Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Cultura popular
Fa un any la junta va proposar l'eliminació del foc de la Mulassa, proposta que els socis van declinar «i que no van entendre».

Expulsan «il·legalmet» el baile de la Mulassa de Torredembarra de la agrupación de bailes populares

Hace un año la junta propuso la eliminación del fuego de la Mulassa, propuesta que los socios declinaron «y que no entendieron».

Ball de la Mulassa de Torredembarra
Fotografia de família dels mulassers de Torredembarra.

Expulsan «il·legalmet» el baile de la Mulassa de Torredembarra de la agrupación de bailes populares

Fotografía de familia de los mulassers de Torredembarra.

Ball de la Mulassa de Torredembarra

Expulsan «ilegalmente» la Mulassa de Torredembarra de la agrupación de bailes populares

Los mulassers aseguran que no se ha seguido el procedimiento que indican los estatutos de la entidad

Actualizada 08/05/2017 a las 15:54

El baile de la Mulassa de Torredembarra ha sido expulsado de la Agrupació de Balls Populars del municipio por diferentes desavenencias que mulassers y entidad han tenido los últimos meses, hecho que obligaría los mulassers a no poder participar en la Fiesta Mayor ni a otros actos. Tal como asegura el Cap de Colla de la Mulassa, Francesc Marsal, esta decisión se habría tomado «ilegalmente y sin seguir el procedimiento que marcan los Estatutos de la entidad», de modo que, por ahora, los bailadores no la acatarán y asistirán igualmente a la próxima asamblea general, donde ya no se les ha convocado, para pedir explicaciones al respecto.

Los conflictos entre mulassers y agrupación empezaron en la asamblea ordinaria del pasado 2016. Tal como informan desde la Mulassa, uno de los puntos del orden del día hacía referencia a eliminar el fuego de la Mulassa, «una propuesta que casi nadie entendía», explica Marsal. Los socios, en aquel momento, rechazaron esta propuesta. En la misma asamblea, los miembros del baile de la Mulassa se comprometieron a reducir los gastos económicos en pirotecnia, a cambiar la imagen de la Mulassa, y a establecer una comunicación más directa con la junta, puntos que según los mulassers, se han cumplido, aunque «la comunicación, como la cuerda se ha ido tensado, no es muy fluida».

Meses más tarde, después de septiembre del 2016, la junta prohibió a los mulassers la participación en dos salidas fuera de la localidad. También se negó a los miembros del baile la participación al curso oficial reglamentario de manipulador de fuego, «sin ninguna explicación». A día de hoy, todavía esperan los motivos de estas decisiones.

En una segunda reunión el 1 de abril del 2017, la junta pidió a los mulassers que presentaran la baja voluntaria de la entidad. Después de la negativa por parte de los miembros del baile de la Mulassa, la junta les comunicó que «estábamos expulsados por las maneras en que los mulassers recibimos la negativa a no poder hacer el curso de fuego y a no poder hacer las salidas a otras ciudades». Pero este comunicado, tal como denuncia Marsal, se hizo «de manera ilegal. El régimen interno establece que se tiene que comunicar por escrito el motivo de la expulsión con un expediente disciplinario, y que una vez abierto el expediente, se tendría que indicar un periodo a los afectados para presentar recurso y alegaciones».

Además, los estatutos de la agrupación establecen que las expulsiones de socios podrán ser recurridas en la próxima asamblea general, que tendrá lugar el 20 de mayo. Pero los mulassers no han sido invitados. Sin embargo, desde el baile de la Mulassa se muestran firmes y asistirán a la asamblea para pedir explicaciones: «Nosotros iremos igualmente aunque no nos hayan convocado, porque las cosas no se están haciendo bien. Si hubieran pedido nuestra expulsión de forma legal, la habríamos aceptado. Pero no ha sido así», observa Marsal. Además, la incertidumbre de la situación provoca que los mulassers no sepan, a día de hoy, si podrán actuar o no en los próximos eventos y Fiesta Mayor.

Finalmente, los miembros del baile de la Mulassa alertan de que la normativa indica que a la asamblea general se tienen que convocar la totalidad de los asociados que han pagado la cuota anual. En esta ocasión no ha sido así, al «obviar» los miembros del baile de la Mulassa, y advierten de la posibilidad de que la asamblea sea susceptible de impugnación.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43