Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El CAP de Calafell pateix tal massificació que alguns pacients han d'arribar a esperar dues hores.

Los médicos denuncian un verano de colapso en las urgencias de toda la región

El CAP de Calafell sufre tal masificación que algunos pacientes tienen que esperar dos horas.

Mediaset

Los médicos denuncian un verano de colapso en las urgencias de toda la región

El Col·legi de Metges explica que los servicios de los CAP de Costa no dan el alcance, ya que se han multiplicado por cuatro el número de pacientes

Actualizada 24/08/2016 a las 21:05

El Col·legi Oficial de Metges de Tarragona (COMT) descarga toda su artillería pesada contra el Departament de Salut y las diferentes empresas sanitarias proveedoras del territorio. «Este verano los facultativos están ejerciendo en unas condiciones que perjudican la salud de los ciudadanos y de los médicos. A consecuencia de la carga asistencial por el aumento poblacional y de patologías estacionales, esta corporación denuncia que el sistema sanitario se está viendo afectado en todos los ámbitos», se aseguraba ayer en un comunicado.

El presidente del COMT, Fernando Vizcarro, denuncia especialmente la situación que se está viviendo en varios Centros de Atención Primaria de las zonas costeras, como Calafell, Torredembarra o Cambrils, «los médicos tienen un listado de pacientes durante los meses de julio y agosto que se multiplica por cuatro. Habitualmente, en invierno dentro de su horario de visitas, disponen de agujeros con el fin de atender servicios de atención espontánea –de urgencia– pero, en este momento, no tienen, porque incluso tienen que llenar a los pacientes de las consultas del compañero cuando se marcha de vacaciones. Antes ponían sustitutos», apuntaba.

Con todo, según el Departamento de Salud, en la región sanitaria del Camp de Tarragona se incorporaron desde el 1 de julio 31 médicos, 25 profesionales de enfermería y 23 auxiliares administrativos, que se concentran en los centros de Coma-ruga, el Pinar, Calafell, Gimbernat, l'Hospitalet, Miami Platja, Salou y Torredembarra. En Terres de l'Ebre se incorporaron 7 médicos, 7 profesionales de enfermería y 7 auxiliares administrativos.

Pero según el COMT entre todo el personal del mismo CAP se cubren los servicios de urgencias, también llamados de Atención Continuada, pero el colapso de sus consultas imposibilita que los profesionales puedan dedicar más horas al servicio sin cita previa. Aparte, la avalancha de turistas y ciudadanos de otras zonas, que no tienen adscrito un médico en aquel centro, hace que algunos ciudadanos de la misma localidad, ante una visita urgente, tengan que hacer, incluso, horas de cola para ser atendidos. Todo eso que denuncia el COMT se materializa, día tras día en el CAP de Calafell que, a pesar de aplicar refuerzos en la plantilla, se ha visto desbordada prácticamente todo agosto algunos usuarios han llegado a esperar hasta dos horas para poder ser visitados por un médico.

La atención primaria en el ámbito rural que el Servei Català de Salut está ofreciendo este verano no es demasiado mejor, Vizcarro apunta que muchos ciudadanos pasan sus vacaciones en zonas rurales y que crecen a los usuarios de los pequeños consultorios pero, en cambio, no hay casi refuerzos con el fin de disminuir la presión asistencial. Eso acaba produciendo según el COMT, «una sobrecarga para el médico, que complica el desarrollo de su tarea profesional y comporta un aumento del riesgo que se vea afectada su salud personal», además, «el facultativo se encuentra ante un dilema: sabe perfectamente que ante un enfermo concreto hace falta ingreso en hospital o en el centro sociosanitario pero, atendiendo a los recursos disponibles, eso no es posible», denunciaba.

Y es que la situación en el ámbito hospitalario y sociosanitario también es crítica, «se ha hecho patente el descenso de recursos mediante el cierre de camas y quirófanos, que provoca que sigan creciendo las listas de espera,» dice el COMT. Precisamente, esta saturación de los hospitales y Centros de Atención Primaria hace que los pacientes acaben saturando de rebote, los servicios de Urgencias, «los médicos a menudo tienen que tratar patologías que no les corresponden». Además, el COMT tampoco está satisfecho, como ya ha denunciado en varias ocasiones, con el nuevo modelo sanitario, que prioriza a la hora de atender a pacientes críticos los Vehículos de Intervención Rápida -VIR- por encima de las UVI móviles -SVA-, «es insuficiente para atender las urgencias de nuestras comarcas».

Por todo ello, el COMT reclama «una vez más» que el Departamento de Salud, comandado por el republicano Toni Comín, elabore un plan de recursos específico para cada nivel asistencial «adaptándose a las necesidades del territorio». También pide «que se reinvierta en las comarcas tarraconenses y se resuelva el agravio presupuestario con respecto al resto de demarcaciones». Y es que Tarragona es la provincia que más damnificada sale de los recortes a sanidad. «Es una cosa que no entendemos, ¿por qué aquí? Pero es que en su momento no nos renovaron los equipos y no adaptaron nuestros hospitales a las nuevas tecnologías. Estructuralmente, los hospitales también se están haciendo viejos. Al Joan XXIII hay algunas partes que se encuentran en una situación ruinosa», comentaba Vizcarro.

Médicos con contratos basura
Algunos de los profesionales están en situación precaria, según denuncia Vizcarro, «reclamamos sueldos dignos, puestos de trabajo adecuados y poder desarrollar una estabilidad contractual. Somos unos de las profesiones donde hay más contratos basura, total para ahorrarse cuatro duros en la Seguridad Social». De hecho, muchos profesionales tarraconenses optan por probar suerte en el extranjero, «desde 2012 las solicitudes de certificados de idoneidad profesional para marcharse han aumentado un 29,5% a nuestras comarcas», apuntaba el COMT.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43