Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Municipal
Imatge d'un gos negre recollit el mes de desembre a Montblanc, alimentat a la comissaria de la Policia Local, i que actualment està en acollida, amb una veïna de la localitat, en una imatge publicada el 26 de desembre del 2016

Guardia Urbana, Montblanc, animal, Policía Local, recogida, abandonado, decomisaría, perro, custodia, protectora, agente, perrera

Imatge d'un gos negre recollit el mes de desembre a Montblanc, alimentat a la comissaria de la Policia Local, i que actualment està en acollida, amb una veïna de la localitat.

Pla general de l'exterior de la comissaria de la Policia Local de Montblanc i del magatzem on es guarden temporalment gossos abandonats, i d'una noia passejant tres gossos per la zona, en una imatge publicada el 26 de desembre del 2016

agente, abandonado, recogida, acogida, Policía Local, custodia, animal, Guardia Urbana, protectora, perrera, perro, Montblanc

Pla general de l'exterior de la comissaria de la Policia Local de Montblanc i del magatzem on es guarden temporalment gossos abandonats, i d'una noia passejant tres gossos per la zona.

La Policía de Montblanc acoge temporalmente perros abandonados y la cifra de recogidas se dispara un 40%

El animal acogido convive entre 24 y 48 horas con la plantilla y algunos agentes han acabado adoptando alguno

Actualizada 26/12/2016 a las 09:56

La Policía Local de Montblanc acoge temporalmente perros abandonados dentro de las dependencias policiales, una práctica inusual fuera de las competencias habituales. El animal sólo permanece unas horas, entre 24 o 48 horas, a la espera de que aparezca su dueño o se le encuentre un nuevo hogar. Durante este tiempo se mantiene el perro perdido en un almacén de la comisaría, entre señales de tráfico y material diverso. La jefa del cuerpo policial, Custòdia Hernàndez, reconoce que estas no son las mejores condiciones y que el servicio no se puede gestionar como correspondería. Además, la retirada de perros en vía urbana cada vez les genera más trabajo. De un año en el otro, el número de recogidas se ha disparado un 40%. La buena voluntad del cuerpo policial se ha ido difundiendo y últimamente animales abandonados son encontrados justo al límite del término, una picaresca que contribuye a este incremento. Algunos agentes sensibilizados con la causa han acabao adoptando alguno de ellos. Reconocen que inevitablemente les acaban cogiendo efecto.

Ya hace años -aproximadamente desde que entró en vigor el marco normativo en materia de perros potencialmente peligrosos-, que la Policía Local de Montblanc se encarga de recoger los perros abandonados en vía pública por el término municipal. Des de hace un tiempo, sin embargo, los guarda dentro de la comisaría durante uno o dos días como mucho, a la espera de determinar su destino, ya sea localizar a su dueño, encontrarle un nuevo hogar o trasladarlo, en última instancia, a una perrera. Se les mantiene ligados, con comida, agua y espacio para dormir, en un pequeño almacén donde la policía guarda su material. Este servicio de retirada y acogida provisional de perros, inusualmente prestado por un cuerpo policial -ya que es más propio de ser asumido a través de administraciones como ayuntamientos o consejos comarcales-, está tomando vuelo.

Si en el 2015 se retiraron 40 perros, este año han sumado un total de 67. «Sale uno por la puerta que ya nos entra otro; cuando tenemos uno nos avisamos por WhatsApp para que nadie de nosotros entre por el almacén», explica la jefa policial. La gran mayoría de perros, una cincuentena, los ha recogido el titular. De estos, sin embargo, la mitad ni estaban censados ni llevaban chip. El dueño, una vez ha recogido el animal, es obligado a hacerlo, y casi todos ellos cumplen, según la policía. Sólo se han dado casos puntuales, de reincidencia en el abandono de perros y caso omiso a los requerimientos, que han acabado en denuncia por falta leve -una multa hasta los 200 euros- o grave, en algún caso extremo -hasta los 600 euros de sanción. El resto se les ha llevado a una protectora -9-, en adopción -5-, y en custodia o acogida temporal -3.

«Se hace extraño convivir con un perro por aquí, es complicado, no es lo que nos toca, pero lo hacemos, porque estamos muy comprometidos con el bienestar de estos animales y nos gustan», afirma el agente policial Verònica Sáez. Ella misma adoptó hace tiempo uno de los perros que encontraron perdido por el término. Y no es la única. De una plantilla con una quincena de agentes, un tercio se ha quedado con un perro. Algunos les tocan especialmente la fibra sensible, como el caso de un perro dócil y frágil que bautizaron con el nombre de 'Charly'. Su estancia en la comisaría se dilató una semana para evitar que fuera a la perrera y finalmente un familiar de un policía se avino a quedárselo. Y es que sin chip, localizar al propietario del animal se convierte en tarea ardua y compleja.

Según fuentes consultadas en el Ayuntamiento, el censo actual es de una cincuentena de perros -dos años atrás superaban los 200. Desde el consistorio, y también con la ayuda de una asociación animalista, se está en contacto permanente con la Policía Local para ayudar a encontrar un nuevo hogar para los perros perdidos. La aplicación 'eBando' los ayuda a hacer difusión, si bien de voluntarios para adoptar o para acoger de forma temporal siempre hacen falta. Ahora, además, en Montblanc, un municipio que nunca ha tenido perrera, se encuentra con el impaso que la protectora Olescan de Torredembarra, a la cual trasladaban los animales, está siendo investigada por irregularidades, por lo cual se añade el interrogante de donde se podrán llevar a partir de ahora los perros abandonados en la capital de la Conca de Barberà.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43