hicieron mucho daño|dolor|mal a los catalanes.
Rico, en el 27,’ se inventaba un rasgo|tiro envenenado que obligó a Reina a volar y desviar la esférica en córner. Cinco minutos después, Hinestroza dejaba sentado a Valentín y se quedaba completamente solo por banda|lado izquierda. Sin embargo, no fue capaz de encontrar a un socio de calidad, porque la defensa del Nàstic estaba muy bien situada sobre el césped.
En el 33’ llegó la jugada polémica del partido. José Naranjo recibió una pasada con el exterior de Emaná, una asistencia de genio y, cuando estaba dispuesto a disparar ante|delante de Manu Herrera, fue objeto de uno más que posible penal|penalti. El delantero del Nàstic soltó el codo, pero con poca fuerza, y cayó. Fue muy dudoso, aunque hubo casi unanimidad absoluta en que se trataba de un penal|penalti claro. Tres minutos después, el árbitro señaló un fuera de juego en Emaná cuando|cuándo el media punta estaba en línea. La polémica arbitral estaba servida. Antes del descanso, Daisuke vio la amarilla en una acción que no lo era.
Gerard Valentín acabó con molestias el primer acto, pero volvió a salir al segundo, con el que estas, en principio, desaparecieron, pero que volvieron a hacer acto de presencia, con qué, en el 55’, pidió el cambio. Iago Bouzón lo sustituyó, y el gallego fue quien se quedó en el lateral derecho, ya que Vicente Moreno prefirió no mover a Daisuke del eje de la retaguardia.
La Zaragoza se hizo mucho más presente en los primeros minutos del segundo acto, pero no disfrutó de una ocasión clara hasta el 65’, cuando Ángel se elevó y estuvo a punto de latir a Reina en un servicio de córner, aunque la esférica se marchó ligeramente desviada a la izquierda de la portería grana. Este paro lo aprovechó el técnico del Nàstic para dar entrada a Jean Luc, y decidió enviar al vestuario a Archille Emaná, que se había diluido en el segundo acto.
Todavía quedaba un mundo para|por disputarse, y el Nàstic buscaba entrar por banda|lado, aunque Lobato estaba agotado. Por lo tanto, Jean Luc por la derecha y Mossa, por el otro lado, eran las opciones más viables. Iago Bouzón, en el carril derecho, prefería no subir la banda|lado, de forma muy acertada, ya que los aragoneses insisien por el otro lado.
Pero Lobato sacó fuerzas de donde no había. Arrancó desde la izquierda en una acción personal en un contraataque y llegó completamente muerto al área. Cuando buscó en Naranjo con una centrada con pierna izquierda, se encontró con Guitián, quien vio cómo le señalaban penal|penalti por|para manos. La pelota le tocó en el pecho y le rebotó en el brazo. También una acción muy discutida. No le temblaron las piernas a Naranjo, quien marcó desde los once metros. Minuto 84’, y el Nàstic mandaba 0-1. La Romareda enmudeció completamente porqués se escuchara sólo una sinfonía grana, que dejaba entrever|vislumbrar notas de ascenso por tos los lados.
Pero jarra|jarrón de agua fría en el 90’. Una mano inocente e innecesaria de Sergio Tejera fue señalada como penal|penalti. Un penal|penalti claro, que podía condenar a los tarraconenses a un empate que no merecía. Reina quiso poner nervioso a Manu Lanzarote. Lo ha conseguido, y el extremo de la Zaragoza ha enviado la pelota a las nubes. Delirio tarraconense, y un Nàstic que ha tenido que mantener la portería a cero hasta el 95’.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43