Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Caçadors de Mont-roig del Camp, caçant el conill.

Los cazadores tarraconenses piden más presión para controlar el jabalí

Caçadors a Mont-roig del Camp caçant el conill.

Los cazadores tarraconenses piden más presión para controlar el jabalí

Este domingo se inicia la temporada de caza menor con la vista puesta al capturar conejos, palomas torcaces o tordos

Actualizada 09/10/2016 a las 12:20

A partir de este domingo y hasta el primer domingo de febrero, los cazadores de la demarcación de Tarragona empiezan la temporada de caza menor, con unas capturas que van dirigidas principalmente al conejo, la paloma torcaz o el tordo. El jabalí, sin embargo, sigue siendo uno de los focos que obliga a los cazadores a estar alerta durante más meses al año, de septiembre hasta marzo y, si hay daños, durante todo el año. Con todo, el presidente de los cazadores en el Campo de Tarragona, Joaquim Vidal, considera que no es suficiente porque es un animal que está en un aumento constante y los cazadores «con los efectivos disponibles, no lo pueden parar». Por eso piden que la administración «se ponga las pilas» e «invente otro sistema de capturas», como podrían ser las trampas. «Cada año cazamos más jabalíes, pero cada año sube el número», detalla Vidal.

Más jabalí
Vidal ha apuntado que hay un «aumento incesante» de jabalí, que ahora pueden cazar durante siete meses, a diferencia de los cuatro que se permitían antes. Además, desde principio de año, los cazadores han hecho más de 180 batidas excepcionales de jabalíes por daños a la agricultura. En cambio, el conejo empieza a estar más controlado y ha dejado «un respiro» a los cazadores, haciendo que los daños en la agricultura sean mínimos, según Vidal. Por otra parte, «la perdiz tiene muchas dificultades para salir adelante y se mantiene bajo mínimos» a causa, principalmente, de la transformación del campo por parte del hombre, que «crea una desestabilización a la hora de criar y defenderse de los depredadores», además de los efectos que tiene sobre esta especie el cambio climático.

Menos licencias y más jabalíes
Para la temporada de este año, hay unas 14.000 licencias, casi mil menos que el año pasado, que se debería al hecho de que no hay un gran número de nuevas incorporaciones, sumado a la retirada de cazadores de edad adelantada. «La sociedad no nos entiende y hay entidades emergentes en contra de la caza. Al fin y al cabo crea un freno que dificulta nuevas incorporaciones», apunta a Vidal, que ve diferencia en una «pequeña punta de cazadores que sí que van a la caza mayor, como al jabalí».

Capturas en trampas
«No es suficiente que nosotros cazamos en periodo hábil y los jabalíes del Priorat o Montsant no son como los de Collserola, que te vienen a comer en la mano», apunta el presidente de los cazadores en el Campo de Tarragona que recuerda los daños que estos animales provocan en los campos. «Ahora cogemos uva, avellana, almendra, algarroba... y también tenemos conejos, jabalíes y corzos, que se comen todo eso», ha detallado Vidal, que ha ejemplarizado que «si no se cazaran palomas torcaces, no comeríamos avellanas de Tarragona».

Por todo ello, la federación reclama que se idee otro sistema de capturas porque «con escopeta no es suficiente y el número de jabalíes se queda prácticamente igual de'una temporada en la otra». Las trampas, basadas al poner un cebo para coger el animal, serían una alternativa cuyo coste tendría que sufragar la administración, según los cazadores. Hoy por hoy, el colectivo calcula que cada cazador se gasta unos 1.300 euros (en desplazamiento, licencias, manutención de los perros, etc.) en temporada de caza para capturar jabalíes.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43