Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

La alta nupcialidad explica cómo creció Tarragona después de fuertes crisis

Investigadores de la URV han reconstruido la evolución demográfica del Campo de Tarragona de los siglos XVI al XIX
  • EFE

Actualizada 23/03/2017 a las 15:27

La alta nupcialidad explica cómo creció la población de Tarragona de forma «espectacular» entre los siglos XVI y XIX después de fuertes crisis, informa la Universitat Rovira i Virgili (URV).

Investigadores de la URV, de la Universidad de Navarra y de la Universidad Carlos III han reconstruido la evolución demográfica del Campo de Tarragona durante casi tres siglos y medio.

Los investigadores se han preguntado por qué la población pasó de 20.000 habitantes a final del siglo XV a más de 140.000  en 1877 (multiplicada por siete) en el Campo de Tarragona

Los datos concluyen que la clave fue la nupcialidad, con matrimonios impulsados gracias a los salarios y la introducción de fórmulas flexibles en el uso de la tierra de los siglos XVIII y XIX.

Las crisis del siglo XVII impulsaron un poderoso dinamismo artesanal y comercial durante los siglos XVIII y XIX y desde el último tercio del siglo XVIII se observa una importante transformación comercial.

El estudio ha usado el método de la retroproyección, a partir de largas series históricas de nacimientos y defunciones para producir estimaciones de la medida de la población y su estructura y lanzan una interpretación totalmente nueva.

El acceso al matrimonio explica los periodos de retroceso y expansión demográfica en el Campo de Tarragona: restrictiva en el siglo XVII, universal en el XVIII para volver a caer en el siglo XIX.

En el siglo XVIII no se quería que se constituyeran familias sin haber acumulado patrimonio para darles seguridad económica, lo cual daba pie a las segundas nupcias, ya que los que se casaban eran los viudos, a que tenían más patrimonio que los jóvenes.

Este hecho cambió con las nuevas formas de acceso a la tierra, sobre todo a través de la vid muerta y unos salarios reales más elevados, que dieron lugar a unos jóvenes que desencadenaron una profunda transformación agraria.

Los periodos de salarios reales altos estimulaban la nupcialidad, más gente se casaba y lo hacía antes, lo cual provocaba un incremento de la media de hijos por mujer y, por lo tanto, impulsaba el crecimiento demográfico.

También funcionaba a la inversa: en momentos de caída del sueldo real, la nupcialidad se frenaba y se reducía el aumento de población.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43