Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Salima Peippo, atleta i impulsora

Vila-seca, epicentro de la práctica del Pole Sport en la demarcación de Tarragona

Salima Peippo, atleta e impulsora de ArtMove Sutdio, donde se enseña Pole Sport.

Christian Fernández durant una classe de Pole a ArtMove Studio.

Vila-seca, epicentro de la práctica del Pole Sport en la demarcación de Tarragona

Christian Fernández durant una classe de Pole a ArtMove Studio.

El Pole Sport inclou disciplines de circ i acrobàcies aèries.

Vila-seca, epicentro de la práctica del Pole Sport en la demarcación de Tarragona

El Pole Sport inclou disciplines de circ i acrobàcies aèries.

El Pole Sport inclou disciplines de circ i acrobàcies aèries.

Vila-seca, epicentro de la práctica del Pole Sport en la demarcación de Tarragona

El Pole Sport inclou disciplines de circ i acrobàcies aèries.

Vila-seca, epicentro de la práctica del Pole Sport en la demarcación de Tarragona

Este deporte, que consiste en hacer acrobacias y ejercicios en una barra vertical, está ganando a más adeptos cada día

Actualizada 25/04/2017 a las 19:18

«Hacía tiempo que quería intentar hacer Pole Dance, pero me estaba acercando a los cuarenta años y pensaba que sería una locura, y que eso sólo lo hacían en Barcelona y en Madrid. Hasta que un día hice una búsqueda por Google y descubrí que había una escuela en Vila-seca mismo, y además una de las mejores. Me informé, probé dar una clase y acabé con todo el dolor del mundo, pero quise repetir, porque me encantó. De eso ya hace un año».

Este es el testimonio de Victoria Botella, vila-secana que, tres veces por semana, acude a ArtMove Studio de Vila-seca, un centro de enseñanza de Pole Dance, disciplina de circo y acrobacias aéreas. Además, los sábados da clases de entrenamiento para competición. Este pasado mes de abril, Victoria se llevó el oro en la categoría de Amateur Plus40 del certamen nacional. Pero además del trofeo, lo que la motiva más es oír que, desde que hace este deporte, está mucho mejor y se siente mejor. «Encuentro que es un ejercicio muy bonito, y un deporte muy completo. He ganado mucha fuerza, flexibilidad, resistencia... ahora tengo hombros donde antes no había nada. Incluso he perdido peso», explica.

Este, es, quizás, uno de los motivos por lo cual esta práctica deportiva está ganando adeptos a gran velocidad. Ha conseguido dejar atrás su vinculación con prácticas eróticas, y ha pasado a convertirse en una alternativa a las sesiones de gimnasio. Así lo asegura Salima Peippo, propietaria del estudio junto con su compañero Christian Fernández: «nosotros preferimos decir Pole Sport o Pole Fitness, porque define mucho mejor en qué consiste. Este deporte es una mezcla muy interesante de fuerza, flexibilidad, coordinación, baile y movimiento. Tiene cosas para todo el mundo, por eso es muy divertido y engancha mucho cuando lo pruebas». La Salima asegura que no hay que tener unas aptitudes físicas determinadas para hacer Pole Sport, pero avisa de que, de entrada, es un deporte duro. «Te saldrán moratones y tienes que estar preparado para tener agujetas, como en otros deportes extremos, pero la clave es no rendirse y tener paciencia, con el tiempo todo el mundo consigue subirse a la barra, ponerse  boca abajo o hacer figuras muy bonitas». La Salima asegura que este deporte es de los que enganchan, mucho más que las sesiones de gimnasio, porque la motivación para conseguir los resultados es mucho más fuerte.

«Me dijeron que estaba loca»
Victoria Botella explica que, cuando explicó a sus amigos que haría este deporte, todos le dijeron que estaba loca. Yo era una quarentona que nunca había hecho ningún tipo de deporte, todo el mundo me decía que no tendría bastante fuerza ni flexibilidad para hacerlo, que se me lo quitara de la cabeza. De hecho casi nadie me dio apoyo, sólo mi marido. Pero después todos me han venido a ver y han alucinado con qué, con mi nivel, que es pequeño, pueda hacer todo lo que hago». A Victoria el gusanillo del Pole Sport le ha picado tan fuerte que incluso tiene una barra en casa para seguir entrenando después de las sesiones en ArtMove Studio.

En la actualidad la mayoría de personas que practican este deporte son mujeres, pero no es una disciplina estrictamente femenina. «La gente lo relaciona como una cosa de chicas, pero en realidad no es mejor ni más fácil si eres chica», apunta la Salima. En cualquier caso, la práctica es fundamental, y cuanto más insistencia, mejores resultados, porque el cuerpo se fortalece más rápidamente.

El Pole tiene varias modalidades. Aparte del Pole Sport, que consiste en hacer una coreografía acrobática sobre la barra fija, también hay el Ultra polo, un ‘combate’ de dos en que los contrincantes hacen actuaciones de 30 segundos, o el Artistic Pole, en el que los deportistas pueden incluir vestuario y atrezzo para explicar una historia.

El ‘boom' del Pole Sport 
ArtMove Studio abrió sus puertas en el polígono Alba de Vila-seca ahora hará cinco años. La Salima, artista de circo finlandesa, llegó a Tarragona para trabajar en PortAventura después de recorrer medio mundo y de formarse en escuelas de alto nivel. Buscando un lugar donde establecerse de manera definitiva, conoció a Christian, y los dos iniciaron la aventura de abrir la escuela. En aquel momento el Pole Sport era una práctica que empezaba a despuntar, había unos veinte centros a todo el Estado Español donde se podía aprender y practicar. A día de hoy ya son un centenar, aunque en nuestra casa ArtMove Studio es pionero. Aquí dan clases personas de todas las edades y sexos, desde niños hasta adultos, venidos de Reus, de Tarragona, y de ciudades más alejadas, porque las escuelas más próximas están en Barcelona y en Valencia.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43