Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Hugo Campoy va entrar a l'escola de música amb sis anys i ara se'n va a fer el grau superior a Alacant.

«En el conservatorio dejo a unos profesores inolvidables»

Hugo Campoy entró en la escuela de música con seis años y ahora se va a hacer el grado superior a Alicante.

Olívia Molet

«En el conservatorio dejo a unos profesores inolvidables»

El villa-secano Hugo Campoy marcha a Alicante a seguir los estudios de guitarra
  • Cristina Serret

Actualizada 15/07/2016 a las 17:38

«Los guitarristas somos gente sociable», asegura Hugo Campoy con una gran sonrisa. Este villa-secano, que hace honor a lo que dice, se despide estos días del Conservatorio de Vila-seca, que ha sido su casa desde que tenía seis años y entró, decidido a aprender a tocar la guitarra, como lo hacen su abuelo, su padre y su tío.

«Mi abuelo, Andrés Campoy, nació en Ceuta y es cantaor flamenco. Ha tocado con los mayores, como Morente. Mi padre, Juan Andrés, también ha sido de tocar la guitarra. Y yo, de pequeño, tenía una guitarra eléctrica de juguete y los veía a todos cantar y tocar. Mi tío Antonio tenía un grupo de rock...».

Con este poso familiar era casi imposible que Hugo Campoy no acabara haciendo de este instrumento su pasión: «me gusta tocar la guitarra porque es un instrumento que tiene alma y transmite muchísimo. Es como la voz, tiene un alma que es capaz de llegar a quien te escucha», asegura.

Sólo poner los pies en el Conservatorio de Vila-seca ya se chocó con el profesor que, de manera más profunda, ha acabado marcándole el camino: Enrique Malo. «Enrique me ha enseñado, sobre todo, a tener valores. Es una bellísima persona y lo aprecio no sólo como profesor, sino como un miembro más de mi familia. Se ha portado súper bien conmigo y se ha aplicado al 100% al enseñarme. Lo mejor que me llevo ahora que acabo es haber tenido un profesor ejemplar».

«Gracias»
El curso que viene Hugo Campoy seguirá los estudios de grado superior en Alicante, donde seguirá su formación de la mano de Nacho Rodes, «un grande, con a quién pude hacer una clase y es de lo mejorcito que hay en España, tanto como profesor como con respecto a la interpretación.»

Con este cambio de vida Hugo Campoy cierra un ciclo ligado al Conservatorio, y sobre todo a los profesores que lo han acompañado. «Sólo puedo decir 'gracias', me llevo el recuerdo de un departamento de Guitarra increíble, y unos profesores inolvidables. También quiero recordar al departamento de Cant, que es excelente, que me han tratado como uno más y me han valorado muchísimo. También a las profesoras de lenguaje musical, Maribel y Charo, que siempre han estado ‘por allí’, y seguro que me dejo alguien...».

Hugo tiene un recuerdo para sus maestros de canto porque esta es también una de sus grandes pasiones. En este sentido se decanta sobre todo por la música popular y pop, e incluso ha entrado en el terreno de la composición. «Yo considero que me ha ido muy bien ir por mi cuenta además del trabajo en el Conservatorio, pienso que los músicos tienen que ser artistas lo más completos posible, y por eso intento abarcar todo lo que puedo».

Con respecto a su perfil como guitarrista, Campoy se define como «resolutivo»: «quizás no soy el mejor, de hecho seguro de que no lo soy, pero más o menos salgo adelante bien. Y además siempre intento transmitir, que los que me escuchan sientan alguna cosa, despertarles algún sentimiento».

De cara al futuro, lo único que pide es poder seguir dedicándose a la música y llegar al máximo de personas posible, «ya sea como guitarrista, como cantante o con las dos cosas. Gustar a la gente es lo más importante, me gustaría que la gente me escuchara, les gustara y quisieran seguir la música que hago». Para hacer realidad este sueño cuenta con el apoyo absoluto de sus padres. «Me dicen que vaya ‘a por todas’, confían en mí, que es lo más importante».

Hugo Campoy asegura que el camino recorrido para llegar aquí ha sido agradable y que no ha comportado sacrificios, porque «cuando haces lo que más te gusta, no es ningún sacrificio». Eso sí, ahora ha tenido que renunciar a su segunda gran pasión: el baloncesto.

De momento, este verano, aprovechará para hacer cajón trabajando en PortAventura y siguiendo con las clases particulares a niños y niñas. En septiembre, con la entrada del nuevo curso, se irá a Alicante, donde seguirá trabajando fuerte con la guitarra.
 
«Con la música, de todo un poco y cuanto más, mejor»

De bien pequeño Hugo Campoy ya escuchaba a su abuelo Andrés, cantaor de flamenco, y las notas que salían de su guitarra le hicieron un poso que ya no se ha marchado. Se confiesa enamorado de todo tipo de música y también se declara apasionado de cantar y de la mezcla de estilos: «me encanta cantar, y también complementar el clásico con otros estilos de música, porque eso te enriquece y te llena, pienso que es interesante utilizar técnicas del clásico para aportar otras cosas a la música». A la hora de escuchar música sigue la misma máxima, «hace falta estar abierto y escuchar de todo. Me gusta el flamenco, el pop de Bisbal y Carrasco, y maestros de la guitarra como Zoran Dukic, David Russell, Miguel Poveda, Morente, y cantautores como Pablo López. Me gusta la manera que tienen los compositores de escribir letras aparentemente sencillas pero que lo aciertan de lleno. Pero no me puedo mojar, con la música, de todo un poco y cuanto más, mejor».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43