Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Pla mig del cap de la Unitat Regional de Proximitat i Atenció al Ciutadà (URPAC) al Camp de Tarragona, el sotsinspector Raül Aguilar, durant l'entrevista amb l'ACN. Imatge publicada el 26 d'abril del 2017

Mossos D'Esquadra, maltrato, víctima, personas mayores, agresor, denuncia, delito, Raül Aguilar, patrimonio

Pla mig del cap de la Unitat Regional de Proximitat i Atenció al Ciutadà (URPAC) al Camp de Tarragona, el sotsinspector Raül Aguilar, durant l'entrevista amb l'ACN. Imatge publicada el 26 d'abril del 2017

Los mossos reciben ocho denuncias en el mes de ancianos maltratados en su casa en el Camp de Tarragona

Estos casos, que afectan mayoritariamente mujeres, incluyen violencia física, abusos psicológicos, desatenciones y engaños económicos

Actualizada 26/04/2017 a las 10:24

Los Mossos D'Esquadra reciben más de ocho denuncias al mes de personas mayores de 65 años del Camp de Tarragona que sufren maltratos en su casa. Estos casos, que afectan mayoritariamente mujeres, incluyen violencia física, abusos psicológicos, desatenciones y engaños económicos por parte de las personas que conviven con ellas, ya sean familiares o cuidadores. Los vínculos emocionales con los agresores y las limitaciones ligadas a la edad hacen que sólo una de cada diez víctimas acabe presentando denuncia, según la encuesta de seguridad pública de Cataluña. Por este motivo, el trabajo en red entre los agentes sociales y la policía es clave para hacer aflorar las violencias domésticas que se viven en silencio, según subraya el jefe de la Unidad Regional de Proximidad y Atención al Ciudadano (URPAC), el subinspector Raül Aguilar.

Durante todo el año pasado, los Mossos D'Esquadra recibieron 103 denuncias por este tipo de violencia en el Camp de Tarragona, una cifra muy similar a la del 2015 -cuándo se tramitaron 107. De estos procedimientos que afectaban a personas mayores, 95 correspondían a violencias domésticas y ocho eran procedimientos por violencia de género en el ámbito de la pareja. En un 65% de los casos denunciados el año pasado en Tarragona, las víctimas eran mujeres.

Según la encuesta de seguridad, en el 26% de las ocasiones las agresiones y los maltratos los llevan a cabo a los hijos, mientras que el resto son obra de otros familiares -nietos, hermanos u otras personas- que conviven en el núcleo familiar. A más distancia se encuentran las amistades o conocidos y, en menor medida, los cuidadores profesionales.

El maltrato psicológico, en el que la víctima es ignorada y despreciada, es el más frecuente. También destacan las negligencias, donde los maltratos a las personas mayores se hacen por omisión. No darles la medicación, no proporcionarles una alimentación correcta, no hidratarlos o no cuidar su higiene, son algunos ejemplos.

Detrás de algunas conductas abusivas también se esconde una motivación económica. Así, se han dado casos de familiares que se pulen la pensión o venden joyas de sus personas mayores con el fin de obtener dinero. Por último, la violencia física sólo aparece en una de cada diez situaciones de violencias domésticas, aproximadamente.

Una realidad oculta: la mitad de casos no se conocerán nunca
Los mossos sostienen que tan sólo se denuncian aquellos casos más evidentes y graves, como los que comportan una violencia física, por lo cual hay un gran número de personas que sufren en silencio. De hecho, según la encuesta de seguridad sólo una de cada diez víctimas acaban presentando denuncia a la policía; la mitad, nunca lo denunciarán ni lo harán saber a los servicios sociales o sanitarios.

La relación familiar con los maltratadores, las limitaciones propias de la edad y el hecho de que los maltratos se produzcan en casa son factores que juegan en contra. «Siempre cuesta denunciar a un familiar, sea quien sea, y las personas mayores también tienen miedo en qué se conozca públicamente, por vergüenza,» señala el jefe de la URPAC, Raül Aguilar. Además, en las violencias filioparentales, a menudo los agresores sufren una enfermedad mental o bien tienen una adición, y eso puede hacer que las víctimas tengan miedo a represalias o que se encuentren ante un dilema. «Si a al hijo lo tienen que hacer fuera, ¿donde irá?, se preguntan. Son temas que lo complican», reflexiona el subinspector de los mossos.

Además, existe también una «falta de conciencia» por parte de las víctimas de maltratos o abusos. «Algunos no saben que no cambiarles de ropa o no darles la medicación es un maltrato, porque quizás lo asocian a agresiones más físicas», relata Aguilar. Al mismo tiempo, las personas con problemas de movilidad y demencias son especialmente vulnerables porque lo tienen más difícil para poder comunicar los hechos.

Por eso, los Mossos D'Esquadra trabajan codo con codo con los actores que entran en contacto con estos colectivos, como los servicios de teleasistencia, los médicos o los servicios sociales, para combatir y hacer aflorar los maltratos. La policía recuerda que, además de la comisaría más próxima, las víctimas tienen a su disposición los teléfonos 112 (emergencias), 061 (CatSalut Responde), 900 300 500 (de atención a personas mayores) y 900 900 120 (contra la violencia machista) para denunciar los hechos.

Asimismo, el Plan Integral de Seguridad a personas mayores (2015-2018) del Departamento de Interior establece un protocolo de actuación para detectar posibles violencias domésticas. En este caso, las patrullas de seguridad ciudadana de la policía catalana analizan los antecedentes violentos que puede haber en la familia, las condiciones de la vivienda y el estado en que se encuentra la persona mayor -donde duerme, si tiene miedo o si presenta moratones y rasguños, entre otros- y, si hace falta, dan la alarma.

Consejos de seguridad
Al lado de los maltratos, los Mossos D'Esquadra también ponen énfasis al dar consejos de seguridad a las personas mayores para evitar que puedan ser víctimas de robos, hurtos o estafas, ya que se las considera a un colectivo vulnerable. No abrir la puerta a personas desconocidas, estar alerta a posibles engaños -como los abrazos de desconocidos o los falsos revisores del gas- y procurar ir al cajero en compañía, son las principales recomendaciones de la policía.

El año pasado, las Oficinas de Relaciones a la Comunidad y Oficinas de Proximidad de los Mossos D'Esquadra al Camo de Tarragona llevaron a cabo 160 reuniones en el ámbito de las personas mayores e hicieron charladas sobre consejos de seguridad a más de 700 personas mayores de 65 años del territorio.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43